Música solidaria en el Penal 1

Aunque ya se habían realizado eventos culturales de gran magnitud y diversidad musical, “la jornada marcó un hito en cuanto a la cantidad de voluntades que se sumaron a la propuesta”, señalan los organizadores. Los integrantes de Yajá Porá trabajaron contrarreloj durante las jornadas previas al evento. Las principales tareas tenían como objetivo acondicionar Se acondicionó especialmente un sector del Penal como escenario desde donde actuaron las distintas bandas. Los equipos y materiales utilizados para el recital fueron donados o prestados por organismos como el Cine Móvil, Cooperarte y el Museo de Artesanías y ciudadanos. El sonidista Carlos Kbal fue unos de los puntales de la jornada al no descuidar ningún detalle en su trabajo con un equipo de sonido que se fue armando según iban apareciendo los aportes y préstamos para el recital.
Por su parte, el actor Horacio (Chirola) Fernández se encargó de la presentación y animación durante toda la jornada. El recital animado por Horacio Fernández y con sonido a cargo de Carlos Kbal comenzó con de candombe Tumbagua. Luego le siguieron el reggae de la mano de Cabo Verde, una banda que supo ganarse aplausos respetuosos y también la complicidad de quienes los escuchaban. Gisela Méndez Ribeiro y su banda aportaron chamamé del Mercosur, sapukays y una calidez infinita que fue respondida con palmas y suspiros. El grupo de cumbia los Cyranos fue uno de los que más presencia de público y expectativas convocó. La banda Senior Risas desplegó rock y energía sin límites. Para terminar, La Murga interpretó algunas de sus canciones más conocidas, se puso a disposición de quienes los escuchaban y regalaron CDs de su último disco.
Así, el recital del tereré fue el modo en que Yajá Porá y la Red DD.HH eligieron para cerrar el año. El trabajo de ambas organizaciones se dirige a visibilizar la situación de personas en situación de cárcel y plantear estrategias de construcción de una vida digna. Entre los otros proyectos concretados a lo largo de este año por ambas organizaciones se destaca la muestra de esculturas y tallas de mitos guaraníes que recorrió museos, escuelas, bibliotecas y también fue expuesta con la participación de sus realizadores en el Juzgado de Paz Barrial Nº 1 de Corrientes. También a lo largo de este año se fortaleció la vinculación con el Museo de Artesanías Folcklóricas de la provincia, espacio donde uno de los integrantes de Yajá Porá realiza una capacitación y en el que se exponen y se encuentran a la venta algunas piezas artesanales realizadas por el grupo. Así, durante este período por primera vez se realizó una articulación con el Festival de Cine Guácaras 100% regional, para lo que se estableció un espacio alternativo de proyecciones en la cárcel y la instauración del premio El Otro Guácaras. Integrantes de Yajá Porá participaron además de jornadas de capacitación y debate en espacios académicos y de una ronda de trabajo con el Superior Tribunal de Justicia, la Universidad Nacional del Nordeste, el Ministerio de Educación de la provincia y otras instituciones en torno a la iniciativa de un proyecto integral de educación superior en de capacitación y debate en espacios académicos y de una ronda de trabajo con el Superior Tribunal de Justicia, la Universidad Nacional del Nordeste, el Ministerio de Educación de la provincia y otras instituciones en torno a la iniciativa de un proyecto integral de educación superior en contexto de encierro.
Alejandro Pizarro