Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

VIERNES 6/4 – 10 HORAS- LARROQUE Y CAMINO J. D. PERÓN – TRIBUNALES DE LOMAS DE ZAMORA

Marcos Bazán: Un inocente preso desde hace ocho meses

(APL) “Una vez más nos movilizamos a los Tribunales de Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires, para exigir la libertad inmediata de Marcos Bazán. Desde hace ocho meses venimos denunciando que el proceso judicial que lo ha encarcelado está plagado de irregularidades y que por lo tanto nos encontramos ante una causa armada. Desde la UFI N° 2 lo han señalado como el responsable del femicidio de Anahí Benítez, pero no han demostrado ninguna prueba que explique dicha responsabilidad. (…) No hay una sola prueba que involucre a Marcos en este terrible hecho; por ello, hemos presentado el pedido para su excarcelación y su sobreseimiento definitivo. Requerimos al juez de garantías Sebastián Monelos que acepte nuestra solicitud. A su vez, exigimos a la UFI N°2 que profundice la nueva línea de investigación que desvincula de manera clara y contundente a nuestro amigo. Mantener a un perejil detenido mientras los verdaderos femicidas siguen libres es un verdadero perjuicio a quienes día a día luchamos contra la violencia de género.(Fotos: Flor,novia de Marcos Bazán/ Claudio Castro de la Coordinadora contra la Impunidad Policial; Nora Cortiñas,Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y Mariano de Familiares y Amigos)

Para las fiscales Verónica Pérez y Fabiola Juanatey, Marcos nunca fue un simple sospechoso: desde el primer momento lo sentenciaron como el principal culpable. Como muestra de ello basta con repasar las declaraciones de Pérez ante el periodista Luis Novaresio del día 07 de agosto de 2017, donde afirmaba que: “entre el profesor y Bazán está el culpable”. Luego de semejante liviandad para hacer declaraciones mediáticas, lo único que restaba era demostrar lo que previamente se había decretado, y para ello era necesario manipular y forzar los débiles indicios que poseían.

Sin embargo, a lo largo de estos ocho meses los argumentos de la fiscalía no han hecho más que demostrarse inviables y el circo mediático y judicial montado para estigmatizar a Marcos y a su entorno sólo logró desviar la atención en torno a la pregunta de quiénes son los verdaderos culpables. De este modo, no pudieron demostrar la conexión entre Marcos y Marcelo Villalba – el comprobado violador de la víctima- por la simple razón de que nunca estuvieron en contacto. Tampoco se encontraron pelos ni otro tipo de rastro de la joven en la casa de Marcos, ni existe coincidencia entre la tijera levantada en su terreno con la tijera perteneciente a un amigo de la estudiante; en la misma senda, la apelación a una supuesta llave que abrió la casa de Bazán sólo resultó ser una mera manipulación mediática. Por su parte, un informe pericial demostró que los rastros de tierra existentes en una de las palas de Marcos son los mismos que existen en toda la reserva, de manera que no se puede afirmar que esa pala haya sido utilizada para enterrar a la adolescente. A la vez, nadie ha sido capaz de explicar cómo se pudo mantener secuestrada a una persona a lo largo de toda una semana en una honguera (con una estructura de plástico y madera) sin que nadie se diera cuenta. Todo esto significa que ni uno sólo de estos supuestos indicios pueden tener peso judicial.

Por último, no podemos dejar de mencionar el eslabón principal de esta causa armada: la afirmación de que un perro detectó la presencia de la víctima en la casa de Bazán. Tanto los acusadores como los medios de comunicación han fabricado una verdadera leyenda urbana en torno a este rastrillaje. Sin embargo, pocos fueron quienes se preguntaron por qué los anteriores perros que pasaron por el terreno no llevaron hasta la casa de nuestro amigo. Si no fuera que estamos ante un tema realmente preocupante, el sobredimensionamiento que este aspecto adquirió a lo largo de ocho meses podría llevar a pensar que en vez de tener cuerpos especializados de fiscales y policías sería mejor que las fuerzas del orden público estuvieran en manos de un grupo de simpáticos y fieles cuadrúpedos.

En estos días, gracias a la labor del perito Juan Carlos Lombardi (destacado especialista en perros de rastreo, presidente de la Asociación Civil Escuela Canina de Catástrofe y miembro de la organización internacional IRO), se han detectado groseros errores en el rastrillaje realizado con el perro Bruno – que van desde la escasa preservación del área de rastreo hasta el permanente direccionamiento realizado sobre el animal por parte del instructor del operativo (el efectivo de la policía bonaerense, Diego Tula)-. Además, la precariedad de los certificados de capacitación de este instructor – que constan en el expediente- no hacen más que sembrar un manto de sospecha sobre la forma en que actúa la policía ante estos casos. En conclusión, a esta causa le “metieron el perro”, aunque por supuesto la culpa no es de Bruno.

Todo lo anterior demuestra que no hay una sola prueba que involucre a Marcos en este terrible hecho; por ello, hemos presentado el pedido para su excarcelación y su sobreseimiento definitivo. Requerimos al juez de garantías Sebastián Monelos que acepte nuestra solicitud. A su vez, exigimos a la UFI N°2 que profundice la nueva línea de investigación que desvincula de manera clara y contundente a nuestro amigo. Mantener a un perejil detenido mientras los verdaderos femicidas siguen libres es un verdadero perjuicio a quienes día a día luchamos contra la violencia de género.

¡MARCOS BAZÁN ES INOCENTE!¡BASTA DE CAUSAS ARMADAS!/¡EXIGIMOS SU LIBERTAD INMEDIATA Y QUE SEA SOBRESEIDO DE MANERA DEFINITIVA!

Amigos y Familiares de Marquitos Bazán

Última modificación: 4 de abril de 2018 a las 18:56