Agencia
Para La Libertad

Periodismo de Intervención social

CÁRCEL DE CORONDA -COMISIÓN ANTIRREPRESIVA Y POR LOS DERECHOS HUMANOS

Tras ser prendido fuego por el Servicio Penitenciario de Santa Fe, César Giménez agoniza y ocultan adónde está internado

(Por Juan Pueblo/ APL) Luego que un agente penitenciario provocara el incendio y los uniformados se desentendieran del tema:“Los gritos desesperantes de Giménez fueron , “auxilio me quemo! ¡Lisandro, ayúdame, me prendió fuego la policía, habrán la puerta por favor me quemo”!“, gritó toda voz y repetidas veces hasta que cayó inconsciente tragado por el fuego que salía por la ventana hasta el techo del pabellón(...)Las llamas consumieron la cortina propagándose a las demás pertenencias de Giménez mientras esté dormía. Para cuándo reaccionó, la única salida estaba sellada tanto por el fuego como por la barra – dispositivo mecánico con que se traban todas las puertas a la vez y que es operado desde afuera del pabellón por el celador – y por los pasadores (dos en cada puerta) por lo que le era imposible salir de ese lugar una vez comenzado el voraz incendio. César Giménez entonces comenzó a gritar desde la ventana que es al patio del pabellón 12 con gritos desgarradores que alertaron a la población de este pabellón. Tras mirar cada uno por su ventana -de las celdas del pabellón 12 que dan hacia la ventana del pabellón 10 – pudimos observar como Giménez era tragado por las llamas al salir estás por la ventana habiendo colmado ya todo el espacio interior de la celda , con lo que todos al unísono tanto del pabellón 10 como del pabellón 12 que ya se encontraba abierto – mientras que el 10 permanecía cerrado- comenzaron a gritar y poner en alerta a los celadores del diez y del pabellón 12 sobre la situación que se estaba dando. Los gritos desesperantes de Giménez fueron , 'auxilio me quemo! ¡Lisandro, ayudame, me prendió fuego la policía, abrán la puerta por favor me quemo!’, gritó toda voz y repetidas veces hasta que cayó inconsciente tragado por el fuego que salía por la ventana hasta el techo del pabellón”. Fragmentos salientes del relato de Juan Pueblo. Por su parte, Giménez permanece en grave estado y es un misterio el sitio donde está internado, información que oculta el SPS. Más abajo, narración completa de los hechos de J.P., cuyo nombre real mantenemos en reserva, por obvias razones.

LOS HECHOS
El viernes 3 de agosto, siendo la hora 5:50 de la mañana se realizó el recuento en el pabellón diez como es común cada día. Dicho recuento o pase de lista consiste en que el o los celadores de cada pabellón toma asistencia a cada uno de los detenidos alojados en sus celdas. Para ello golpea la puerta, a lo que el interno debe responder desde el interior de forma audible. Es normal que a esa hora de la mañana los presos que no trabajan se hallen dormidos, por lo que a veces el celador debe golpear con más insistencia que en otras celdas dependiendo de la profundidad del suelo del preso que la habita. Ese mencionado viernes 3 de agosto el celador tras llegar a la celda de Cesar Giménez Rondón, golpeo pero el sueño profundo en el que se encontraba este no le permitió contestar rápidamente .. a lo que el celador metió la mano por el pasaplatos -abertura en la puerta de treinta centímetros horizontal y diez centímetros de altura – y tiro de la cortina colgada del lado interior de la celda de Giménez la cual cayó sobre un calentador eléctrico utilizado por él para palear el frío del invierno. Acto seguido se desató el incendio.

Las llamas consumieron la cortina propagándose a las demás pertenencias de Giménez mientras esté dormía. Para cuándo reaccionó, la única salida estaba sellada tanto por el fuego como por la barra – dispositivo mecánico con que se traban todas las puertas a la vez y que es operado desde afuera del pabellón por el celador- y por los pasadores (dos en cada puerta por lo que le era imposible salir de ese lugar una vez comenzado el voraz incendio. César Giménez entonces comenzó a gritar desde la ventana que es al patio del pabellón 12 con gritos desgarradores que alertaron a la población de este pabellón. Tras mirar cada uno por su ventana – de las celdas del pabellón 12 que dan hacia la ventana del pabellón 10- pudimos observar como Giménez era tragado por las llamas al salir estás por la ventana habiendo colmado ya todo el espacio interior de la celda , con lo que todos al unísono tanto del pabellón 10 como del pabellón 12 que ya se encontraba abierto – mientras que el 10 permanecía cerrado- comenzaron a gritar y poner en alerta a los celadores del diez y del pabellón 12 sobre la situación que se estaba dando.

Los gritos desesperantes de Giménez fueron , “auxilio me quemo! ¡Lisandro, ayúdame me prendió fuego la policía, habrán la puerta por favor me quemo!“, gritó toda voz y repetidas veces hasta que Giménez cayó inconsciente tragado por el fuego que salía por la ventana hasta el techo del pabellón … Lizandro es un interno amigo de Giménez que está detenido en el pabellón 12 en una celda cuyas ventanas quedan enfrentadas , separadas por un espacio de 12 metros aprox. Y a una misma altura en el primer piso por lo que pudo observar con nitidez como. Giménez se quemaba ya que sus gritos eran muy profundos y desgarradores además de tener como objeto pedir ayuda a éste.
Los celadores del pabellón 10 por su parte trasera ser alertados de este incendio provocados por ellos mismos, no tomaron ninguna acción inmediata para revertir la situación ni para permitir que otros compañeros ayudarán a Giménez a salir de su celda , puesto que mantuvieron a todos encerrados por al menos cinco minutos .. con lo que los compañeros del pabellón se agolparon contra las puertas, armando tal ruido hasta que por fin los dejaron libres habiendo la barra … En ese momento los compañeros del pabellón 10 se precipitaron entre las flamas con baldes de agua para combatir el fuego y retirar del la celda a Giménez que se hallaba inconsciente y carbonizado en el piso …tal es así que al tomarlo por las extremidades a Giménez se le desprendía la piel quedando el cuero rostizado en las manos de quienes lo rescataron …
Acto seguido lo llevaron hasta la entrada del pabellón .. dónde fue retirado por el servicio médico y a partir de ese día nada se ha vuelto a saber de Giménez . Tampoco se realizaron peritajes ni hubo ningún tipo de acción por parte del servicio penitenciario que indique que los hechos fueron investigados.

Por el contrario se le hizo saber a la población por medio de los celadores que era mejor abstenerse de realizar denuncias u otro tipo de acción contra los celadores y/o la institución penitenciaria ya que esto podría desencadenar que les quitasen las pocas comodidades que ya tienen .. es decir los amenazaron con probarlos de todo si denunciaban … razón por lo cual nos acercamos a la Comisión Antirrepresiva y por los Derechos Humanos para pedir intervención en dicho asunto .

Última modificación: 17 de agosto de 2018 a las 11:52