CORRIENTES

Sillas vacías

(Por Hermindo González*) El macabro juego de la silla vacía. El Estado es responsable: todos conocemos y hasta quizás jugamos en algún cumpleaños infantil al “juego de la silla”: donde habría más participantes que sillas y ante cada deserción se quitaba una silla. El Estado desde el advenimiento mismo de la democracia y hasta la fecha nos ha inscripto y nos hace participar, obvio no a todos están exentos los privilegiados, los del poder político y económico, de un macabro “juego” de la SILLA VACIA: y esto se advierte en fechas como la que nos aprestamos a “celebrar, pero se siente, padece, duele, se llora TODOS LOS DIAS. Desde 1983 (datos Correpi), son 6.500 víctimas de gatillo fácil, violencia institucional en el país, cada una de ellas tiene una familia y en cada familia desde ese mismo instante el ESTADO es RESPONSABLE DE ESA SILLA VACIA.

En nuestra provincia la silla de AGUIRRE, CHICHARRA, ESCOBAR, OJEDA, NINO LARGUERI, KEVIN, EXEQUIEL, MARTIN, BENJAMIN GOMEZ, ESCALANTE, ARAPI, ALEXIS, LAUTARO, estoy siendo injusto porque la lista es mucho más amplia, solo quiero ejemplificar, esas sillas ESTAN VACIAS, y hoy quiero recordar, quizás la celebración nos haga sentir más dolor, porque hoy esa silla vacía es el motivo de DE ENTENDER QUE ESAS FAMILIAS YA NO FESTEJAN, YA NO CELEBRAN, YA NO SE REUNEN, por ellos les faltan, esa SILLAS VACIAS DE LAS CUALES EL ESTADO ES RESPONSABLE nos marca que ELLOS NOS FALTAN A TODOS.

ABOGADO GONZALEZ HERMINDO*: MARCHA PROVINCIAL POR JUSTICIA.

JORNADA EN PARQUE PATRICIOS- CABA

26/12 – desde las 15 HS: Almafuerte al 300 Plaza China Cuellar

(Por Alfredo Cuellar)  En estas fechas festivas, para nuestras familia son días de mucha tristeza, no existen más noches buenas, sino noches malas llenas de tristeza ,pero hay algo que aprendimos, aprendimos a convertir nuestro dolor en lucha, en actividades culturales y en un sinfín de cosas más ,y esos aprendimos de todxs lxs que nos acompañaron que hicieron de nosotros una muralla inquebrantable de resistencia y lucha, por tal motivo les queremos invitar a la jornada  en memoria de la China, asesinada el 23- 12-2012 por el Servicio Penitenciario Federal, en la Cárcel de Ezeiza.

Cronograma

15.30hs Apertura  de la jornada

16hs nada/ nadie( blues)

Luz Gómez ( folklore)

17hs , Cira (Rap)

Gytana ( hip hop/ Rap)

18hs radio abierta( testimonios de familiares  víctimas de la violencia estatal)

19.30 Dúo de Danza fcbd ( Kasa La  Gomera)

20 hs proyecciones 

20.30 Hs Delirius Trement( punk rock)

Dosis Final ( ritmo libre)

CONFERENCIA DE PRENSA- 28- 12 HS- EN EL OBELISCO

Libertad y no extradición a Facundo Molares

Facundo Molares, ciudadano argentino, militante y comunicador popular está detenido en la Unidad N° 6 de Rawson, por una solicitud de extradición desde el gobierno narcoterrorista de Iván Duque, del cual resultó amnistiado en el año 2016 junto con todos los integrantes de la organización FARC en los Tratados de Paz de la Habana y ONU.   Hoy el estado colombiano no garantiza un juicio justo ni la integridad personal del compañero, es de conocimiento público que a la fecha lideresas y líderes de organizaciones y movimientos sociales son asesinados a diario, las extremas violaciones a los derechos humanos que ese estado perpetra contra su propio pueblo son moneda corriente.

 Desde las coordinadoras por la liberación de Facundo Molares rechazamos el pedido de extradición a Colombia, atentos a que es un Preso Político y ciudadano argentino

La vida de Facundo Molares está en riesgo.   Además, su situación de salud  es extremadamente delicada, como consecuencia del tratamiento inhumano durante su detención bajo la dictadura de Jeanine Añez en Bolivia. Problemas renales, pulmonares y cardiacos severos que hacen aún más vulnerable su situación

El hecho de que sea Guido Otranto el juez federal quien está a cargo de la causa por el pedido de extradición, cuyo accionar encubridor y cómplice en la causa de desaparición forzada de Santiago Maldonado fue escandaloso, no hace más que aumentar nuestro estado de alerta.

Exigimos a la Justicia Argentina la Libertad y No Extradición de Facundo. Su extradición marcaría un aberrante primer antecedente  para las luchadores y luchadores populares , siendo  un ciudadano argentino, con posibilidad de ser juzgado en otro país pasando por encima de todos sus derechos constitucionales, trayendo a la memoria las formas que se daban  las democracias restringidas y  las dictaduras en América Latina con el Plan Cóndor. 

Hacemos responsable al gobierno nacional de la integridad del compañero. Desde las diferentes perspectivas políticas de las cuales formamos parte, convocamos a la máxima unidad para frenar esta injusticia en curso.

Y llamamos a  la más amplia expresión de Solidaridad a los organismos de derechos humanos, organizaciones políticas y sindicales, movimientos sociales, referentes populares

No a la extradición de Facundo Molares

Libertad Inmediata!

Libertad a Todos los presos políticos!

RAWSON, CHUBUT 21 DE DICIEMBRE

En honor a nuestrxs caídos

(Texto y fotos; Sonia Coca/APL)

Rafael Nahuel yem PRESENTE/ Elias Garay yem PRESENTE

La presencia de los sectores más oprimidos ocupó las calles de un pueblo – ciudad capital- de Chubut.

Así se ejerce la soberanía.

El chamuyo siempre es de ellxs.

Se derogó sí. Pero la lucha continúa y no es en casita y por las redes.

Más claro… KO, es decir AGUA.

Desde la APL (Agencia para la Libertad)

JALLALLA PACHAMAMITA!! MARICI WEU!!

(las imágenes fueron tomadas de camino de los restos de legislatura hasta la residencia del gobernador (ja) Mariano Arcioni.

RAWSON, CHUBUT

20 de diciembre 2021

(Texto y foto: Sonia Coca/APL) El mejor homenaje a nuestrxs caídxs el 20 de diciembre de 2001 lo hemos dado en las calles de una provincia que pasa desapercibida en el vasto territorio denominado argentina. La pueblada de Chubut tiene que ver con la defensa del agua, sí. Con la defensa del territorio. Con la protección de nuestra madre tierra, Mapu, Pachamama, naturaleza – si quieren-. Pero también tiene que ver con el hartazgo producido por una casta de viciosos dirigentes y dirigentas, algunxs proxenetas, coimeros, burócratas, ladrones de guante blanco que sin pudor hablan de “paz social” de reclamos “sin violencias”.

Como hace veinte años atrás, retumban en las calles de Rawson los cánticos “que se vayan todos, que no quede ni uno solo”. Esta suerte de repentina memoria colectiva surge no hoy ni ayer. Hace casi dos décadas el peronismo – con sus distintas variantes- malgobierna la provincia de Chubut. Durante los últimos años manipularon y aniquilaron las arcas del estado provincial y como de capitalismo se trata, el ajuste siempre lo paga el pueblo trabajador.

Durante años con la venia de todos los poderes del estado y de las burocracias sindicales, abusaron de los sectores más vulnerables y oprimidos. Surgieron los pagos en tres, cuatro cuotas de salarios paupérrimos. La perversión de las “institucionalidades representativas” le permitieron decir al escribano de Lázaro Báez, Mariano aArcioni,  devenido en gobernador “- qué, no tienen unos ahorritos?Y no, las mayorías sólo sumaban deudas para sobrevivir.

Lxs trabajadores docentes y demás asalariados del estado provincial y privados realizaron distintos reclamos sectoriales, acampes, movilizaciones, marchas. Medidas todas boicoteadas desde las dirigencias reformistas y burócratas filok.

Y llegó la pandemia. Y con ella, operaron con el miedo y un sujeto cuasimellizo de Berni , en este caso Massoni como Ministro de Seguridad, excedido de pasión y yerba mate aplicó la política de la mano más que dura.

Las elecciones próximo pasadas, le hicieron saber a estos representantes alineados obviamente con el gobierno de Fernández y Fernández que les estaba llegando su fin en el reinado. Cambio de figuritas y rollplaying por un rato.

Las asambleas de vecinxs por el “No a la Megaminería”, presentaron dos Iniciativas Populares, un mecanismo constitucional que posibilita al “pueblo” ejercer su soberanía. La Honorable (?) Legislatura de la provincia no sólo modificó/fraguó en primera instancia la primer IP sino que se negó de hecho a tratar la segunda IP. Para ello, contaron con los sicarios de los sindicatos de Comercio, de la UOCRA (construcción), Camioneros y Petroleros ( “el amigo Loma Ävila, para Alberto).

Las estrategias de la dictadura extractivista con sus sicarios y/o las fuerzas represivas del estado, no sólo se excedieron al “disuadir” a familias enteras sino que pretendieron arrasar con las barriadas populares haciendo estragos durante estas últimas jornadas.

De manera proporcional creció la digna rabia de una sociedad hastiada de migajas y aunque en el día de la fecha, el gobernador Mariano Arcioni anunció la derogación de la ley -pena de muerte- la población sigue en las calles ya que también ha sido anunciado en su lugar la convocatoria a un plebiscito provincial.

El  martes 21 de diciembre debería sesionar la legislatura provincial. Pareciera que sería una sesión virtual porque a todas luces el miedo cambió de bando.

Mientras tanto la gente ocupa los espacios públicos como debe ser, como hace veinte años.

Con la firme convicción de que ya decidió.

Y No es No. Que se vayan.

RAWSON, CHUBUT

Como hace 20 años, las calles le pertenecen al pueblo

(Texto y foto: Sonia Coca/ APL) En la capital de la provincia de Chubut, no cesa la movilización popular. A mayor represión mayor participación. Familias enteras se suman a las convocatorias que se replican en cada rincón de la provincia. La casta política enquistada en la Legislatura provincial debiera sesionar el próximo martes, sin embargo ha trascendido que “por seguridad” estarían evaluando otra defraudación a la sociedad que los alimenta y no sesionarían. Las y los representantes del pueblo se esconden del pueblo trabajador a quienes han saqueado y violentado no sólo naturalizando la corrupción y la impunidad sino pretendiendo hipotecar el futuro no sólo de la sociedad sino de la naturaleza que nos da vida.

SOMOS MILES.

Se reproducen imágenes, audios, vídeos de la indignación de una sociedad cansada no sólo de los saqueadores, sino también de “los pacifistas progres” cuyos intereses pretenden mantener el estatus quo de una institucionalidad cada vez más decadente.

Sin embargo, somos miles y la única salida, en principio es la derogación de la Ley XVII Nº 149 (Decreto 1285/21)

Como hace 20 años “Que se vayan todos” resuena en las calles de Chubut.

CORRIENTES: A 20 AÑOS DE LOS 39 CRIMENES DEL ESTADO.

Ramón Arapí el recuerdo popular que continua resistiendo la pobreza y el olvido de la clase política que no se fue

(Por Hermindo González*) El presidente Fernando De La Rúa decretaba el 19 de Diciembre de 2001 el Estado de Sitio, ya sin rumbo y sin respuestas con la única finalidad de reprimir la protesta y la búsqueda de alimentos de un pueblo dejado en la indigencia. Santa fe dio la primera señal de hambre extremo y de la voluntad genuina de tomar alimentos de los Supermercados que tantas veces tomaron todo el dinero del pueblo. Estos comercios fueron blindados por personal policial. Y no conformes con protegerlos, además daban señales de persecución, detención y muerte en las zonas próximas.  Mis vecinos  organizados en Centeno y Arequipa, el Supermercado MIX: a tan solo una cuadra y con tanto alimentos era el objetivo FAMÉLICO. Durante gran parte de la noche tentaban y eran reprimidos por un gran operativo policial-represivo.  A Ramón Arapí no lo conocía, aún no sabía que se transformaría en pocas horas en un emblema de la situación Social y Política y brutalmente asesinado.(Fotos: Arriba: Ramón,. Abajo: Elena, su hermana y el abogado de la causa Hermindo González)

Acompañó Ramón los reclamos y luego regreso a su casa a tomar terere con un amigo, en eso estaban cuando de improvisto se apareció la F 100 sin identificación  con cuatro miembros de la policía de la provincia quienes amenazaron con arma de fuego y en su intento de evitar ser golpeados, Ramón ingresa al domicilio de su amigo seguido por personal policial, y dentro del domicilio le efectúan disparos de arma de fuego con la pistola reglamentaria, cae, pide auxilio, se desangra, ante la mirada burlona de los policías, quienes lejos de ayudar, lo tomaron, lo arrastaron hacia afuera y lo dejaron abandonado en la vereda, huyeron, si…huyeron cobardes, asesinos, impunes.

Lo que no esperaban es que su familia, especialmente su HERMANA NORMA, desde el momento mismo de tomar conocimiento y hasta la condena de los asesinos (16 años despues), no paro en su afán por justicia. Las tomas fotográficas horas posterior al crimen tomada por ella venció, incluso, a las inclemencias climáticas que más tarde borraron las huellas del asesinato y hubieran conspirado contra la Verdad.

Se pedía que todos se vayan,  e incluso la corporación política vestida de oposición acompañaba el pedido y por algún tiempo acompaño el reclamo de justicia por RAMON, parecían hasta creíbles, pero ni bien arribaron a los acuerdos políticos: FACILMENTE OLVIDARON A RAMON ARAPI, y fue su familia, su madre casi ciega que era maltratada por la Jueza que instruía, su Hermana Norma invizibilizada y los hermanos y primos INCLUSO PERSEGUIDOS POR PORTACION DE APELLIDO. Así en soledad continuamos luchando y 16 años después pudimos condenar y detener a los Cuatro Policía ASESINOS, la madre de RAMON NO PUDO TENER LA SATISFACCION DE ESE MOMENTO, falleció, al igual que su padre años antes.

Hoy 20 años han pasado y el sistema es el mismo, se profundizó la exclusión, la pobreza y sigue siendo la represión el único mecanismo para sostenerlo, ah y otra cosa NO SE FUE NADIE, son los mismos y es la misma clase política, solo lo social, los vulnerables recordamos esta fecha y a RAMON ARAPÍ uno de los 39 ASESINADOS POR EL ESTADO.

A 20 AÑOS RAMON ARAPI EL RECUERDO POPULAR QUE CONTINUA RESISTIENDO LA  POBREZA Y EL OLVIDO DE LA CLASE POLITICA QUE NO SE FUE.

*Hermindo González MARCHA PROVINCIAL POR JUSTICIA Y ABOGADO QUERELLANTE EN CASO ARAPI

CONVOCATORIA

A 20 años del 19 y 20 de diciembre de 2001, ¡seguimos en las calles!

Este domingo 19 de diciembre, al cumplirse 20 años de la rebelión popular del 2001, diferentes corrientes y tradiciones revolucionarias y de lucha  ponemos en pie una jornada en Plaza de los dos Congresos con conversatorios de intercambio político e histórico, intervenciones artístico-culturales y un festival. NAdemás de aportar a la marcha unitaria que se realizará el 20 de diciembre, damos así un puntapié inicial para un debate político amplio entre la militancia clasista y popular, desde la necesidad y la urgencia de recuperar el significado histórico de estas jornadas de lucha popular de nuestro pueblo.

Buscamos construir un diálogo entre compañeres para avanzar en propuestas y conclusiones que ordenen nuestras proyecciones colectivas. Para nosotres el 2001 no fue solo crisis, hambre y saqueos: el 2001 representó también un despertar político y una escuela de lucha de masas que aún nutre nuestras luchas.

El 2001 quebró los mecanismos de disciplinamiento   -parcialmente exitosos- del terrorismo de Estado, las hiperinflaciones, el desempleo y la precarización laboral. Puso en el centro de la discusión política los cuestionamientos al capitalismo, al Estado y la clase dirigente, económica y política. Quienes lo protagonizamos/ron llevaron adelante formas de democracia de base, de acción directa en las calles, de construcciones cotidianas de base en el territorio y en las fábricas. Establecieron lazos de solidaridad entre sí, y perfilaron prácticas basadas en la autoorganización, la autonomía de clase, la autoemancipación y el poder de les de abajo. Reflejaron en los hechos aquella frase de que ” la emancipación de la clase obrera solo puede ser obra de lxs obrerxs mismos”

A diferencia de los sectores que lucharon junto a nosotres pero encontraron caminos de integración y relegitimación del orden burgués, nosotres seguimos en las calles: en las asambleas populares del movimiento piquetero y el movimiento ambiental, en el surgimiento de nuevas generaciones de militancia sindical clasista, en la recuperación de sindicatos y seccionales, en la lucha plurinacional ante el sistema heterocispatriarcal,  en la resistencia ante las violencias por parte de las fuerzas represivas, entre otras cosas.. A pesar de la pandemia, seguimos en las calles acompañando cada reclamo de nuestra clase.

La jornada contará con 10 conversatorios para abordar aspectos de las luchas en las que el 2001 fue eje articulador entre dos momentos diferenciados de nuestra historia reciente: movimiento piquetero, movimiento obrero, feminismos, DDHH, bachilleratos populares, luchas anti extractivistas, medios alternativos, arte y cultura. En talleres debatiremos sobre la globalidad del proceso desde los métodos de lucha que reactualizaron estas jornadas y su continuidad en las luchas actuales. A su vez, nos preguntaremos cómo este estallido se puede comprender a la luz de las políticas imperialistas del FMI y el Banco Mundial en la región y cómo las luchas contra estas políticas siguen totalmente vigentes en Argentina y en América Latina.

Creemos que retomar el hilo rojo de esta experiencia, transmitirla a  las nuevas generaciones y, sobre todo, retomar las viejas tradiciones de debate político no sectario de nuestra clase es el mayor aporte que podemos hacer en una conmemoración de estas características.

Les invitamos a participar de esta jornada político cultural el 19 de diciembre a partir de las 15hs en la Plaza de los dos Congresos, Callao y Rivadavia. En la próxima difusión estaremos girando el cronograma general de talleres.

Si te interesa sumarte a organizar podés escribirnos a 2001al2021enlascalles@gmail.com

Más información en nuestras redes:

Web: 

19y20.com.ar

FB:

https://www.facebook.com/2001al2021enlascalles-102203668992614

TW:

IG:

https://www.instagram.com/2001al2021enlascalles/

Contacto de prensa: Antonella 1563595791

Organizan:

Medios Alternativos:

Antena Negra tv

Colectivo de comunicacion Contrahegemoniaweb

La Colectiva Radio

Indymedia Argentina

Radio Semilla

Movimientos Sociales:

Coordinadora por el Cambio Social ; FOL (Frente de Organizaciones en Lucha /Movimiento de los Pueblos (FPDS Corriente Plurinacional / MULCS / ILS / Movimiento 8 de Abril / Igualdad Social ) FOB Autónoma / FAR y COPA en Marabunta / OLP Resistir y Luchar

Organismos de DDHH:

CADEP (Coordinadora Antirrepresiva por los Derechos del Pueblo)

Bachilleratos Populares:

Bachillerato Popular Simón Rodríguez FAR

Bachillerato Popular Centro Cultural de lxs Trabajadorxs FAR

Bachillerato Popular Rincón FAR

Bachillerato Popular El Galpón Cultural de Claypole FOL

Bachillerato Popular El Llamador del Galpón de Tolosa FOL

Bachillerato Popular Lago del Bosque de Merlo, en La Trinchera

Espacios de Arte, Política, Feminismo y Educación:

La Escuelita de Arte Callejero y Propaganda

Centro Cultural y Comunitario La Toma

Esquina Rebelde

Espacio Cultural, Político y Social La Casita de Guernica y Cooperativa de Producción Agroecológica-CO.P.A

Awkache-La Plata

La Trinchera

Muralismo Nomade en Resistencia

Muchos Mundos Ediciones

Feministas de Abya Yala

Pañuelos en Rebeldía

Organizaciones Políticas:

Acción Socialista Libertaria (ASL)

Horizonte comunista

Opinión Socialista

Marabunta Corriente social y politica

Partido por la Revolución y el Comunismo – PRC

SUBVERSIÓN

SROV Zona Sur adherida a F.O.R.A.

Adhieren

Roja Y Negra-Organización Política Anarquista

Editorial Madreselva

Consejerías de vivienda

PRML (Partido Revolucionario Marxista Leninista)

La Linterna Noticias

Comisión de compañeros y amigos de Carlos Petete Almirón

Hilo Rojo Colectivx Militante

Claudia Korol

Organización 19 de diciembre

Colectiva Feminista Las Azucenas

Hilo Rojo Colectivx Militante

Multisectorial contra el agronegocio – la 41(Manada Ecofeminista La Tierra Que Nos Parió – Las floras libertarias – Suteba Marcos Paz – Ecofeministas SAG – SUBVERSIÓN -Defensorias de Géneros – independientes)

Agencia Para la Libertad

ARCHIVO DE CASOS DE CORREPI

“En 2021 el estado mató una persona cada 17 horas”

(Por Adriana Meyer) Durante 2021 fueron asesinadas 981 personas por el Estado, en sus diferentes modalidades represivas con preminencia de un considerable aumento de las muertes en lugares de encierro. “La deuda es con el pueblo”, es la consigna de la presentación anual del Archivo de Casos de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) en Plaza de Mayo, que engloba otras: “Basta de gatillo fácil, femicidios de uniforme, muertes en cárceles y comisarías, desapariciones en democracia y represión a la protesta social”. Y así lo gritaron en la plaza sus militantes y los familiares de las víctimas en esta ya tradicional cita de cada diciembre, acompañados por organizaciones sociales, políticas, sindicales y de derechos humanos. “Desde 1983 hasta 2021 las personas asesinadas por el aparato represivo del estado son 8.172”, enumeró Correpi, una organización autogestiva que cumple tres décadas.

“Hace más de 30 años empezamos a salir a las calles para denunciar las distintas formas que adopta la represión policial en democracia, nos empezamos a organizar desde la masacre de Budge en 1987, los fusilamientos de Agustín Ramírez en 1988 y de Marcelo “Peca” Rivero en 1989, la detención, tortura y muerte de Walter Bulacio en 1991 nos dio el impulso final para dar forma a lo que desde mayo de 1992 se llama Correpi”, dijo la abogada María del Carmen Verdú, una de sus fundadoras. “Seguimos señalando las responsabilidades políticas, gobierne quien gobierne; y a 20 años reivindicamos la memoria de las 38 personas que calleron en la represión a la rebelión popular de 2001, y recordamos a nuestro compañero Carlos ‘Petete’ Almirón”, agregó. El público ondeó sus banderas y gritó “presentes”. Varios videos mostraron las imágenes de los familiares con el puño en alto y la foto de sus seres queridos asesinados, que se sumaron a Correpi “en el peor momento de sus vidas, para construir a partir de su dolor una lucha colectiva y organizada contra cualquier forma de represión”.

LOS DATOS DEL ARCHIVO

Durante 2021, a pesar del paulatino cambio del ASPO al DISPO, los datos objetivos que surgen de los documentos de Correpi no son alentadores. En esta 26ª actualización, incorporaron 585 casos al Archivo, lo que hace un total de 8.172 desde 1983 hasta mediados de noviembre de 2021. De esos casos nuevos, 417 ocurrieron en el curso de 2021. En términos generales se destacan picos en los años de crisis: 1989-91, 2000-2001, 2009/10, 2013 y los cuatro años 2016-2019, bajo la Doctrina Chocobar. En particular, el año 2020 y los primeros once meses de 2021 muestran otro salto importante, debido al crecimiento inusitado de muertes en lugares de detención en pandemia. “Aunque no todas las muertes fueron por covid-19, esto comprueba el impacto brutal que tuvo la falta de políticas adecuadas para proteger a la población carcelaria frente a la pandemia”, expresó la organización.

En los últimos dos años, la muerte bajo custodia triplica los fusilamientos por gatillo fácil. “Esto es consecuencia directa de que, sin que se modificara la política punitivista que abusa de la prisión preventiva –salvo cuando son represores– y dilata las concesiones de beneficios ganados como la libertad asistida o condicional, en el contexto de pandemia, además de las muertes por covid-19, se multiplicaron los fallecimientos por otras enfermedades evitables o que no hubieran causado la muerte extra muros”. Además, el hacinamiento y los reclamos aumentaron los niveles de violencia carcelaria, y por ende, las muertes durante protestas o por castigos.

Desde el escenario montado frente al Cabildo, Verdú destacó que hubo un incremento de facultades a las fuerzas durante la pandemia. “Muy lejos quedaron algunas medidas iniciales auspiciosas como la derogación de los protocolos Bullrich, la saturación represiva en los barrios sigue en alza con proyección de crecer como demuestran los presupuestos de provincia y de Ciudad de Buenos Aires, los dos gobiernos a ambos lados de la grieta, planean destinar más fondos a la infraestructura represiva que a la educativa o de la salud”, dijo la letrada. “En las últimas semanas trascendieron fusilamientos de gatillo fácil y muertes en lugares de detención, las dos modalidades predominantes en nuestro archivo: la Policía de la Ciudad fusiló a Lucas González en Barracas, la Bonaerense a Luciano Olivera en Miramar, y Lucas Galván fue asesinado a tiros por un miembro de la Prefectura Nacional; Alejandro Martínez murió torturado en la comisaría de San Clemente del Tuyú, y Eric Valdez murió del mismo modo en la comisaría de Concordia, Entre Ríos; la policía de Chubut está reprimiendo ferozmenteal pueblo movilizado y en Jujuy crece la represión a les trabajadores”, enumeró.

Respecto de las muertes en comisarías, es necesario remarcar que la mayoría sigue correspondiendo a personas que no estaban detenidas por acusaciones penales, sino arbitrariamente arrestadas por averiguación de antecedentes o faltas y contravenciones. “En esos casos resulta aún más incomprensible el argumento de la ‘crisis depresiva’, como dicen los partes policiales para justificar los ‘suicidios’, pues son personas que en horas recuperarían la libertad”. Rodolfo Walsh lo explicaba mejor que nosotros: “Como todo el mundo sabe, la melancolía que inspiran las altas paredes de una celda fomenta negras ideas en los jóvenes débiles de espíritu, los ebrios, los chilenos carteristas y, en general, la gente sin familia que pueda reclamar por ella. Otro factor deprimente que acaso contribuya a la ola de suicidios en tales calabozos son las inscripciones que dejan los torturados”.

Desaparecer en democracia

Respecto de las desapariciones, trascendió, debido a la movilización popular, la de Lautaro Rosé en Corrientes, en el marco de una razzia policial contra la juventud reunida en la costanera de la ciudad. Su cuerpo sin vida fue encontrado por pescadores días después, un kilómetro río abajo del lugar donde se lo vio por última vez, escapando de la policía. “Los asesinatos en el marco de causas fraguadas para ‘hacer estadística’ y los hechos resultantes de otros delitos cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad, reconfirman la constante participación policial en delitos comunes, vendiendo información, proveyendo zonas liberadas, proporcionando armas o interviniendo directamente en la organización de robos tipo comando, tráfico de drogas y autos robados, secuestros extorsivos, trata de personas, entre otros, incluso a veces como parte de ‘operaciones de prensa’ para ganar prestigio desbaratando los ilícitos que ellos mismos generan, o para ganar espacios en sus disputas de poder internas, potenciadas por la coexistencia de más de una fuerza en los territorios”, analizó Correpi.

La organización antirrepresiva, cuyo despliegue es nacional, detectó que siguen sin registrarse fusilamientos a manos de personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria en 2020 y 2021. “Esto se explica a partir de la prohibición, dispuesta a principios de marzo de 2020, a los miembros de esa fuerza federal, de portar el arma reglamentaria fuera de servicio. Sin perjuicio de la baja incidencia de esa fuerza, la menos numerosa del país, es una comprobación empírica de cómo se podría reducir el gatillo fácil significativamente si la misma decisión se tomara respecto de la totalidad de las fuerzas, ya que más de la mitad de los fusilamientos en la vía pública son cometidos por funcionarios de civil, pero que portan y usan el arma reglamentaria”.

Leandro teysseire

DE MAURICIO A HORACIO

En números netos, la Policía de la Ciudad supera por poco a la PFA (Policía Federal Argentina) en cantidad de casos en estos dos años, con el 5,20% del total de casos en ese período, a pesar de tener apenas 25.000 efectivos. “Como denunciamos con cierta repercusión cuando Lucas González fue ejecutado por policías de la Ciudad, los policías porteños acumulan 121 muertes injustificadas sobre sus espaldas. En los mismos cinco años, la policía de la provincia de Buenos Aires, dirigida en ese lapso primero por Cristian Ritondo y luego por Sergio Berni, mató 390 personas de manera igualmente injustificada”. Estas cifras podrían indicar que la Bonaerense es casi cuatro veces más letal que la de la Ciudad, pero la proporción de efectivos también es casi 4 a 1, porque mientras la porteña apenas llega a los 25.000 integrantes, la provincial supera los 95.000. Es decir que en proporción a la cantidad de efectivos, la Porteña es más letal que la temida Bonaerense. “A 14 años de gestión ininterrumpida del PRO en CABA, la letalidad destacada, antes con la Policía Metropolitana, y desde 2017 con la Policía de la Ciudad, no deja dudas del perfil particularmente represivo que impuso Mauricio Macri y continúa Horacio Rodríguez Larreta”.

FEMICIDIOS DE UNIFORME

Desde que Correpi comenzó a elaborar el Archivo pudo advertir que la enorme mayoría de los asesinatos de gatillo fácil, con su fuerte componente de control social, correspondía a varones, especialmente adolescentes, con muy pocos y excepcionales casos de mujeres y niñas. “Sin embargo, también advertimos que, en un porcentaje importante, los casos registrados de víctimas mujeres se relacionaban con situaciones de violencia machista y patriarcal. La cantidad de mujeres asesinadas por integrantes del aparato represivo estatal en el marco de ese tipo de violencias nos llevó a empezar a sistematizar esas situaciones, sin perjuicio de que, simultáneamente, encuadraran en otras modalidades según la forma de la muerte”.

En el caso de los femicidios, los dos primeros casos registrados se remontan a 1992. Desde entonces el índice ha sido creciente, hasta llegar hoy a 423 femicidios sobre un total de 722 víctimas mujeres. Esa cifra convierte los femicidios de uniforme en la primera causa de muerte de mujeres a manos del aparato represivo estatal. Registramos, además, 51 femicidios relacionados, es decir, hijxs u otrxs familiares o personas cercanas a la víctima asesinadas en contexto de violencia machista, para castigar a la mujer o cuando intentaron defenderla. Casi un tercio de los femicidios relacionados tienen niños y niñas como víctimas. En el caso de las personas trans y travestis, encontramos la gran dificultad de que, en los reportes oficiales, especialmente de personas muertas en lugares de detención, pero también en casos de fusilamientos, se consignan los nombres de los documentos de identidad. Así, aunque sabemos que son más, sólo parecen registradas como tales 11 casos de transfemicidios y travesticidios cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad.

“Estimamos, tomando como base los registros existentes a nivel nacional que, hasta fin de 2021, una de cada cinco mujeres asesinada en un contexto de violencia de género es a la vez víctima de la violencia estatal, encarnada generalmente en el arma reglamentaria. Ello da cuenta de cómo se potencian, cuando se cruzan, la violencia represiva estatal con la violencia machista y patriarcal. Y es otro dato crucial a la hora de exigir la prohibición de la portación y uso del arma reglamentaria fuera de servicio. Si las pistolas no estuvieran en sus casas, no se matarían a mujeres (o la inversa, mujeres policía no matarían a sus parejas) ni matarían a sus hijxs”.

Pandemia y malas decisiones

Además de mostrar los porcentajes totales de cada gestión de gobierno, hacemos el cálculo de los días y horas gobernadas, para obtener un dato comparable, ya que no es lo mismo haber gobernado dos años que doce. Pero lo que queda en evidencia, tanto con los números generales como al calcular el promedio diario o por hora, es que las malas decisiones tomadas a partir de la irrupción de la pandemia, que desarrollamos extensamente en la nota introductoria de este Antirrepresivo, dieron por tierra con los pocos primeros pasos en sentido inverso que se tomaron entre diciembre de 2019 y marzo de 2020. Como surge del gráfico de modalidades en los dos años de gestión actual, la cantidad abismal de muertes en lugares de detención ocurridas en ese lapso, casi el 70% sobre el total de 981 muertes a manos estatales, hacen palidecer el leve descenso de fusilamientos de gatillo fácil por fuerzas federales que detectábamos el año pasado, a partir del cambio de actitud que implicó la derogación de los Protocolos Bullrich.

Así, el escenario ha empeorado enormemente en materia de muertes bajo custodia, y aun sin la explícita promoción desde la Casa Rosada del gatillo fácil, se mantienen con muy pocos cambios las restantes modalidades, en especial los fusilamientos. El notable incremento de muertes en lugares de detención es consecuencia directa de las decisiones políticas tomadas por los gobiernos nacional y provinciales frente a la crítica situación carcelaria durante la pandemia, así como de la promoción de facultades para detener personas arbitrariamente.

Aun sin haber terminado el año, y sin contar con la información oficial completa de muertes en unidades penitenciarias federales y provinciales y comisarías, que se publicará en el curso del año que viene, registramos 273 muertes bajo custodia en 2021, de las cuales 53 ocurrieron en comisarías, y 220 en cárceles. La subsistencia del gatillo fácil, a su vez, es directamente atribuible a la ampliación de facultades que, a contrapelo de aquellas decisiones anteriores al 20 de marzo de 2021, se dio a las fuerzas federales, provinciales y de la ciudad con la excusa de la emergencia sanitaria.

REPRESIÓN A LA PROTESTA

El año pasado señalábamos que, aunque no habían faltado represiones a situaciones de protesta y conflicto social, con multiplicidad de detenciones y de personas heridas, no se habían producido muertes en esas circunstancias. El asesinato de Elías Garay en el territorio Mapuche de Cuesta del Ternero, Río Negro, que sólo fue posible porque el estrecho cerco de la policía provincial dejó ingresar y luego permitió la retirada de los particulares que le dispararon, constituye la primera muerte en el marco de un conflicto social, bajo la modalidad de la tercerización de la represión. Todos estos datos de la realidad ratifican la pertinencia y utilidad de las medidas que promovemos como parte de la Agenda Antirrepresiva urgente, que permitirían mejorar sensiblemente la protección de la vida y la integridad física de las personas frente a la violencia descargada por el aparato represivo estatal.

Este año 2021, Elías Garay, comunero mapuche de Río Negro, se convirtió en el primer asesinado en la represión a un conflicto social en esta gestión, bajo la modalidad de la tercerización, sólo que en lugar de ser una patota de la burocracia sindical, como la que mató a Mariano Ferreyra, esta vez fueron sicarios vinculados a la empresa de (de)forestación que pretende las tierras ancestrales del pueblo Mapuche.

Los datos registrados, con una acumulación de 26 años, permiten extrapolar tendencias y sacar algunas conclusiones. Las que nosotros sistematizamos y exponemos se basan estrictamente en la información recogida, que nunca ha podido ser desmentida ni puesta en duda por ninguno de los sucesivos gobiernos a los que señalamos como responsables de las políticas que llevan a la represión en su respectiva etapa. Pero debe quedar claro que el trabajo de compilar el Archivo y las conclusiones que sacamos de estos fríos números son parte de la lucha organizada contra la represión que nos determina como militantes. Por ello, no esperen encontrar un trabajo aséptico, desligado de convicciones y principios. La contundencia de los datos sólo confirma, año a año, la necesidad de profundizar, en todo el país, la aplicación práctica de nuestra consigna fundacional: Contra la represión, organización y lucha.