Intervienen el Penal de Rawson

Ante el pedido fiscal, el juez SASTRE requirió al Ministerio de Justicia la intervención de esa cárcel, y advirtió “un progresivo e intolerable deterioro de las condiciones generales de funcionamiento del mencionado establecimiento carcelario y de la prestación del servicio penitenciario, y una escalada de violencia institucional, que en conjunto comprometen seriamente la efectiva vigencia de los derechos humanos de las personas allí alojadas”.

Amparo a los desamparados

Rosario 12

El Defensor General, Gabriel Ganón, presentó ayer un Habeas Corpus correctivo y colectivo, en amparo de todas las personas privadas de su libertad en las dependencias policiales de las unidades regionales de Rosario, Belgrano, Caseros, Villa Constitución, Cañada de Gómez y San Lorenzo que suman 1379 personas.

Ganón explica en su presentación que en el marco del Plan de Monitoreo de establecimientos destinados al encierro de personas del Servicio Público Provincial de Defensa Penal (SPPDP) del Poder Judicial de Santa Fe, el cuerpo de Defensores Públicos de la Segunda Circunscripción Judicial, llevó a cabo un relevamiento de las condiciones de detención. El resultado del monitoreo llevado a cabo entre los días 2 y 9 de enero de 2014 es que las condiciones de detención en las dependencias policiales relevadas no satisfacen las reglas mínimas para el tratamiento de reclusos de Naciones Unidas (ver cuadro).

Durante el monitoreo se pudo constatar:

  • Estado edilicio general deplorable.
  • Hay niveles de hacinamiento inaceptables y la cantidad de plazas por dependencia policial no se ajustan a los estándares internacionales.
  • No hay acceso a la luz natural, ni circulación de aire y la temperatura es agobiante.
  • No se proveen alimentos a los detenidos en cantidad, calidad y variedad, en condiciones higiénicas y de salubridad.
  • No existe en muchos de los lugares de detención acceso continuo al agua potable. Esta situación en tiempos de verano se vuelve inaceptable e implica un trato inhumano y degradante porque los detenidos deben requerir al personal de custodia agua potable y en ocasiones la entrega del agua queda librada al arbitrio de quien realiza la tarea de custodia.
  • No se da cumplimiento con la obligación de asegurar instalaciones sanitarias en condiciones higiénicas y de privacidad.
  • No se cumple con los estándares internacionales que obligan al Estado a asegurar condiciones higiénicas de vida, lo que tiene incidencia directa en la calidad de la convivencia y en el estado de salud de los detenidos.
  • No se provee de cama, colchón ni ropa de cama; las dependencias policiales no están en condiciones de prevenir o controlar situaciones de emergencia, como incendios, inundaciones o electrocuciones (conexiones eléctricas precarias, matafuegos descargados, los colchones no son ignífugos, no hay planes de evacuación).
  • Hubo recurrentes alegaciones de golpizas propinadas por personal policial en la vía pública al producirse la aprehensión, o inmediatamente después, que por la generalidad, reiteración y persistencia de su invocación, hacen verosímil la existencia de la denominada “bienvenida” como práctica del personal policial que se desempeña en la calle.
  • No es posible llevar a cabo ningún tipo de actividad educativa, ejercicio al aire libre o trabajo remunerado y el contacto con familiares y allegados no se desarrolla con normalidad.
  • No hay servicio médico regular, ni de enfermería, odontológico o psiquiátrico por lo que el acceso a la atención médica es paupérrimo.

En su presentación el Defensor General explica que la misma tiene por objeto “generar un mecanismo de control efectivo” asi como también “obtener la fijación del cupo legal﷓constitucional máximo de cada una de los lugares de detención, sin perjuicio y con independencia del cupo administrativo que hayan fijado las administrativas”.

Ganón propone “la clausura de determinados lugares que no reúnen ninguna condición ni para alojar en ellas una única persona”. En esta línea pide la prohibición de alojamiento de personas detenidas en los llamados “penales transitorios” y la clausura del penal de la comisaría de Capitán Bermúdez que se encuentra en un subsuelo inundable.

Finalmente explica que “previo el control requerido de los jueces se disponga el cese de la prisión preventiva de todas y aquellas personas alojadas en dichos establecimientos que no cuenten con abogado particular que los represente y respecto de los cuales se evalúe que no existen motivos para concluir que subsisten los motivos de la prisión preventiva que vienen sufriendo, por encontrarse agravadas sus condiciones de detención en forma ilegítima toda vez que ello constituye adelanto de la pena por lo que en su caso, deberá disponerse su inmediata soltura o la morigeración de las medidas cautelares existentes contra su persona”.

Tolerancia cero a la tortura

Adriana Revol

La “resocialización” toma un camino desconocido, como sucede en el penal de Villa María, donde los detenidos sufren las consecuencias de las crueles políticas del servicio penitenciario, y del poder judicial que mira para otro lado. Los jueces todavía no se han enterado que la prohibición de la tortura y los malos tratos están incluidos en un sin número de leyes nacionales e internacionales, ellos ignoran que la tortura es un delito. De esta manera el poder judicial garantiza la impunidad, y todo tipo de abusos pueden ocurrir sin ser cuestionados, y se va impartiendo el terror en las cárceles, sobrevulnerando sus derechos. Hay un estado ausente, cuando debe ser el garante de los derechos de las personas.

En esta unidad carcelaria, el director (antes jefe de seguridad), Gustavo Molina, toma decisiones arbitrarias, trasladando compulsivamente a los detenidos sin un aviso previo, provocando la falta de acceso al contacto con sus abogados defensores, con los jueces que atienden su causa, y con su juez de ejecución, que es quien debe garantizar que no se vulneren sus derechos y su dignidad personal, impidiendo un trato cruel, inhumano y degradante. El traslado también produce un desarraigo familiar, ya que por cuestiones económicas, la familia no puede viajar a tantos kilómetros.

En los últimos meses, en este lugar de detención a habido alrededor de treinta traslados compulsivos, algunos de carácter arbitrario y burocrático.
El último lo sufrió Pedro Heredia quien fue trasladado solamente para que no moleste con sus denuncias a los atropellos del servicio penitenciario. Molina solo dijo que lo mandaba a Bouwer por “razones institucionales”, pidió a sus subordinados, que solo pusieran sus datos formales. No hace falta aclarar que no hay violaciones a los derechos de estas personas sin la aprobación del poder judicial, por ejemplo el juez de ejecución, Arturo Ferreira, que debe justificar de alguna manera su honeroso sueldo, al menos firmando lo que la fuerza de seguridad le pida. De esta manera ignora que el traslado es otra manera de torturar y naturaliza y legitima esta práctica

Estos son solo algunos de los malos tratos y torturas recibidas por las personas privadas de la libertad de este penal, en los últimos treinta días.
Cristian Castellano, recibió como política de estímulo de reinserción, una buena paliza solo por usar un arito.

Iván Alejandro Díaz se cosió la boca después de haber empleado diversas tácticas, pidiendo el acercamiento con su familia, sólo pretende ver a su hijito, para lo cual pide se lo traslade a la ciudad de Marcos Juárez al menos una vez al mes. La única respuesta fue encadenarlo a una cama en la zona de enfermería, y con la amenaza de que si continuaba molestando lo iban a capear (trasladar).
También hubo varios heridos algunos de gravedad, como es el caso de Cristian Palacios, quien estuvo gravemente herido tras una pelea dentro del pabellón tres y quien al día siguiente de ser operado, ya fue trasladado a la enfermería del penal por cuestiones de seguridad.

Efraín Arce, del pabellón once terminó con veinticinco puntos en el estomago, y diecinueve en el cuello.

Rodolfo Rodríguez alojado en el pabellón diez, tiene en su cabeza catorce puntos.
Henri Zabala, a modo de protesta por tanto malos tratos se tragó unas hojas de afeitar, y estuvo internado en el hospital Pasteur, donde fue intervenido.
Estos son algunos resultados de las buenas intenciones de la dirección del cárcel
El servicio penitenciario recibe una formación totalmente deficiente o inapropiada, que ignora completamente el respeto a los Derechos de las personas.
En las cárceles, la represión, alcanza su máxima expresión.

Tolerancia cero a la tortura !!!

Nace la Agencia Para la Libertad

Rosario Fernández y Oscar Castelnovo

Muy pronto entre nosotros nacerá la Agencia de cautivas y presos, y de todos los que luchan. Casi 300 privados de libertad mueren, cada año, en los campos de concentración Siglo XXI del gobierno campeón verbal de la defensa de los derechos humanos, miles son torturados cada segundo en las cárceles de mala muerte de la Argentina. Basta a la masacre silenciada, al encubrimiento y la impunidad. Estamos juntos, estamos en lucha: Para la Libertad.

Juan Moreno y Cristian Pereyra: obligados a suicidarse

Agencia Para La Libertad

La devastación de privados de libertad es práctica oficial en el Servicio Penitenciario Federal, regenteado por el kirchnerismo y en todos los estados provinciales. Los presos y cautivas son noticia cuando se fugan, pero no cuando los asesinan directa o indirectamente quienes deben resguardar sus vidas. Singularmente, la investigación de estos crímenes la llevó adelante la Procuvín, cuyo titular es Abel Córdoba, y la nota –cuyo link brindamos continuación-, fue realizada por Horacio Cecchi, en el oficialista Página 12, http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-240284-2014-02-21.html estadísticas dicen que unos 300 prisioneros/as sucumbirán en las cárceles del país en 2014. ¿Cuántos militantes deberán sumarse a esta lucha para evitar la masacre?

Juan en huelga de hambre

Adriana Revol

A Juan le volvieron a pegar la semana pasada, él está en un módulo de máxima seguridad, un sector donde el servicio penitenciario los tiene a mal traer. El viernes pasado hicieron una requisa en su celda, sin mediar explicaciones, y esposado, lo molieron a golpes, le pisaron la cabeza y lo pateron entre varios. Le apretaron tanto la esposas que se las enterraron en las muñecas, la derecha parece fisurada, casi no tiene sensibilidad en la misma.
Si bien en ese módulo filman todo lo que hacen, a esta parte no la filmaron.
Su mamá fue a visitarlo el sábado, y lo vio tan mal, que dijo que no había ojos para mirarlo, por lo desfigurado que estaba, con el dolor que significa ver a un hijo en ese estado.
El sector donde está Juan, tiene visita solo por locutorio, una o dos horas, no más de eso.
Él pide ser visto por un médico que constate las huellas de la tortura, como moretones, y marcas en su espalda, pecho, manos, cara y cabeza.
¿Cómo se explica que una persona que está sola en su celda, y que está siendo grabada durante las 24 horas, termine con semejantes golpes?
A Juan no es la primera vez que lo torturan, ni es el único en cárceles de Córdoba, días antes las torturas le tocaron al pibe que está justo en la celda del al lado, y de paso le robaron la billetera, como suele suceder, no sólo destruyen todo en las requisas, sino que también se llevan lo que quieren.
El servicio penitenciario cuenta con un aliado fundamental para que esto continúe sucediendo, el poder judicial. El juez que intervino en este caso, avala estas acciones no dando lugar al Habeas Corpus presentado. La gran mayoría de las denuncias no son tomadas en cuenta. De esta manera los empleados del servicio penitenciario, que maltrataron y torturaron a Juan, quedan impunes.

“A mi hijo lo engarronó una banda de fiscales, jueces y policías”

Oscar Castelnovo

“Yo creía que los policías y los jueces eran de verdad”, va a decir al comprobar en carne propia cómo y por qué creció exponencialmente el segmento de “presos garrón”. Si bien la mayoría de prisioneros está tras las rejas por el delito de “pobreza”, el preso garrón, presenta un matiz. Es decir, se trata de aquellos que seres humanos que marchan a prisión sin comerla ni beberla, marchan porque son pobres y/o tienen antecedentes y/o alguien de la familia “estuvo adentro” y/o son intercambiados por alguien que pagó, cash, a policías y jueces, entre una diversidad de razones.

Cómo se sabe, estar preso o cautiva es perder, no solo el derecho a la libertad ambulatoria, sino TODOS los derechos: a la integridad, a la salud y también a la vida. Un privado de libertad muere cada 37 horas en la Argentina. En los próximos días, la Casación decidirá sobre el destino de Martín, condenado a perpetua por una entramado de delincuentes con carnet, altos oficiales y pomposas “su señorías”. Cabe destacar, que Luisa Pontecorvo, ave de rapiña, corrupta hasta la médula, exponente de la vetusta institución, es la lacra que quería mandar a prisión a Ailen y Marina Jara, las hermanas que se defendieron de quién quería violarlas. Con la prisión de su hijo Martín se le cayeron varios velos: Y creía que la fiscal Pontecorvo era una mujer y ni siquiera es un ser humano”,

-¿Cuáles son los nombres de la banda que engarronó a tu hijo Alberto?

Los fiscales: Federico Lupi y la doctora Luisa Pontecorvo que tiene fiscalía en Moreno. Ellos son los que se encargaron de que mi hijo este en las condiciones que esta hoy condenado por un tribunal de Mercedes arbitrariamente, los jueces también. También los jueces de Tribunal Nº I de Mercedes y la DDI de Rodríguez que hacen el allanamiento y le plantan armas, capuchas, precintos y otros elementos, además de robarse todas mis herramientas. Esto es algo que me toco vivir a mí y en su momento incluso en los escritos que yo envié al tribunal que lo condenó yo también le dije que iba a llegar a todas las instancias, que iba a pelear con toda mi fuerza y que también iba a recurrir al periodismo y a quien sea para poder esclarecer y aparte denunciar las anomalías y cosas que hacen estos funcionarios.
-Concretamente ,¿qué paso en el caso de Alberto?
Bueno, acá se trata de un allanamiento del que fue víctima a mi hijo, llevado a cabo por la DDI de Rodríguez o la brigada de Rodríguez no se como la pueden llamar. Ellos por medio de denuncias, por ejemplo: la persona que utilizaron se llamaba Alejandra Arancibia, la cual según ellos le hace una denuncia con respecto a que personas le habían ofrecido elementos electrónicos y demás cosas. Puntualmente se dirige hacia distintas personas que una era mi hijo.

¿Dónde es el allanamiento de tu hijo?

El allanamiento se efectuó en Moreno el barrio La Yunta.

En esa casa me decís ¿Qué él vivía con vos?

En esa casa el estaba haciendo trabajos de electricidad para poder ir a vivir con la familia, el estaba ahí en ese momento y tenía mi apoyo con todas las herramientas, un montón de cosas que había ahí adentro. Incluso ropa porque él también a veces se quedaba. Esa casa es su casa. Él la estaba terminando, es una casa precaria a la cual le estaba haciendo toda la parte de electricidad, albañilería que fue cuando se produjo el allanamiento.

¿Cuáles son las principales contradicciones de la causa?

Cuando a él lo acusan del robo cometido el 11 de junio de 2008, ellos tienen tanta mala suerte que ese día mi hijo estaba internado en el hospital de Moreno. El accidente que él tuvo con la moto se produce mismo día y misma hora, nadie puede estar en dos sitios al mismo tiempo. Y eso se pudo acreditar con el certificado del hospital cosa de que sulfuró totalmente a esta brigada porque quedaba completamente visibilizado lo que había pasado. Además, esto empieza con el allanamiento que propició esta testigo encubierta, Alejandra Arancibia, la cual miente. Porque ella, más adelante, se desdice. Todo, todo, a ojos vista queda como una causa armada.

¿Y qué sucede después de presentar el certificado del Hospital?

Al quedar en evidencia que ninguno de los hechos, ni en el caso en el cual fue allanado y en los que le imputaban tenía nada que ver recurrieron a llevarlo a otras redes de reconocimiento para ver si podían engarronarlo en alguna causa. Y esto sucede a fines de 2008, donde lo llevan a un reconocimiento por el homicidio. Lo meten en rueda en la cual participa la doctora Pontecorvo y la Brigada de Rodríguez y no permiten ingresar ningún abogado, por lo tanto en esa anomalía el juez de garantía lo absuelve, lo da por nula. Pero volvieron dos veces más la red de reconocimiento hasta que pudieron lograr su cometido, tratar de involucrarlo en el hecho.

¿A través de qué?

Al hecho lo involucran con un supuesto denuncia de un policía de nombre Julio Jorge Vertiz, quien dice que un tal Carlín un delincuente, le dijo que había escuchado que Martin, mi hijo, había estado ese día en el día del hecho del carnicero asesinado. Así con esa versión lo imputan a mi hijo. Y dio la casualidad cuando se pide que el delincuente ratifique la denuncia, estaba muerto “lo había abatido la policía”.

¿Cuánto tiempo lleva preso tu hijo?

Ya van cinco años y cuatro meses, ahora está esperando la resolución de Casación Penal.
-Una de las formas de operar de los “engarronadores” es tomar a los chicos del pobrerío y de familias donde el hermano mayor, el padre o él mismo tienen antecedentes.
Así es, esta gente opera ellos le dicen vulgarmente buchones o personas que saben que conocen de los antecedentes de las otros entonces ahí teniendo antecedentes es muy difícil poder caminar hoy por la calle porque bueno pasa esto. Es más en una causa de homicidio el Tribunal número II de Mercedes estuvo imputado un tal Carlos Romero y que casualidad, esta persona estaba detenida estaba cumpliendo condena. Asi que imagínense la barbaridad que es esto.

¿Qué te pasó al ver el verdadero funcionamiento de la policía y los jueces?

-Sufrí un gran impacto, todo cambió: yo creía que los jueces eran de verdad, creía que la fiscal Pontecorvo era una mujer. Y ni siquiera es un ser humano. Yo pensé verdaderamente que el Tribunal Nº I de Mercedes iba a leer la causa, estudiarla como corresponde y a darse cuenta de todas las anomalías que hubo, pero lamentablemente no fue así. Es más hemos descubierto que han mentido en el fallo, han cambiado cosas que pasaron en el juicio oral. Han omitido un montón de cosas y eso que hicieron es para engañar ahora al tribunal superior, o sea que es doblemente grave. Fui a ver personalmente a la doctora Pontecorvo, le hable como padre, que le hable como ser humano y ella no le tembló al pulso, a pesar de que sabe muy bien que mi hijo es inocente, lo sabe, eso es lo más grave. Porque en ningún momento siguió la investigación como corresponde sabiendo quienes son los imputados, conociendo todos los testimonios que hay en la causa, para tapar todos los mamarrachos que se hicieron en la causa, lo utilizo a mi hijo. Para ver justificar toda la incompetencia y la falta de profesionalidad del personal policial y de ella misma lo imputaron en el homicidio que hoy por hoy estamos pagando las consecuencias.

¿Qué cambio en la familia de ustedes a partir de la detención de Matín?

Iimagínese, mi hijo tiene 3 hijos, tiene esposa. Prácticamente el matrimonio de el ya esta no le digo que terminado pero con muchos conflictos, los hijos con los traumas que corresponden, mi señora con problemas de salud. Bueno yo soy un trabajador, un taxista asi que imagínese todo lo que representa para mí también tener que sortear no solamente el tema de mi hijo que está preso sino que también la familia de él y bueno todos los problemas de mis padres ó sea los abuelos de Martin, los hermanos, los primos, el barrio todo el barrio sabe que el es inocente., todo el barrio lo sabe.

¿Tienen apoyo del barrio?

Sí, nos alientan y vienen a preguntar siempre por Martin. Todo el barrio, todo Moreno sabe quiénes son los asesinos asi que bueno mas de esto no se qué decirle. Yo siempre digo que las fuerzas para luchar por mi hijo, las saco en primer lugar de Dios, soy creyente, de mi esposa y toda mi familia, y también de todo el apoyo de la gente que es solidaria con esta injusticia. Porque mi hijo goza del afecto de todo el barrio. A mí no me importa lo que me pueda suceder, yo sigo hasta las últimas consecuencias contra esta mafia. Ellos conforman, un sistema sistema corrupto que opera zona oeste y que se ensaña, no solamente con mi hijo, hay muchísimos casos más, pero la gente calla porque no tiene los medios o tiene miedo. Yo no tengo problema he hablando con la fiscal Pontecorvo he expresado esto que estoy expresando ahora, se lo he mandado por nota a los jueces por lo tanto yo ya le dije que la pelea mía iba a ser hasta el final.

Uno de los cinco héroes cubanos puede ser liberado

 
González, de 50 años, procesado en los Estados Unidos bajo el nombre de Rubén Campa, está cumpliendo una sentencia a 17 años de prisión por cargos de no registrarse como un agente extranjero y poseer documentos de identidad falsos. Su liberación anticipada obedece a buena conducta.
El primero de los cinco agentes que completó su sentencia fue René González, quien en octubre de 2011 salió de prisión y actualmente vive en La Habana.
Kurzban dijo al diario de Miami que después de su liberación de una cárcel en Arizona (oeste de los Estados Unidos), González será transferido a una cárcel de inmigración para esperar su deportación a Cuba. “No debe ser mucho tiempo. Todo el mundo lo quiere fuera de aquí”.
Por el momento la organización TheCubanFive, con sede en San Francisco, que ha defendido a estos agentes durante todos estos años no pudo ser contactada por AFP.
La liberación de “los cinco”, como han sido calificados por las autoridades en La Habana, ha sido crucial para la política exterior cubana en los últimos 15 años.
Los cinco agentes cubanos, detenidos en 1998 en Florida, son considerados en la isla “héroes antiterroristas”. Los otros tres que siguen en prisión cumpliendo sus condenas, son Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero.Cuba, que ha desplegado una campaña internacional para conseguir su libertad, reconoce que eran sus agentes, pero sostiene que vigilaban a anticastristas de Miami y no espiaban a los Estados Unidos.
Fuente: Insurgente.org

“De abajo hacia arriba, de adentro hacia afuera”

Ha tenido todo el sesgo de la “autoconvocatoria”, ya que este espacio, conformado por un grupo de compañeros en situación de cárcel ha presionado, ha interpelado, ha gestionado y ha logrado importantes reconocimientos, casi la mayoría de las veces a pesar de las propias instituciones del sistema. Hoy este grupo de personas, está reconocido intra y extramuros y es coautor de importantes proyectos, como el de Estudios Superiores, habiendo participado en un plano de igualdad – como representante del futuro alumnado- en reuniones con altos funcionarios judiciales, penitenciarios, de educación, de la universidad entre otros. Esta gestión de generación de espacios de estudios superiores, además, tiene la particularidad que ha sido propuesta, promovida y desarrollado el proyecto a través de la iniciativa de Yajá Porá y La Red de DDHH, quienes han generado vínculos y avances propositivos con la Universidad. Desconocemos si en otras unidades penales del país (creemos que no) los centros de estudios superiores han tenido esta valiosa interacción de abajo hacia arriba, de adentro hacia afuera…Por eso resaltamos esta experiencia casi autogestionaria y autoconvocada desde dentro de la Unidad Penal Nº1 de Corrientes.
Con balance positivo vamos por más. Este año pretendemos, con la misma prepotencia de trabajo, que sea el año de la legitimación del trabajo digno y remunerado, en igualdad de condiciones. Y lo haremos, a nuestro modo, abriendo pasos sin recursos ni vinculaciones con sectores de poder, sino haciendo peso en la solidaridad y el compromiso de personas e instituciones que por fuera del Estado nos acompañan en esta interacción de proyectos y sueños para generar puentes entre el adentro y el afuera que rompan con la estigmatización y el aislamiento de las personas que circunstancialmente están viviendo en situación de cárcel.
Hilda Presman-Red Derechos Humanos