Jonathan Nicolás Centeno fue asado a fuego lento

Adriana Revol – Anticarcelaria

A las dos de la tarde, los presos que estaban siendo trasladados, ya habían pasado varias horas enclaustrados en ese camión blindado con pocos orificios como respiradero. Viajan esposados de pies y manos, encadenados al piso del camión. Sin tomar agua por más que lo imploren.
La temperatura dentro del vehículo superó sobradamente los cuarenta grados. Los engrillados comenzaron a pedir que los sacaran de ese horno, sobre todo pedían por Jonathan que se había descompuesto completamente. Como siempre, el servicio penitenciario hizo caso omiso a los pedidos a todos los reclamos.

Cuando los empleados del SPC decidieron parar, ya poco podían hacer. Al hospital llegó muerto dicen los médicos. Esta es una metodología que utilizan seguido, una vez muerto el preso, lo derivan al hospital para ampararse diciendo que no le faltó atención médica, y que no murió en la prisión sino en el hospital. Los médicos se negaron a encubrir, y también hablaron de los hematomas que tenía en manos y piernas debido al encadenamiento.

Este pibe fue ejecutado por el estado. No utilizaron silla eléctrica, usaron una herramienta de tortura que explotan a diario, el camión de traslados. Los presos con causa federal viajan en mejores condiciones, pero el resto no tienen quien los escuche dentro del poder judicial, hay complicidad de la provincia con estos crímenes.

Muchas personas privadas de su libertad se niegan a los traslados, ya sea para ir al médico, de visita a la familia, para estudiar, etc. Plantean que son muchas horas de tortura. Muchas veces salen a las seis y de la mañana y vuelven de noche.
En diciembre, junto con mujeres de un pabellón de la cárcel de Bouwer, presentamos un Habeas Corpus, el juez de control todavía no aceptó el habeas. Uno de los punto es que se revea el método de traslados. El poder judicial es ciego, sordo, y mudo.
Centeno hacía tres días que estaba detenido por resistencia a la autoridad y violación de domicilio. Lo llevaban para realizarle una pericia psiquiátrica, creo que deberíamos ver bien a quién le hace falta la pericia.
Luis Angulo, ministro de justicia y derechos humanos, dice que “sin respeto a los límites, vuelven épocas nefastas”, refiriéndose al caso Chocobar. Él lleva varios años en ese ministerio, es uno de los responsables de la gravísima situación en las cárceles, de donde las épocas nefastas jamás se fueron.

Morir encerrado y encadenado en un móvil de chapa en el día más caluroso del año

Fue un día infernal. Sobre las 14,30, el termómetro llegaba a un pico de 38 grados, con una sensación térmica que superaba holgadamente los 40. Era el récord de lo que va del año.

Mientras la población se refugiaba a la sombra, y los más afortunados sumergían sus cuerpos en una pileta o en el río, esa mañana había partido desde el Complejo de Bouwer el colectivo de traslados. Acababa de finalizar la feria judicial de enero, lo que daba inicio a una serie de procedimientos de rutina, muchos de los cuales demandan la presencia de los internos en los juzgados.

A bordo de ese colectivo iba más de una decena de presos. No deberá pensarse que van “sentaditos” en una butaca con cinturón de seguridad, ni con ventilación ni con comodidad alguna. Todo lo contrario. Los colectivos de traslados son carrozados con bancos de chapa a lo largo, con dispositivos para sujetar a los presos con cadenas al piso del móvil. Ventilación: alta y casi nula, cerrada con metal desplegado lo que apenas permite una mínima circulación del aire. En el mejor de los casos…
Según los registros meteorológicos, el 5 de febrero fue el día más caluroso de 2018. Ese día trasladaron en una caja de lata a un grupo de internos.

A bordo de ese móvil viajaba, entre otros muchachos, Jonathan Nicolás Centeno. La semana pasada había cumplido 22 años y había ingresado a prisión el sábado anterior por resistencia a la autoridad y violación de domicilio.

El destino del viaje era la Alcaidía de Tribunales II. Allí Jonathan tenía cita para que le realizaran una pericia psiquiátrica.

El escueto comunicado oficial del Servicio Penitenciario dice que en momentos en que era trasladado “sufrió una descompensación a bordo el móvil en el que era conducido junto a otros internos”.

Ante el desesperado pedido de ayuda de sus compañeros de viaje, el móvil se detuvo. Según el parte de prensa, “el personal penitenciario procedió a aplicar maniobras de reanimación”, que aparentemente no surtieron efecto, hasta que decidieron tomar rumbo hacia el hospital Príncipe de Asturias, en Villa El Libertador y a sólo 11 kilómetros de la Cárcel de Bouwer.

LLEGÓ MUERTO Y CON MARCAS EN LOS TOBILLOS

“No hubo mucho por hacer”, detalló un médico de la guardia de ese hospital de la órbita municipal, al ser consultado para la producción de esta nota. El muchacho no presentaba signos vitales a su ingreso, según consigna en la propia historia clínica del joven Centeno, leída por el facultativo que fuera consultado por ENREDACCIÓN.

En el documento no se consigna la causa eficiente de la muerte, ya que cuando el interno ingresó ya estaba muerto. “Por eso no se pone la causa de la muerte, porque uno como profesional tiene que firmar lo que le consta, no lo que le dicen las personas que lo trajeron”, explicó.

El muchacho no presentaba signos vitales a su ingreso, según consigna en la propia historia clínica del joven Centeno. “Por eso no se pone la causa de la muerte, porque uno como profesional tiene que firmar lo que le consta, no lo que le dicen las personas que lo trajeron”, explicó un médico que tuvo acceso a la historia clínica.

Pese a lo hermético de la información oficial acerca de la muerte, y de los pocos detalles que brindó el Servicio Penitenciario, este medio pudo confirmar que también en la historia clínica se dejó constancia de que el joven presentaba escoriaciones en el hombro derecho y además notorios “hematomas en los tobillos y en las piernas de distinta evolución”.
Las marcas en las muñecas y tobillos de Centeno son testigos de las condiciones del traslado, en el día más caluroso del año, cuando el termómetro llegó a 38° y la sensación térmica superó los 40°.

EL INFIERNO DE LOS TRASLADOS

Esa descripción coincide con una vieja práctica del Servicio Penitenciario que es la de trasladar a los internos encadenados por los tobillos y muñecas.

Tanto los tratados internacionales como la ley provincial y hasta disposiciones del propio SPC prohíben esta práctica, que en la realidad se sigue haciendo. Incluso hubo fallos de la Justicia Provincial y Federal en junio de 2013 prohibiendo expresamente este tipo de medidas de sujeción, y que al parecer no son acatados.

“Son una caja de zapato, todo de chapa, la ventilación es muy poca. Es muy común que en esta época del año, sobre todo los presos más grandes, se descompensen”, sostuvo una alta fuente penitenciaria

Tal situación es reconocida por lo bajo por los propios penitenciarios, argumentando que “por la falta de personal y por la cantidad de internos que hay que trasladar, no te queda otra”.

Claro que en el verano, la situación se vuelve aún más inhumana. La mayoría de los traslados se dan en colectivos, y algunos otros -normalmente desde las cárceles del interior provincial – en vehículos Traffic.

“Son una caja de zapato, todo de chapa, la ventilación es muy poca. Es muy común que en esta época del año, sobre todo los presos más grandes, se descompensen”, sostuvo una alta fuente penitenciaria, agregando además que “el personal de traslados hace maravillas para cumplir con todos los tribunales y comisiones, en móviles que no están aptos para este tipo de traslados”.

“ES PEOR QUE ESTAR EN LA CÁRCEL”

Pidiendo expresa reserva de identidad por temor a represalias con ellas mismas o con sus familiares detenidos, un grupo de mujeres accedió al pedido de este medio para describir lo que se vive durante los traslados.

“Tengo a mi papá en Bouwer. Suelen trasladarlo a Tribunales, y siendo que él es asmático, no le dejan abrir las ventanillas ni le permiten llevar el disparo para el asma porque dicen que va en contra de la seguridad”, contó Y.Z..

Por su parte, hablando en primera persona, S.O. no dudó en considerar que “el traslado es lo peor de estar en la cárcel”. Dijo que en los móviles “está todo cerrado, no corre una gota de aire”, agregando luego que en una ocasión ella misma sufrió una descompostura a bordo del móvil. “En castigo me hicieron bajar al último”, aseguró esta ex interna del Correccional de Mujeres de Bouwer.

Otros familiares se quejaron de los recorridos que se prolongan durante todo el día, “teniendo a la gente encerrada en esos móviles todos de chapa, al rayo del sol”.

“El traslado es peor que estar en la cárcel. En los móviles está todo cerrado, no corre una gota de aire. Una vez sufrí una descompostura en pleno traslado, y en castigo me hicieron bajar al último”, detalló una ex interna del Correccional de Mujeres de Bouwer.

En concreto, la situación particular en torno a la muerte de Jonathan Centeno fue derivada a la Fiscalía de Distrito 2 Turno 5°, bajo la cual se hallaba detenido. Pero también se dio intervención al Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario.

Mientras se discute el rol del policía Chocobar asesinando por la espalda a un hombre que huía tras apuñalar, una muerte absurda e inhumana vuelve a poner al contraluz el sistema de nuestras cárceles, y de nuestro paradigma de seguridad..

Con el Código Penal en la Mano

Julia Cardal

Las órdenes se libraron en el marco de una investigación por “daños”, figura penal leve, con la cual se caratularon la rotura de vidrios de un banco y el escrache a una conocida casa de comidas rápidas en el centro cordobés. Según sostiene el fiscal, los hechos ocurrieron en el marco de la realización en Córdoba de la Tercera Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil el pasado 28 de Agosto.

Si bien el fiscal aseveró en una conferencia de prensa brindada una vez concluidos todos los operativos no tener como objetivo la militancia política de las personas cuyos locales resultaron allanados y que lo que investiga son “delitos comunes”, las organizaciones afectadas denunciaron el carácter intimidatorio de los procedimientos por parte de la policía y la incautación de materiales que no pueden relacionarse con el supuesto delito de “daño” investigado.

De por si, llama la atención la envergadura y la cantidad de procedimientos ordenados en base a una figura penal sumamamente leve.

Asimismo, a contrapelo de lo expresado por el fiscal en cuanto a negar el carácter político de la las medidas ordenadas, Entre los elementos incautados se encuentran teléfonos celulares de los militantes, que según admitió el mismo fiscal su decomiso tiene como objetivo “saber si estuvieron en la marcha”.

Asimismo, afirmó el medio La Tinta que “…Según los testigos, los procedimientos se concentraron en buscar ´elementos con símbolos anarquistas´ en los diferentes locales. Así, la Policía se llevó banderas, bombos, carteles, volantes, material bibliográfico y otros elementos ´vinculados al anarquismo´ y a los pedidos de aparición con vida de Santiago Maldonado…”

En este sentido, la búsqueda coincide nada casualmente con los lineamientos dictados desde el Ministerio de Seguridad de la Nación que envió partes secretos a fuerzas federales en base a la caracterización de que “grupos anarquistas y kirchneristas” pretenden ejercer violencia política. Según informa el diario La Nación desde las más altas esferas del gobierno Nacional “…se enviaron directivas reservadas a las fuerzas nacionales y provinciales; los ataques recientes y las derivaciones del caso Maldonado fueron analizados en la reunión de gabinete; responsabilizan a grupos “anarquistas y kirchneristas”…”
Además de numerosos objetos incautados los procedimientos dejaron un saldo de seis detenidos, entre quienes se encuentra el fletero que trasladó los equipos de sonido que se utilizó durante la Marcha Contra el Gatillo Fácil.

Organizaciones afectadas directamente:

Casa Bataclana, Casa 1234, Espacio Cultural San Martín, Espacio Social y Cultural Kasa Karakol (FOB), Biblioteca Popular Villa La Maternidad, Ateneo Social Anarquista, Local del FOL en barrio Müller, local del Partido Obrero, local del Partido de la Victoria, local del MST, vivienda particular de Lorena Barraza (de la Coordinadora de Familiares de Víctimas del Gatillo Fácil), vivienda particular de Osvaldo Chirio, (dueño del flete) y Biblioteca Leopoldo Marechal son los espacios y organizaciones que denunciaron haber sufrido allanamientos.

Esta situación, de la cual no se tienen registro en Córdoba al menos desde el retiro de la dictadura militar, causó indignación y asombro entre las organizaciones populares, que marcharon al centro y a la Jefatura en horas de la tarde, en tanto se convocaba a una protesta de repudio en la Casa de Córdoba en Buenos Aires.

Al cierre de la jornada, aún quedaban privados de su libertad los detenidos A.A. (menor de edad), Francisco Salas, Juan Kabaradjian y Osvaldo Chirio.
Se convoca a las organizaciones a concurrir a Tribunales II a exigir su libertad.

AHORA: DETENCIONES Y ARRESTOS EN CÓRDOBA A PARTICIPANTES DE LA MARCHA CONTRA EL GATILLO FÁCIL REALIZADA EL LUNES

AHORA: DETENCIONES Y ARRESTOS EN CÓRDOBA A PARTICIPANTES DE LA MARCHA CONTRA EL GATILLO FÁCIL REALIZADA EL LUNESAHORA: DETENCIONES Y ARRESTOS EN CÓRDOBA A PARTICIPANTES DE LA MARCHA CONTRA EL GATILLO FÁCIL REALIZADA EL LUNES

(APL) Al cierre de esta edición, 14 horas, continuaban los operativos, allanamientos y detenciones de quienes habían participado en la 3° Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil, realizada este lunes en la ciudad de Córdoba. Aunque se confirmaron ya dos apresados, la persecución organizaciones sociales y políticas aumentará este número. De modo simulténeo se están realizando allanamientos del espacio social y cultural Ateneo Anarquista en Barrio Güemes, persecución a familiares de víctimas de Gatillo Fácil, la Casa Caracol y el local de la Federación de Organizaciones en Lucha en Barrio Müller, entre otros. La Agencia Para la Libertad llama a difundir y multiplicar la solidaridad con lxs compañerxs.

Córdoba Marcha contra el Gatillo Fácil – 28/8 – 17 horas- Cólon y General Paz

Córdoba Marcha contra el Gatillo Fácil - 28/8 - 17 horas- Cólon y General PazCórdoba Marcha contra el Gatillo Fácil – 28/8 – 17 horas- Cólon y General Paz

(APL)Del mismo modo que sucederá en diversas ciudades del país, “este 28 de agosto a las 17 hs marchamos nuevamente para gritar ¡Basta de gatillo fácil! ¡Basta de torturas y asesinatos en cárceles y comisarias! ¡Basta de dasaparecidxs en democracia! ¡No a la baja de la edad de imputabilidad! Nuestra lucha es por los pibes y pibas que no están, y lxs que nos quedan”, afirma la Coordindora de Familiares contra el Gatillo Fácil que llama a la iniciativa para poner fin al fusilamiento de más de 5000 pibes en la etapa constitucional por parte del estado, entre otros crímenes.

La verdad está en el maíz

Juan Grinberg

La adolescente que había engañado a los señores de Xibalbá, se encontraba embarazada y sola, sin muchas opciones, era la hija de Sangre, un Jefe de Muertos ¿Quién la ayudaría? Pensó en la familia del padre de sus hijos, el difunto Hun-Hunahpu, así fue que llegó a casa de su suegra, la abuela de sus hijos.

– Soy tu hija, soy tu nuera.

-Mis hijos han muerto en Xibalbá, ¿Quién eres, no te conozco, vete?

-Traigo los hijos de tus hijos.

-Los hijos de mis hijos ya viven conmigo.

La abuela se refería a los primeros hijos de Hun –Hunahpu, Maestro Mono y Maestro Simio que vivían con ella.

-Soy tu nuera, no miento.

– Mis hijos han muerto, mentirosa.

-¿Cómo puedo demostrar quién soy?

La abuela pensó y mandó:
-Si eres mi nuera ve a traer alimento para esta casa.

La joven sintió gran angustia, ¿cómo haría?

Siguió un camino hasta un campo sembrado, pero allí solo crecía solitaria una planta de maíz. El ingenio que había demostrado al engañar a los señores de la muerte, otra vez la ayudó. No arrancó los choclos de la planta, sacó la hojas y las armó como si fueran mazorcas, maíces. Llenó una bolsa de red y las llevó a la abuela.

-¿No habrás destruido mi planta? preguntó desconfiada, pero cuando vio que estaba intacta, por fin reconoció.

–Es verdad lo que dices, este es el signo de tu sabiduría, de verdad eres mi nuera.

La hija de la muerte elige la vida

Juan Grinberg

Los Señores de la Muerte prohibieron acercarse y comer de ese árbol, era un peligroso ejemplo de vida. Una joven adolescente, escucho hablar del árbol, era hija de Reúne Sangre, el jefe de muertos, que sangraba las heridas de los hombres, para que murieran. En la joven se despertó curiosidad y pasión por las cosas que vivían, por eso desafiando todo, fue hasta el árbol con ganas . En medio de la Cancha de Pelota de los Sacrificios, miró con deseo los frutos, en ese momento, la cabeza de Supremo Maestro Mago ,Hun-Hunahpu, habló: “Los frutos de este árbol son mis huesos , mi vida, ¿las quieres todavía?”

–Sí. dijo la joven y alargó su mano, la cabeza de Supremo Maestro Mago lanzo saliva en la mano de la adolescente.

–En esta saliva te he dado los que seguirán mi camino, mi posteridad. Y así fueron engendrados Maestro Mago y Brujito, Hunahpú e Ixbalanqué, los gemelos hijos de los derrotados.

Los Señores de la Muerte, jefes del reino de Xibalbá, se enfurecieron , la vida era lo que más los ofendía. Su sentencia fue cruel, la joven debía morir en sacrificio, su crimen era imperdonable. La tarea fue encargada a los 4 Búhos mensajeros, que llevaban el cuchillo de obsidiana para matarla. La joven desconsolada pidió piedad a los Búhos, estos se conmovieron pero los amos de Xibalbá les habían mandado traer el corazón de la muchacha en el fondo de una copa.

Los mensajeros tomaron entonces el fruto de un árbol y lo empaparon con su savia, el fruto era rojo, se hinchó y enrojeció la savia como sangre. Dejaron ir a la joven y llevaron la copa a Supremo Muerto que creyó que era el corazón que había pedido y lo quemó para que debajo del mundo, el reino de los muertos no quedará nada de aquella que había engendrado vida.

La pelota, la libertad y la muerte

Juan Grinberg

Supremo Maestro Mago ,Hun-Hunahpu y Principal Maestro Mago, Vucub-Hunahpu, eran hombres de maíz, hermosos y alegres. Lo que más les gustaba era jugar , disfrutaban de la libertad de una pelota, que hecha del jugo del árbol de la goma, se elevaba, bajaba, rebotaba, volvía a subir, era imprevisible y de ahí la alegría de buscarla, seguir sus caminos, el universo era fiesta cuando entraba limpiamente por los aros de piedra, la pelota giraba de este a oeste , iba y volvía siguiendo al sol, los cuerpos se hermanaban con la pelota sol. Esto enojó a los Amos de debajo del mundo, los señores de Xibalba, dueños de la muerte, “¿Qué hacen sobre la tierra? ¿Quién la hace temblar? ¿Quién hace tal batahola? Que se envíe a buscarlos, traedlos aquí. Verdaderamente, no somos obedecidos por ellos: no hay obediencia, no hay respeto”. Los señores de la muerte convocaron a un consejo, estuvieron todos: Tullidos, Abscesos, Ictericia, Huesos, Cráneos, Traición, Infortunio, Gavilán de sangre, Opresión. Se sabe que los dioses viven de la sangre de los hombres y los Señores de la Muerte quisieron la vida de los que jugaban, con esa sangre embellecerían sus feos, descarnados rostros. Llamaron a sus mensajeros, los búhos: Flecha, Gigante, el de la espalda de fuego y Cabeza. “Que vengan a jugar a la pelota con nosotros, tienen hermosas bocas” dijeron, mandaron.

El mensaje llegó a Supremo Maestro Mago y Principal Maestro Mago que partieron rápidamente guiados por los mensajeros búhos. Descendieron al camino que lleva a Xibalbá, de pendientes muy en declive y llegaron al borde de los ríos encantados, al Barranco Cantante Resonante, pasaron por muchísimos arboles espinosos, cruzaron por el Rio de la Sangre y quedaron por fin en el cruce de cuatro caminos, Rojo, Blanco, Negro y Amarillo. Fue ahí su primer error eligieron un camino equivocado. Cuando llegaron por fin a Xibalba, los señores de la muerte habían fabricado unos maniquís de madera y los habían vestido lujosamente, los hermanos los confundieron con Supremo Muerto y Principal Muerto por eso los saludaron con respeto, ante las risas, sin risa del gobierno de la muerte, que se sentía victorioso. “Siéntense están cansados” les dijeron pero el asiento de piedra estaba ardiendo de caliente y los hermanos se quemaron y los reyes de los muertos vuelta a reír. “Ahora irán a su habitación a descansar, tendrán pipa y tabaco podrán fumarlos pero a la mañana lo devolverán sin gastarlo” el tabaco se consumió, las pipas se quemaron y no pasaron la prueba. Los señores de la muerte habían ganado y triunfantes preguntaron “¿Dónde está el tabaco, dónde está la pipa, que les llevaron ayer noche?”, “Los acabamos, oh jefes”. “Muy bien. Ahora acabaremos vuestros días, moriréis; seréis perdidos, seréis cortados; aquí vuestra faz será escondida; seréis sacrificados”. Se les sacrificó, se les enterró en el Juego de Pelota de los Sacrificios. Se cortó la cabeza de Supremo Maestro Mago y se la puso en un árbol muerto pero en seguida este revivió y dio frutos, la muerte pese a todos sus trucos no había triunfado del todo.

Vencedores de la muerte, matadores del falso sol

Juan Grinberg

INTRODUCCIÓN
Los dioses nos tienen miedo, por eso el dios hebreo, mientras se construía la torre de Babel, hizo que los hombres no se entendieran, para que no se pusiesen de acuerdo y no lo desafiaran, los dioses mayas, que hicieron al hombre de maíz, le sacaron visión de lejos y solo le dejaron la mirada de las cosas cercanas, para que nos los enfrentaran, el dios griego Zeus castigó a Prometeo por darle el fuego a los hombres, con las mismas razones.
La rebeldía nació prácticamente con nosotros y mi propia rebeldía y aun la de mi generación son pequeñísimas partes de esta idea universal legítima. Nuestra derrota como tantas otras, no inaugura, ni clausura, es un capitulo mas de esta historia con final abierto, para mí individualmente es una derrota cómoda , vivo con quien amo, rodeado de naturaleza, planifico comidas ricas, viajes, leo, miro películas y series, escribo, encontré un hueco donde refugiarme. Aquí llegan apagados los ecos de los conflictos y catástrofes que todos los días inundan los medios, así lo decidí y hasta pretendo disfrutar este ejercicio de la memoria rebelde, memoria de la que me apropio sin mucho mérito, pero con pasión, con nostalgia por lo que pudo o pude haber sido, con infinita alegría de estar vivo y algo culpable por disfrutar mientras todos bailamos sobre el Titanic.

1 Parte. “_De esta manera existía el cielo y también el Corazón del Cielo, que éste es el nombre de Dios” (Pv, 1952, p. 23)._

UN COMIENZO
Esta historia comienza con una derrota, una joven virgen embarazada y repudiada por los señores de la muerte, el nacimiento de los hijos de los derrotados, habla de hermanos menores, búhos, ancianos, ratas, luciérnagas, mosquitos, hormigas, artistas vagabundos, en fin de los más débiles, que al final vencen.
“Yo el sol, yo la luz, yo la luna, decía Principal Guacamayo y se enorgullecía. Yo el sol, yo la luz, yo la luna. Por mí andan, caminan los hombres. Grande mi luz ,Mis ojos, en metales preciosos, resplandecen de gemas, de verdes esmeraldas. Mis dientes brillan en su esmalte como la faz del cielo. Mi nariz resplandece a lo lejos como la luna. Así pues, yo soy el sol, yo soy la luna, a lo lejos penetra mi esplendor. Mas en verdad Principal Guacamayo no era el sol, sino que se enorgullecía de sus jades, de sus metales preciosos: su esplendor no penetraba en todo el cielo, no era el sol , para ser sol había que vencer a los señores de la muerte y a él solo le interesaba su débil brillo, que no florecía la vida, era una sombra de luz, sin calor, que alcanzaba para a los hombres de madera, que no tenían entendimiento, ni sabían cantar, pero una vez que estos fueron destruidos por la gran inundación y que aparecieron los hombres de maíz, que eran hermosos y sabios, ellos necesitaron un sol verdadero para que la vida fuera.

Córdoba: Continúa el conflicto con los choferes en lucha

Córdoba: Continúa el conflicto con los choferes en luchaCórdoba: Continúa el conflicto con los choferes en lucha

Los choferes de colectivos de Córdoba capital cumplieron el quinto día consecutivo de paro en rechazo al acuerdo salarial de 21 por ciento de aumento firmado por la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) a nivel nacional. Los trabajadores mantuvieron reuniones con funcionarios nacionales, provinciales y municipales para encausar el conflicto, y volvieron a reclamar por los 70 despidos ocurridos durante la protesta y un aumento de salarios del 33 por ciento. En ese contexto, el ministro de Gobierno de Córdoba, Juan Carlos Massei, presentó una denuncia penal para que se identifique e investigue a quienes «pretenden amedrentar y alterar la paz social». Los trabajadores afiliados a UTA-Córdoba, por su parte, desconocen el acuerdo nacional firmado por el gremio encabezado por Roberto Fernández, y exigen la reincorporación de los trabajadores despedidos, que ayer justificó el intendente radical Ramón Mestre, al afirmar que «fueron despidos por no presentarse a trabajar» durante la conciliación obligatoria, rechazada por los choferes.