CORONAVIRUS Y CULTURA REPRESIVA

«Lo que se viene después de la pandemia», por Maxi Postay

Si reprimen y controlan la pandemia, lo van a celebrar como un triunfo de su dinámica represiva.

Si reprimen y no controlan la pandemia, van a proclamar que fracasaron por no haber reprimido lo suficiente.

Ergo, controlando y no controlando la pandemia, el aparato represivo (el poder, los poderosos) va (van) a encontrar la excusa perfecta para potenciarse y radicalizarse.

Una vez más nos han rodeado la manzana.

El aparato represivo nunca pierde.

O al menos, nunca concibe como posible, la enunciación/verbalización de sus fracasos operativos, el reconocimiento explícito de su proceder deficiente.

Se legitima (felicita) a sí mismo en cualquier circunstancia y ante cualquier resultado.

Su desfachatez totalitaria es irritante; su pretensa infalibilidad, algo tan repulsivo como voluble; su originalidad metodológica, nula pero eficaz (básicamente, actúan así desde siempre).

En el año 380 d.c., Teodosio I, a través del Edicto de Tesalónica, consagra al cristianismo como  religión oficial y única del Imperio Romano, prohibiendo, en paralelo, cualquier práctica religiosa asociada al paganismo. Al poco tiempo, en el año 410 d.c. la ciudad de Roma (capital del Imperio) es saqueada brutalmente (y como nunca antes) por el ejército visigodo de Alarico. 

Las dudas de los romanos conversos, va de suyo, no tardan en aparecer.

“¿Acaso no estábamos mejor con el politeísmo?”

“¿Acaso con el politeísmo hubiese acontecido, de todas formas, tamaña desgracia?”

 “¿Será el saqueo de Alarico una suerte de maldición pagana?”

“¿Será la cruz de Cristo un signo de mal agüero?”

Rápido de reflejos y atento a lo dicho, Agustín de Hipona trata de evitar el éxodo masivo de fieles cristianos romanos enunciando en el “Libro Primero” de su Civitas Dei (La Ciudad de Dios) el siguiente hilo argumental:

a) La devastación de Roma no fue un castigo de los dioses debido al cristianismo.

b) La devastación de Roma sucedió porque los romanos todavía no se habían convertido del todo, porque los romanos no eran todavía “cristianos convencidos”.

c) Las dudas de los romanos conversos hicieron que Roma se torne vulnerable. Las dudas de los romanos conversos hicieron que Roma se encuentre debilitada. La dudas de los romanos conversos facilitaron (tornaron posible) el saqueo de Alarico.

d) El hecho de que Roma no haya sido devastada totalmente y que poco a poco se haya ido recuperando sí es mérito absoluto de la asunción romana de la cristiandad.

Si te va mal es porque no te entregaste a Cristo lo suficiente.

Si te va bien es porque sí lo hiciste.

La culpa nunca es de Cristo.

La culpa nunca es del poder.

La culpa siempre es tuya.

Si reprimen y controlan la pandemia como ellos quieren lo que se viene es un mundo hipervigilado (muchísimo más aún que el mundo actual) con la victoria sobre el coronavirus como principal bastión legitimante.

Si reprimen y no controlan la pandemia como ellos quieren lo que se viene es un mundo hipervigilado (muchísimo más aún que el mundo actual) con la derrota contra el coronavirus y el peligro inminente de nuevas amenazas virósicas como principal bastión legitimante.

Habla el poderoso en la victoria:

“Voy a maximizar todos los dispositivos de control y vigilancia a mi disposición porque de esta manera pudimos contrarrestar la pandemia”.

Habla el poderoso en la derrota:

“Voy a maximizar todos los dispositivos de control y vigilancia a mi disposición así de esta manera no nos vuelve a tomar por sorpresa ninguna pandemia”.

Pase lo que pase lo que se viene es espantoso.

Estemos preparados.

Activemos la resistencia.

Y que quiénes gozan con el microchip y la cámara implantados por la fuerza en el inodoro en el que cagan, sigan aplaudiendo desde sus balcones toda esta mierda irrespirable.

Maxi Postay

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

República Argentina

Marzo de 2020

MILITANTE DE LA MARCHA NACIONAL CONTRA EL GATILLO FÁCIL Y SU HIJA FUERON APUÑALADAS POR UNA JOVEN VINCULADA A LA POLICÍA

«Nos agreden porque luchamos por Justicia para Hernán «

(APL) En la vereda de  Escuela Primaria Nº 111 Sixto Javier Fajardo, de Gregorio de Laferrere, partido La Matanza, una joven apuñaló a  Grisel Medina (34) y a su hija Diana (8), este viernes, mientras que  las autoridades del establecimiento negaron el ingreso al mismo a la mujer y a la niña, quien es a alumna de ese colegio. «Nos cortó a los en los brazos, con una cuchilla de cocina gigante. Esta vez las heridas no nos mataron, pero ¿qué pasará la próxima? Estábamos aterradas, gritábamos que nos abrieran con desesperación y nos cerraron la puerta. Luego fuimos al comedor y yo pateaba la puerta como una loca, pedía por favor que nos auxilien pero tampoco nos dejaron», relató Grisel.

La joven que empuñó el arma, afirma Grisel, «es de apellido Gómez y tiene un familiar en la Policía Federal quien, junto a otros uniformados, le pegaron una paliza a mi marido meses antes que lo matara una Policía de la Ciudad, en una clara situación de gatillo fácil, en noviembre de 2018. Mi marido, Hernán, estaba desarmado completamente. Y yo creo que esta nueva agresión tiene relación con el crimen de Hernán, que era un pibe muy querido en el Barrio Zabaleta (Villa 21-24)».

«Todos estamos muy mal, porque nos siguen violentando. Y es porque luchamos por Justicia por Hernán y porque milito en la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil. Nosotros no queremos vivir así, con esa impunidad, por eso fuimos también a la Gremial de Abogados y nos defiende el doctor Eduardo Soares. Yo estoy convencida que eso les jode mucho y nos agreden una y otra vez, incluso a mi hija de 8 años. !Basta por favor, basta!», clamó Grisel.

FAMILIARES Y AMIGOS DENUNCIAN LA ABSOLUTA PARCIALIDAD DE LOS JUECES

El TOC N° 7 Intenta Condenar sin Pruebas a Cadena Perpetua a Marcos Bazán por el Femicidio de Anahí Benítez para Encubrir a los Verdaderos Autores

(APL) En la 5° audiencia del juicio por el femicidio de Anahí Benítez, realizada el 2 de marzo, Tribunal Oral en lo Criminal N°7 de Lomas de Zamora continuó con el intento de condenar a cadena perpetua sin prueba alguna a Marcos Bazán. Desde el 6 de agosto de 2017 el único indicio que sostiene esta acusación es el ladrido de un perro dirigido por el instructor Diego Tula. Este señor ha interpretado que Anahí no salió viva del galpón que se encontraba en el fondo de la casa de Marcos. Esto lo determinó a partir de que “el perro lo miró y le ladró”. Desde ese momento Marcos se encuentra detenido. Lo que se vivió en esa sala fue realmente siniestro. Los jueces Roberto Lugones, Roberto Conti y Elisa López Moyano y el fiscal Hugo Carrión, que en las audiencias previas se dedicaron a hostigar y maltratar a los testigos -incluso a los compañeros de escuela de Anahí-, cambiaron rotundamente su carácter con los testigos pertenecientes a la policía. De pronto, pasaron de ser temibles inquisidores a angelicales condescendientes de los funcionarios policiales. (Fotos: Juan Cicale)

Al momento de la declaración de Diego Tula decidieron justificar, aclarar y hasta reformular las respuestas del guía del perro ante las preguntas de la defensa de Bazán. Literalmente, faltaba que los jueces y fiscales respondieran en nombre del instructor. Además, se dedicaron permanentemente a interrumpir a la defensa cada vez que ésta quería continuar con el interrogatorio.

El rastrillaje realizado por Diego Tula está plagado de irregularidades, principalmente en torno a la forma en que se obtuvieron y conservaron los objetos pertenecientes a Anahí y que fueron utilizados para realizar el operativo.

Por ejemplo, se le preguntó si conocía “El protocolo unificado para los ministerios públicos de la República Argentina, guía para el levantamiento y conservación de la evidencia”. A lo que respondió diciendo que no lo conocía, pero que según su criterio los únicos que podían levantar el olor son los policías de la científica o los guías del perro. Algo que el protocola niega.

La defensa le preguntó entonces quién lo habilita para levantar evidencia. Y respondió textualmente: «En todo caso el Ministerio de Seguridad de la Nación del área de Sinotecnia… son ellos los que tienen que cambiar los protocolos donde dice que no podemos levantarla nosotros (…) nos tenemos que sentar a hablar».

Luego, se le preguntó si la evidencia había tenido cadena de custodia y qué habían hecho con ella.

A lo que respondió que se llevó la evidencia a su casa, porque  nadie la iba a cuidar como él lo hizo.

Esto significa que el día 5 de agosto del 2017 Diego Tula levantó evidencia de la casa de Anahí sin encontrarse autorizado y se llevó la evidencia a su casa hasta el día 6 de agosto, momento en que la utilizó para realizar el rastrillaje en la Reserva Santa Catalina y que llevaría a la acusación contra Marcos.

No existió nunca cadena de custodia.

Nadie puede asegurar que pasó con lo que el guía del perro levantó de esa casa.

Además, los videos del rastrillaje presentados en la causa están editados y no está filmado el momento en que supuestamente Tula le da el olor de Anahí a su perro ni el momento en que se dirigen a la casa de Marcos y entran a la honguera.

Nos preocupa que los jueces hayan hecho oídos sordos ante semejantes aberraciones y que se demuestren indiferentes ante semejantes irregularidades.

QUEREMOS UN JUICIO LIMPIO

QUE NO TE METAN EL PERRO