GATILLO FÁCIL

A 7 años del asesinato de Omar Cigarán, su familia busca que la causa sea revisada por la Suprema Corte

Por Infocielo) El 15 de febrero de 2013, el oficial Diego Flores mató de un tiro al joven de 17 años en supuesto robo. Esta tarde, su familia realizará una jornada de memoria mientras busca que la causa sea revisada por el máximo órgano judicial bonaerense. Este sábado se cumplen siete años del asesinato de Omar Cigarán, un joven de 17 años de la ciudad de La Plata que murió a manos del policía Diego Walter Flores, en un supuesto robo. Los familiares y amigos de Omar realizarán una jornada cultural en recuerdo y en homenaje a la víctima, al tiempo que piden que la causa sea revisada por la Suprema Corte de Justicia Bonaerense, luego de que el oficial Flores sea absuelto.

El hecho ocurrió el 15 de febrero de 2013 en la diagonal 115 y 43 del barrio Hipódromo. Pocos meses después, la fiscal Ana Medina buscó cerrar la causa sin tomarse de algunas pruebas claves: había sospechas de que al joven le habían “plantado” un arma y que hubo modificaciones en la escena del crimen.

La lucha de la familia y organismos de Derechos Humanos logró que años después, el oficial Diego Flores sea llevado a juicio, pero en una polémica decisión, el Tribunal Oral Criminal Nº 4, lo absolvió, considerando que el policía había actuado en “cumplimiento del deber” y en “legítima defensa”.

El año pasado, la causa fue presentada ante la Suprema Corte de Justicia de la provincia a través de un recurso extraordinario para que se pueda revisar ese fallo absolutorio.

“Diego Walter flores no fue condenado por la Justicia, pero sí tiene la condena social. Para mí es súper importante que todo el mundo sepa que esa persona, que hoy camina libremente, se sube al tren todos los días, es un asesino”, expresó Sandra, la madre de Omar, para Pulso Noticias.

Una joven denunció que un policía abusó sexualmente de ella en el baño de un boliche

Hay otros elementos que la justicia jamás tomó en cuenta. Antes de que Flores le disparara al joven de 17 años, Cigarán había denunciado que un oficial de apellido Chevarrito lo “hostigaba” para que robara para él.

Hoy, Chevarrito sigue en funciones en Quilmes. El mismo lugar en donde se sigue desempeñando Flores, después de haber sido absuelto por el crimen de Cigarán.

También, la familia cuenta que el día previo a la muerte de Omar, la policía irrumpió en su casa de forma violenta, en un supuesto allanamiento. Lo buscaban al joven. “Entregá al guacho o mañana aparece muerto”, los amenazaron los oficiales.

La siniestra advertencia se cumplió: al siguiente día, Omar apareció muerto de un tiro en el pecho.

“Hay un montón de pibes que están presos por causas armadas. Hay pibes que están presos por ser pobres, porque les armaron una causa y no tienen un buen defensor. Ahora, otra cosa es si vos tenes guita, como los rugbiers que mataron a Fernando: ya hay dos que están en la casa, y mañana van a salir dos más y así van a quedar todos libres”, reflexiona con dolor, su madre.

Desde la vuelta de la democracia hasta el fin del mandato de Mauricio Macri, se registran más de 6 mil casos de gatillo fácil y muertes a mano del Estado, según el estudio pormenorizado de CORREPI.