CENTRO EUROPEO PARA LA PREVENCIÓN Y CONTROL DE ENFERMEDADES

Advierten sobre una segunda ola de covid-19 en Europa

(Marion Saint-Ybars, desde París/APL) Mientras que muchos países europeos han comenzado el fin de la cuarentena, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades advierte: Europa debe prepararse para una segunda ola de coronavirus. Con 2 millones de infecciones y 400.000 muertos en el mundo, según las últimas cifras, Europa es el continente más afectado por la epidemia de coronavirus en el mundo.

Y si bien diversas naciones han comenzado su des-cuarentena, la directora del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), Andrea Ammon, quería advertir a los países en cuestión: Europa debe prepararse para una segunda ola de coronavirus. Entonces la pregunta no es si va a suceder sino «cuándo y cuánto».

Ubicado en Suecia, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades asesora a los Estados europeos sobre el control de enfermedades infecciosas como el Coronavirus. Fue esta agencia la que, por ejemplo, indicó a principios de mayo que «la ola inicial de transmisión había alcanzado su punto máximo».

A medida que los países europeos continúan su «desconfinamiento», Estados Unidos todavía registra pesados balances. Y la situación es crítica en América Latina y especialmente en Brasil.

Europa donde más de 350.000 personas han sido asesinadas por el coronavirus continúa cautelosamente volviendo a la normalidad, mientras que Estados Unidos se acerca a 110.000 muertos y más de 40.000 personas han muerto en América Latina y en el Caribe.

China, donde la enfermedad que se cobró la vida de más de 345.000, advirtió que las continuas críticas de los Estados Unidos sobre su manejo de la crisis de salud amenaza con arrastrar a los dos países a «una nueva Guerra Fría «.

En Europa, donde la pandemia parece estar bajo control, cada vez más países están levantando las restricciones una por una en el punto álgido de la crisis mientras toman precauciones adicionales.

REAPERTURAS PARCIALES EN EUROPA

En España, ciertas playas vuelven a estar autorizadas desde el lunes, así como las terrazas de Madrid y Barcelona.

En Italia, los deportistas podrán visitar piscinas y centros deportivos nuevamente a partir del lunes.

En Grecia, un tercio de los bares y restaurantes, aquellos que pueden servir en la terraza, recibirán a los clientes desde el lunes después de más de dos meses de cierre. También se espera que las autoridades griegas anuncien la reapertura de las escuelas primarias el 1 de junio.

En Francia desde el lunes abren los colegios, los bares y restaurantes, las playas, los parques y desde el 22 de junio abren los cines y teatros.

El Reino Unido confirmó el domingo su plan para la « desconfinación » progresiva, con una reapertura parcial de las escuelas el 1 de junio.

En Islandia, las discotecas, bares y gimnasios pueden reabrir el lunes. El país ya había relajado sus restricciones por primera vez el 4 de mayo al reabrir sus escuelas secundarias y universidades, museos y salones de peluquería. También se permitió la reapertura de las piscinas el 18 de mayo.

La mayoría de los restaurantes en Alemania podrán abrir desde el lunes, como algunos hoteles en áreas turísticas, pero casi todos los bares permanecen cerrados. El contacto cercano se limita a los miembros de dos hogares a la vez.

FUERTE TENSIÓN ENTRE CHINA Y EE.UU.

Las consecuencias de la pandemia continúan aumentando la tensión entre China, donde apareció la enfermedad en la ciudad de Wuhan, y Estados Unidos que la acusa de haber sido negligente y de provocar, de acuerdo con en palabras de Donald Trump, “una matanza masiva del mundo”. Las autoridades de Beijing afirman que han sido transparentes. «Además de la devastación causada por el nuevo coronavirus, un virus político se está extendiendo en los Estados Unidos», dijo Wang Yi,  jefe de la diplomacia china. Y «este virus político aprovecha todas las oportunidades para atacar y difamar a China ».

El ministro de Relaciones Exteriores de China, luego expresó que Beijing y Washington, que ya llevan dos años en desacuerdo debido a su guerra comercial,  ahora están «al borde de una nueva Guerra Fría».