UNIDAD 26 DE LISANDRO OLMOS. PRESOS ASESINOS, EX PENITENCIARIOS VIP, FALTA DE ALIMENTACIÓN, SALUD PENITENCIARIA MANEJADA POR FILIPPO EL MENGELE DEL SIGLO XXI

Detenido denuncia a la gobernadora Vidal y a la directora Manzolido por graves violaciones a los derechos de los privados de libertad

(Por Pablo Pulido/La Resistencia) Quiero comenzar este relato diciendo quién soy, mi nombre es Humberto «Pablo» Pulido Rodríguez, estuve detenido durante 11 años en la causa que recuperé hace pocos días mi libertad, me avoqué al estudio y la formación laboral íntegramente durante mi condena, en los últimos 10 meses de la mencionada, fui alojado por el servicio penitenciario bonaerense en la Unidad 26 de régimen semi abierto de la localidad de Lisandro Olmos de la ciudad de La Plata. Lo primero que quiero exponer en mi relato es que allí hay un abuso institucional por parte de las autoridades de la dirección de la unidad ya que en la misma se encuentran alojados cuatro ex agentes del servicio penitenciario bonaerense autores del homicidio de Narciso Gastón Ayala Aquino, interno de la Unidad número 1 de Olmos el cual fue golpeado hasta morir, sus nombres son Ignacio Tocci y Ceballos, a estos dos se les debe sumar dos ex jefes del Servicio Montes de Oca, quienes inesperadamente fueron beneficiados con un arresto domiciliario hace muy poco solo llevando dos años de detención efectiva. Por último Raimundo Héctor Fernández, autor penalmente responsable de la Masacre de Magdalena. (Mi duda es que si son los 4 responsables de Magdalena o este último). Estos individuos tienen visitas todos los días a cualquier hora sin restricciones, sus familias no pasan por requisa como todos los familiares de los detenidos entrando objetos que para toda la población están prohibidas, su lugar de detención es algo muy particular ya que poseen puertas sin rejas y ellos están directamente libres de cualquier encierro (seis celdas para dos o sea que entre los cuatro tienen doce celdas), dentro de las mismas poseen Direc tv, wifi, celurares, computadoras, todos elementos vedados para el común de la población carcelaria existente. Hay serias razones para pensar que hasta puedan egresar de las instalaciones de dicha unidad en horario nocturno .

Solicitamos a los medios que hablan tanto de la corrupción en las cárceles, que hagan visibles estas cosas, porque solo por el hecho de ser ex agentes del SPB son tan asesinos como cualquiera de los otros reos a los que se le imputan esa calificación legal; a ver dónde están esas cámaras ocultas para desenmascarar el lado oscuro y las tramas de este organismo, que a los dichos de una propaganda política en su comienzo, ¿la gobernadora se vanagloriaba en que había descabezado la cúpula de este organismo? Todo una pantalla, esta unidad está a pasos de la Jefatura del Complejo de Olmos imposible que no lo sepan. LA RESPONSABILIDAD RECAE EN LA DIRECTORA ANDREA MANZOLIDO y sus subalternos.

Pasemos al segundo plano que es la alimentación; geográficamente la Unidad 26 tiene aún división de tres sectores módulos, casas por cárceles, y el sector conocido como «honguitos» que son 7 pabellones de 21 celdas cada uno, este último es el único que posee un sector de cocina, que para su conocimiento realizan una comida por día deplorable, incomible, pero para los papeles sacan fotos de dos comidas que solo hacen extraordinariamente para la famosa muestra, lo expuesto está ligado al robo sistemático de los responsables del depósito de la unidad; se le debe sumar que la entrega de los alimentos para las dietas son inexistentes .

Por último y el tema más punzante y terrible que en salud penitenciaria existe un MÉDICO GINECÓLOGO DE APELLIDO FILIPO que hace acordar a las películas alemanas de los campos de concentración dónde había un doctor, Joseph Mengele, considerado como el Jidoctor de la muerte; con tan solo pedir los registros de los fallecimientos en dicha unidad en un período de tres años se darán cuenta que no exagero, abandono de persona seguida de muerte, mala praxis, falta de entrega de medicamentos sumada a una mala alimentación son el combo perfecto para morir y que nadie se entere de los pormenores del problema que padecían los internos fallecidos.

Bueno creo que no resta contar mucho más de una unidad pequeña, entenderán lo que puede pasar en unidades con mucha más cantidad de internos. Es por ello que solicitamos la intervención de la misma y que los organismos competentes en forma inmediata tomen la iniciativa y que mis dichos pueden ser corroborados con tan solo hacer una recorrida .

De los ex agentes del S.P.B. asesinos dos viven en la parte externa del pabellón 1, y los otros dos en la parte externa del pabellón 2.

También queremos que los medios televisivos se hagan eco de esta denuncia y corroboren todos los dichos de esta presentación.

Ahora quieren cortar las visitas dentro de los pabellones modalidad que existe desde que fue creada la cárcel y que nunca sucedió problema alguno ni con detenidos ni familiares que periódicamente acuden a ver a los detenidos en el sector denominado «honguitos» los derechos adquiridos mal llamados beneficios no pueden ser cercenados sin motivo de trasgresión por lo tanto solicitamos que se dicte un amparo contra esa medida que va directamente contra a progresividad de la pena y atenta a la reinserción social y fortalecimiento y afianzamiento de los vínculos familiares.