GATILLO FÁCIL

Eduardo Castelnovo, a 18 años de su asesinato por la Policía Federal

(APL) Eduardo Castelnovo forma parte de  los más de 7 mil casos de pibxs asesinados por las fuerzas de Seguridad en la etapa constitucional. Éstas continuaron con el genocidio, ahora encubierto y naturalizado convenientemente por  la casta política, la familia judicial y tantos otros. Ahora dirigido a los más vulnerados. Carece de importancia si Eduardo robaba o no. Lo cierto es que se le aplicó una sanción que no existe en el Código Penal de la Argentina: La pena de muerte. Cinco balazos arteros por la espalda. Fue en la provincia de Buenos Aires, último sótano de este infierno.  No se castigó el delito, sino  la pobreza. No se ejerció la justicia, sino el exterminio.  La lucha contra el gatillo fácil, no se detendrá, porque el Estado lo sigue perpetrando para sostén de un sistema de despojo. Las líneas que siguen las escribió su hermana, Alejandra, quien así le habla:

Soy la hermanita de Edu como él me decía… este 21 de marzo se cumplieron 18 años de tu ausencia física, 18 años sin compartir absolutamente nada, te sacaron la posibilidad de ver crecer a tu hijo, de compartir unos mates con mamá, de jugar y renegar con mis hijos, de tener peleas de hermanos conmigo, te sacaron todo derecho. Me sacaron el derecho de compartir buenos y malos momentos con mi único hermano, le sacaron el derecho a mamá de ver vivir y crecer a su único hijo varón, le sacaron el derecho a tu hijo de crecer con un padre a su lado. Te sacaron el derecho de vivir!!

Todos los que te recordamos, te recordamos bien, quiero que sepas eso, recordamos cuando cantabas a gritos esos colombianos que tanto te gustaban, te recordamos con esa hermosa sonrisa siempre, con esos modales preciosos que tenías, tus amigos reales recuerdan cosas que los siguen haciendo reír hoy en día, los cruzo cada tanto a tus amigos y ellos cuentan esas anécdotas sonriendo y yo me pongo feliz por cómo te recuerdan.. lo que me duele en el Alma es que cuando te fuiste, se fue un pedacito de mamá con vos, ella nunca volvió a ser la misma. Sé que siguió adelante por mí, pero le falta la otra mitad, le faltas vos.

¡Te amamos por y para siempre Eduardo Gabriel Castelnovo!