MISIONES: CONDENARON A MARÍA OVANDO

«El fallo es arbitrario e ilegal»

El Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género rechaza enfáticamente la sentencia dictada en el caso Ovando II. Durante la mañana de este miércoles, el Tribunal Oral Penal 1 de Eldorado condenó a María Ovando a 20 años de prisión, a Marcos Laurindo a 18 años y a Lucas Ferreira a 12 años. En un escandaloso fallo, el Tribunal validó la acusación de la Fiscalía y condenó por abuso sexual a una hija y una nieta de María Ovando a los tres acusados, sindicando a Laurindo y Ferreira como autores materiales de los hechos, en tanto condenó a Ovando por corrupción de menores, a pesar de que la investigación Fiscal no pudo precisar el tiempo, el modo ni el lugar en que habrían ocurrido los hechos. Asimismo, el Fiscal Federico Rodríguez  solicitó el agravamiento de la carátula, el cual fue acogido por el tribunal en su sentencia de hoy.

Desde el Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género sostenemos que con este fallo el Tribunal convalida el deficiente y arbitrario trabajo acusatorio realizado por la Fiscalía, asi como la serie de abusos, atropellos y hostigamiento judicial al que la Justicia de Familia sometió a María Ovando en el breve tiempo en que recuperó la guarda de sus hijas y su nieta.

El tribunal dictó sentencia condenatoria también a pesar de que en el debate oral se probó lo que desde el inicio de la causa había  planteando la defensa: la posibilidad de que las niñas no hubieran sido abusadas en el ámbito familiar de María Ovando, sino en el seno de la familia de Euvarta Godoy, quien las tuvo a su cargo en el tiempo en que María había estado en prisión y con quien volvieron a convivir a partir de 2015 por decisión de la jueza de Familia Margarita Potschka.

La justicia penal, tanto la Fiscal como el juez de instrucción, se negaron a investigar la hipótesis planteada por la defensa, pero  durante el juicio oral la propia Euvarta Godoy, denunciante en este caso, reveló que había denunciado a su yerno Digno Monges Armoa por abuso sexual hacia la nieta de María Ovando. La denuncia contra  Monges Armoa fue hecha pocos días después de la denuncia que dio lugar a la causa contra Ovando, Laurindo y Ferreira, y el yerno de Godoy fue condenado por abuso sexual simple contra la niña. El juez que intervino en el proceso, Dr. Lunge,  es el mismo que hizo la instrucción en la causa contra María Ovando, Lucas Ferreira y Marcos Laurindo, así como son los mismos los miembros del tribunal y de la Fiscalía que intervinieron en el juicio.

Ambas causas, cuyas denuncias iniciales se hicieron con pocos días de diferencia, nunca fueron acumuladas, por lo que se trataron sin que se investigue a fondo la posibilidad de que en verdad se estuvieran  juzgando los mismos hechos. 

Este fallo convalida todas esas irregularidades, asi como pretende ocultar la responsabilidad de la propia Justicia de haber puesto a las hijas y nieta de María Ovando en el ámbito donde fueron abusadas.

Denunciamos que María Ovando fue ilegalmente detenida apenas terminado el acto de lectura de sentencia, sin que haya motivos para ello ya que siempre estuvo sujeta a derecho y la sentencia aún no se encuentra firme. Reiteramos además que Marcos Laurindo y Lucas Ferreira llegaron a este juicio detenidos también ilegalmente, con sus prisiones preventivas  vencidas. Además, se les dictó sentencia como mayores, cuando eran menores al momento de los hechos por los que se los acusó.

La Justicia misionera, cuyo accionar quedó severamente cuestionado por la misma Corte Suprema de Justicia en el fallo que absolvió a Cecilia Rojas y Cristina Vázquez en diciembre pasado, por su deficiente evaluación de las pruebas, y por apartarse de aplicar la duda a favor de las acusadas, vuelve a mostrar con este fallo su arbitrariedad y su espíritu corporativo, ya que lejos de investigar la verdad y proteger a las niñas falla para encubrir las gran cantidad de irregularidades cometidas por los agentes judiciales en este caso.

Desde el Equipo Misionero de Derechos Humanos, Justicia y Género manifestamos nuestra decisión de seguir luchando por justicia y reparación para quienes hoy fueron condenados y para las hijas y la nieta de María Ovando.

Llegamos hasta aquí con amplios apoyos, expresados a través de la campaña de firmas por la absolución, la cual reunió en pocos días más de 16 mil firmas, entre las que se cuentan las de importantes referentes de distintos ámbitos, tales como Nora Cortiñas, Rita Segato, Melisa Melcer, Dora Barrancos, Ofelia Fernández, Ileana Arduino, Jazmin Stuart, Ana María Gorosito Kramer, Hilda Presman, Daniela Castro, Fremdina Bianco, Gabriela Saidón, Marisa Herrera, Vilma Ripoll, Perla Prigoshin, Cecilia Solá, Indiana Guereño, Lucrecia Greco, María Teresa Bosio, Alicia Genolet, Gisela Spasiuk.

Asimismo, entre las organizaciones que nos acompañaron en el pedido de absolución se encuentra Actrices Argentinas, la Red de docentes por el Derecho al Aborto Regional Misiones, el Colectivo de Acción Contra las Violencias de Géneros, el Paro Internacional de Mujeres y el Colectivo Nosotras Proponemos.

El Parlamento del Mercosur aprobó un proyecto de comunicación en que solicitan al Tribunal que el caso sea juzgado con perspectiva de género y la absolución de María Ovando; a la par que la parlasuriana Dra. Cecilia Britto presentó un pedido de intervención a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el caso.

Por  su lado, el flamante Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad presentó un informe al Tribunal sobre la necesidad de juzgar en casos como este con perspectiva de género y teniendo en cuenta la situación de vulnerabilidad de la y los acusadxs.

También, distintas organizaciones se presentaron en el caso como “amicus curiae”, sugiriendo al Tribunal perspectivas y criterios que ayudarían a brindar una sentencia en el caso con perspectiva de derechos. Es el caso del MP La Dignidad, la CTA Autónoma Nacional y la CTA Autónoma Buenos Aires y la Asociación Gremial de Abogados de la República Argentina, y la Asociación de Pensamiento Penal que solicitó participar en el juicio como organización veedora.

Además de que apelaremos el fallo, mañana realizaremos la presentación del pedido de excarcelación de María Ovando, apoyándonos en su derecho a permanecer en libertad hasta el dictado de sentencia definitiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>