EL ABORTO ES LEGAL EN ARGENTINA

El movimiento transfeminista hace historia

(Por Fernanda Giribone/ APL) Este importante triunfo es la consecuencia del accionar del movimiento feminista y transfeminista que durante años, a lo largo y ancho del país, nunca cesó en la exigencia de este derecho. Con la fuerza de la marea verde Argentina, y el apoyo de la cuarta ola feminista que recorre el mundo, se logró torcer la decisión de varios senadores de los partidos tradicionales que querían negar este derecho. El cambio de cinco legisladores que no habían expresado su intención de apoyar el proyecto, terminó consolidando el triunfo verde. Así, la Cámara Alta aprobó la normativa con 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención. Más de 150 Vigilias verdes, con millones de personas movilizadas en todo el territorio y otras en diversos países acompañaron la sesión para que el aborto fuera ley y el final fuera un triunfo celebrado en la Argentina y el mundo entero.

 Con este resultado se salda una deuda importante que la democracia mantiene con los derechos humanos, las mujeres y las personas con capacidad de gestar.  La interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 y el hecho de que sea cubierta por hospitales públicos y obras sociales, aun a pesar de las modificaciones que se realizaron a pedido del Ejecutivo Nacional y los sectores más reaccionarios, implican un paso gigante en la garantización de derechos, y un ejemplo de lucha para Latinoamérica y el mundo.

La legalización del aborto constituye un triunfo contra los enemigos del movimiento de mujeres, como la Iglesia Católica y el Papa. El aborto legal trataba de conquistar este derecho democrático esencial para mujeres y personas con capacidad de gestar, sin embargo la Iglesia, enemiga de larga data de cualquier forma de ampliación de derechos, permaneció con presiones para con los parlamentarios, impulsando movilizaciones y repudiando públicamente el proyecto, hasta último momento.

Más de 150 Vigilias verdes, con millones de personas movilizadas en todo el territorio y otras en diversos países acompañaron la sesión para que el aborto fuera ley y el final fuera un triunfo celebrado en la Argentina y el mundo entero.