LA GREMIAL DENUNCIA

«La artera y racista causa iniciada por el obispado de San Isidro, muy cercano al papa Francisco, contra la Comunidad Winkul de Mascardi».

El Obispado de San Isidro ha sido, históricamente, de los más viles, reaccionarios y amigo de los Dictadores. No hace mucho, el Papa Francisco puso al frente de este Obispado ubicado entre lo más rancio de la oligarquía porteña, a Monseñor Ojea Quintana. Se trata de un obispo de la máxima confianza de Su Santidad, un hombre de la Iglesia, un importante y muy formado cuadro de los nuevos Obispos. Y a la vez supuestamente uno de los más progresistas, más abiertos y más populares de los Obispos del Papa. El Obispado de San Isidro fue beneficiado por la llamada Campaña de Roca primero y luego por las nuevas instituciones del Estado Argentino que repartieron las tierras mapuche a los oligarcas y a la Iglesia. Y así, este Obispado de la muy rica zona norte de Buenos Aires se hizo de tierras mapuche en la zona del lago Mascardi. Esas tierras mal habidas del Obispado de San Isidro fueron recientemente recuperadas por sus anteriores poseedores, la Comunidad Winkul. Y de inmediato aparecen los apoderados del Obispado de San Isidro a interponer denuncia contra la Comunidad Winkul.

Pero una cosa es decir “denuncia”, y otra es ver el tenor de esta denuncia.

Y considerar que proviene de los apoderados de un Obispado carne y uña con Su Santidad Francisco y supuestamente ultra “nacional y popular” como aparentemente corresponde a todo lo que implica el Papa Francisco.

El tenor, el contenido y los términos de la denuncia contra Winkul parece salido de un representante de la Iglesia de los tiempos de la Colonia.

Por eso les pedimos, si quieren saber de qué hablamos cuando hablamos de racismo que lean la denuncia de los apoderados del Obispado de San Isidro.

Esos términos, obviamente acordados con los racistas y supremacistas blancos de Bariloche y con sus jefes, la Gobernadora Carreras y su banda, es lo que explica la resolución de jueces y fiscales de Bariloche de producir la audiencia de cargos y de inmediato ordenar el desalojo.

La Gremial no pudo defender a la Comunidad Winkul en esta denuncia porque carecemos de Abogados en Río Negro.

O como solemos decir : abogados sobran, pero dispuestos a causas como esta no aparecen.

Nos hubiera gustado estar representando a Winkul en esa audiencia y que los jueces y Fiscales del poder racista nos escuchen.

Monseñor Ojea Quintana e incluso propiamente Su Santidad Francisco tendrán ahora una inmejorable oportunidad de demostrar su verdadera “opción por los pobres” y “por los pueblos originarios” como reiteradamente ha dicho el Papa, tanto en su visita a Bolivia como a Chile.

También tienen una oportunidad inmejorable las organizaciones oficialistas que hemos visto peregrinar con la imagen y el discurso de Francisco.

Tendrán una oportunidad los curas villeros y similares.

Todos ellas deberían evitar “que maten a sus palomas”.

Acá, cuando están a punto de reprimir se demostrará quien es quien.

Lo demuestran todos los días la Gremial de Abogados y Abogadas.

Todos los que acá mencionamos también pueden demostrarlo

La Gremial de Abogados y Abogadas les pide a todos y les tendemos una mano para que nos acompañen en esta pelea y en especial se lo pedimos a la Iglesia.

Acá, en San Isidro y en Roma.

Desmientan, rechacen y dejen sin efecto esa vil denuncia!!!! Impidan más represión y dolor a las comunidades mapuche que ya la propia Iglesia infringió!!!!

La Gremial de Abogados y Abogadas estará por si nos lo requieren.

Y también apoyará la resistencia mapuche cualquiera sea la forma, los modos y los métodos que utilicen en su lucha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>