UNA VEZ MÁS, GRACIAS A LA ORGANIZACIÓN Y LA LUCHA COLECTIVA LOGRAMOS VENCER A LA IMPUNIDAD POLICIAL.

Miguel Ignacio “Nacho” Herrera en libertad

Este sábado 25 de abril se logró la libertad de Miguel Ignacio “Nacho” Herrera, el joven de 18 años que había sido detenido por la policía de Monte Caseros, Corrientes, el pasado viernes 17, en un episodio confuso y lleno de irregularidades. Luisa Acosta, madre de Nacho, desesperada al ver cómo la policía torturaba a su hijo, y entendiendo que su detención era absolutamente arbitraria, acudió a Anahí Andrade, hermana de Nino Largueri. Desde ese momento Anahí, junto a sus compañeros de Opinión Socialista, se ocuparon de denunciar y difundir este abuso de autoridad. El abogado Hermindo González, de Corrientes capital, intervino logrando obtener respuestas de la comisaría donde le comunicaron que Nacho estaba detenido por una contravención por «manejo imprudente». Según le dijeron en la comisaría, el código contravencional impone una pena máxima de 20 días o, en su defecto, el pago de $1.600 por día de detención. No conforme con esta respuesta el doctor González tuvo una entrevista telefónica con el secretario del juzgado de instrucción en donde se presentaron las denuncias correspondientes en defensa del detenido. Así hemos logrado la libertad para Miguel Ignacio “Nacho” Herrera—otorgada por el juzgado de instrucción.

POR QUÉ HABLAMOS DE IMPUNIDAD ANTE ESTA DETENCIÓN:

1. Por la ausencia de notificación a un juez sobre el hecho de que Nacho había sido privado de su libertad.

2. Porque en el acta de contravención no se le dio intervención al detenido (Nacho) a la asistencia de un abogado de confianza o defensor oficial. (No fue asistido por un abogado, por lo tanto estas actuaciones son nulas, ya que se violó el derecho de defensa).

3. Por el tratamiento que tuvo en el lugar de detención: torturas, amenazas, no poder recibir visitas de sus familiares, etc.

4. Este procedimiento debió vincularse en sede penal y no administrativa de la policía.

Con todas estas irregularidades queda demostrado una vez más cómo la policía de Monte Caseros actúa ante los sectores más desprotegidos. Viola todos los derechos de los pobres y aprovecha su vulnerabilidad para impunemente hacer caja de recaudación con la fortuna que cobran a los detenidos que no tienen acceso a un abogado (20 días de arresto equivalen a un total de $32.000). Estas multas muchas veces son pagadas por el temor de las familias ante las torturas y atropellos cometidos dentro de la comisaría—sin mencionar las condiciones inhumanas en las que se encuentran las celdas en las que se cumplen las condenas.

Estas maniobras, aparte de ser un negocio, son las mismas que se utilizan para perseguir, hostigar, disciplinar y criminalizar a los pibes de los sectores más humildes. No vamos a permitir que las comisarías funcionen como centros clandestinos de tortura.

Ni un pibe menos:

Fue con estas mismas prácticas que la policía de Monte Caseros secuestró a Sebastián «Nino» Largueri el día 14 de agosto de 2015. Se sospecha que luego de ser llevado por la policía aquel día, Nino estuvo detenido clandestinamente en la comisaría de Monte Caseros y, luego de haber estado desaparecido por 15 días, su cuerpo apareció sin vida en el río Miriñay Chico. A casi cinco años de su asesinato, la lucha por justicia para Nino continúa.

Queremos agradecer a todas las organizaciones sociales y políticas que han repudiado el accionar arbitrario de la policía ante la detención de Nacho y agradecemos también el trabajo y la intervención del Dr. Hermindo González (un incansable y reconocido luchador por la defensa de los DD.HH.)

Gracias al inmediato comunicado que se realizó a horas de la detención de Nacho, a su difusión en las redes, a las denuncias realizadas en la justicia, a las diferentes llamadas a la comisaría por parte de diferentes referentes de organizaciones políticas, a las intervenciones del Dr. González, y por sobre todo, a la solidaridad de clase y a la lucha colectiva, hoy hemos logrado salvar a otro pibe más de las garras policiales.

#NiUnPibeMenos #NiUnaPibaMenos #BastaDeImpunidad

#CuidateDelYutavirus