JUJUY

Persisten los reclamos de #Justicia para Iara y por la #Aparición inmediata de Gabriela

(Por Fernanda Giribone/APL) Familiares y amigos de Iara Rueda y de Gabriela Cruz volverán a manifestarse por justicia para Iara y por la aparición con vida de Gabriela, este miércoles 30. En la capital jujeña la cita será en Plaza Belgrano a las 16 horas. Esta acción se inscribe en el marco de la conmoción e indignación que generó el femicidio de Iara, y que desatara una movilización sin precedentes en la Ciudad de Palpalá.  Al calor de las demandas y pedidos de justicia surgen nuevas y distintas convocatorias  que a lo largo de toda la provincia prometen que la movilización no cesará hasta alcanzar sus reclamos.

Ante esta noticia, esa misma tarde, cientos de personas se convocaron para sostener y acompañar el corte de ruta, que era amenazado por la policía, incluso ante la trágica noticia. Pasadas las 18 hs, este grupo junto a otros miles de personas marchó por la ciudad, copando las calles de Palpalá con cánticos, ruidos y bocinazos. Al paso de la marcha los vecinos salían de sus casas, y los comerciantes dejaban sus negocios para sumarse a la larga columna, en un hecho histórico de la lucha contra la violencia de género en esta ciudad. Pese a que la jornada culminó con represión (balas de goma y gases lacrimógenos), la organización y movilización de las mujeres y los palpaleños no cesan, y se suman día a día, y ciudad a ciudad, nuevas convocatorias para exigir justicia.

Los reclamos ahora apuntan contra el Consejo Provincial de la Mujer e Igualdad de Género (a cargo de Alejandra Martínez) que ha mantenido total silencio, y contra el gobierno de Juntos por el Cambio: el Ministerio de Seguridad, la Policía y la Fiscalía como responsables políticos.  Los familiares denuncian que la policía tardó más de 24 horas en tomarles la denuncia y siempre sostuvo que Iara «ya iba a volver sola».

Ahora, se incrementa la preocupación por Gabriela Cruz y exigen celeridad en la búsqueda de la joven de 24 años, madre de dos niños, que continúa desaparecida.

EN JUJUY ESTAMOS HARTAS

En lo que va del año ya hubo 8 femicidios en la provincia. Con estos números Jujuy se aproxima a triplicar –promediando septiembre- los casos totales de femicidios del 2019. Esta performance no hace más que demostrar que en esta pandemia, los problemas que sufrimos las mujeres, se agudizaron, y que las políticas públicas -provinciales y nacionales- son realmente exiguas. En los últimos 20 días mataron a 2 mujeres, y aun nos falta Gabriela Cruz.

El pasado 8 de septiembre, fue Cesia Nicole Reinaga, a quien encontraron asesinada en la ciudad puneña de Abra Pampa. La familia la buscó durante 10 días hasta que, a raíz de un llamado anónimo, la policía encontró su cuerpo en un ex matadero de la ciudad puneña. Por este femicidio se encuentran imputados tres hombres, Humberto Mendoza, Benito Agüero y un adolescente considerado el autor material del hecho, que son además padre, esposo e hijo de la concejal Noelia Velásquez. Los investigadores sostienen que el adolescente habría citado a Cesia Reinaga y que la habría mantenido privada de su libertad durante varios días (por lo que arroja la autopsia). El padre y el abuelo del joven acusado del femicidio, además habrían amenazado a los familiares de la joven, y por ello se encuentran imputados.

Por estos hechos, que se repiten, es que uno de los lemas de esta oleada de movilizaciones contra la violencia machista dice: “en Jujuy el Estado llega cuando estamos muertas”, porque los gobiernos no logran actuar a tiempo para evitar los hechos de violencia, encontrar a nuestras compañeras, prevenir los abusos y otras violencias. Es por esto que insistimos en que frente a cada femicidio, el gobierno es responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>