CARLOS PELLEGRINI Y SANTA FE-CABA

Ataque a manifestantes ante la embajada de Colombia

Desde la Secretaría de Trabajadores Migrantes y Refugiados, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular y el Movimiento Popular Nuestra América hacemos responsables a la Policía de la Ciudad y al organismo de Tránsito por este acto de violencia homicida que, solo por azar, no se convirtió en una tragedia de mayores proporciones. El compañero herido se encuentra estable.

En una macabra muestra de cómo el odio de muchxs lxs lleva a poner su “derecho a circular” sobre el derecho a la vida, fuimos testigos de un atentado contra nuestras vidas en la calle Carlos Pellegrini, a la altura de Santa Fe, frente al Consulado de Colombia. En este lugar realizamos un corte en la calle y un partido de futbol simbólico, como forma de protesta frente a la farsa del gobierno colombiano y la FIFA que decidieron mantener el partido por las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022: Colombia 🇨🇴 – Argentina🇦🇷 .

Esta protesta contaba con el supuesto compromiso y acompañamiento de la Policía Federal y de Tránsito, quienes debían resguardar la movilización, por nuestra seguridad. En este marco, un auto rompió nuestra barrera y atravesó la manifestación a más de 80 km, atropellando a uno de nuestro compañeros. Podíamos haber sido muchxs lxs afectadxs por este atentado, incluyendo menores de edad. Después de una larga espera de 20 minutos, se hizo presente una ambulancia del SAME.

Frente a esta muestra exacerbada de violencia no nos quedamos calladxs. El pueblo colombiano lleva 42 días de Paro Nacional, ante la mirada indiferente del Gobierno y la acción represiva estatal y paraestatal  que se ha cobrado decenas de vidas y violaciones varias a los DDHH. 

Desde la Secretaría de Trabajadores Migrantes y Refugiados, la Unión de Trabajadores de la Economía Popular y el Movimiento Popular Nuestra América hacemos responsables a la Policía de la Ciudad y al organismo de Tránsito por este acto de violencia homicida que, solo por azar, no se convirtió en una tragedia de mayores proporciones. 

Protestar es un derecho.

Nos están matando y la violencia, que crece fuerte en Colombia, se expande por todo el continente y nos toca a todxs.

#SOSColombiaNosEstanMatando

Dejar una respuesta