CAMPAÑA INTERNACIONAL #ERANNIÑAS-APARICIÓN CON VIDA DE “LICHITA” YA

Carta Pública a Ann Linde, ministra de Asuntos Exteriores de Suecia

Llamamos a los líderes mundiales a alzar su voz ante las atroces violaciones a los derechos humanos que sufre el pueblo paraguayo, la familia Villalba en particular y en especial sus niñas. Carmen “Lichita” Oviedo Villalba, de 14 años, fue secuestrada por la Fuerza de Tarea Conjunta del Estado paraguayo el 30 de noviembre de 2020. Antes, el 2 de setiembre de 2020, fueron secuestradas, torturadas, violadas  y ejecutadas sus primas Lilian y María Villalba, ambas de 11 años, hecho que fue celebrado por el presidente  Mario Abdo Benítez  porque acusó a las pequeñas de peligrosas guerrilleras. También mintió sobre su edad que fue corroborada por una revisión judicial sobre sus cuerpos. Carmen «Lichita» Villalba nació en prisión, es hija de prisionerxs politicxs del Ejército del Pueblo Paraguayo y residía en Puerto Rico, Misiones, Argentina, al igual que María y Lilian. (Teléfono Myrian Villalba: +54 9 3743 569072).

En la misma serie de hostigamientos a las mujeres Villalba fue aprendida ilegalmente Laura Villalba, mamá de la pequeña ejecutada, María. Laura, trabajadora de la Salud en la Argentina, fue acusada embusteramente de ser enfermera del EPP y permanece aislada e incomunicada en una guarnición militar.

“En nuestro caso, somos una familia compuesta por mujeres y niños que tuvimos que abandonar nuestro querido Paraguay por las innumerables persecuciones que pasamos como familiares de dirigentes de la guerrilla del Ejército del Pueblo Paraguayo (E.P.P). A estas represalias las venimos soportando ya desde los años 2006, nuestras casas allanadas en cualquier horario, persiguen a nuestros niños, hasta trataron de raptarles de las escuelas, nos cerraban caminos al regresar con los niños de sus estudios, les sacan fotos y otros amedrentamientos, por esa razón y velando por la seguridad de nuestros niños abandonamos nuestro país e instalarnos en Argentina”, expresó Myriam Villalba, mamá de la niña ejecutada, Lilian.

La situación de violaciones de derechos humanos y los delitos de lesa humanidad cometidos por el gobierno paraguayo se agrava cada día. El mandatario Benítez es hijo del que fuera secretario privado de Alfredo Stroessner hombre que encabezó la dictadura mas sangrienta de todos los tiempos: 35 años sometiendo al pueblo paraguayo. No hay democracia en nuestro país, existe un régimen de terror y sumisión.

Señores y señoras presidentes, ministras, líderes religiosos y de derechos humanos mundiales, les hacemos un llamado  para que se pronuncien enérgicamente para condenar el terrorismo Estado en el Paraguay y exigir la Aparición con Vida de “Lichita”.

Sinceramente:

Campaña Internacional #Eranniñas-Aparición con vida de “Lichita” Ya

(Teléfono Myrian Villalba: +54 9 3743 569072)