OPINIÓN- ENFOQUES: #NO AL 5G – PRIMERA NOTA

Covid genocidio 2020: Hipervigilancia y Extractivismo Digital

(Por Bárbara Taboada/ APL) El sistema depredador continúa devorando conciencias. Los medios de comunicación incomunican, contribuyendo al pánico institucional global prediseñado, siempre servil al eurocentrismo blanco hegemónico, y a sus “slogan” de consumo. Asimismo, el caos abunda por donde se mire. Las cifras de muertes por covid-19 parecieran ser las únicas cifras de muerte que importan. Se imponen los protocolos de la OMS en cada territorio, y la colonialidad del saber invalida conocimientos y saberes ancestrales. La humanidad se enfrenta a la posibilidad de hilar fino para hallar una cura profunda al mal que amenaza, o a colapsar y enredarse entre miles de hilos de una gran telaraña invisible.  Hipervigilancia – BancalizaciónRadiación – 50.000 satélites espaciales Starlink – tecnología 5g -Bill gates – OMS – Vacunas.

Las redes sociales colapsan con información de choque, oficiales y disidentes. Quienes escapan a la “ciberpolicía” y censura digital, cuestionan y buscan respuestas a la incertidumbre cotidiana; exigen pruebas contundentes que demuestren que el virus existe como virus y no sólo como estadísticas; que todo esto no es una excusa para dar el gran cambio económico/digital y salir de la burbuja financiera.

Mientras tanto, nos vemos condicionados por el aumento inducido del uso de tecnología y la obligatoriedad de tener teléfono móvil, internet, cuenta bancaria y tarjeta de debito para envió, deposito  y transferencia de dinero (si lo hubiera); mientras se impone la tele-educación, el tele-trabajo como solución y única salida posible.

 Todo esto parecería un camino de ida hacia la evolución tecnológica, la cual se impone muy bien maquillada; para que no evidenciemos que la vida se nos va, pero traducida en datos, vigilancia y un triste y vacío progreso. 

PREGUNTAS ESTRUCTURALES EN LO MICRO, MEDIO Y MACRO: EL CUIDADO ANCESTRAL
¿Cómo puede ser que quienes traen contaminación, muerte, hambre y devastación a nuestros territorios, ahora sean quienes pierden el sueño por darnos seguridad, cuidado y cobijo?

 Cuesta entender como a la OMS, a la ONU, o a los presidentes de turno, les interesa cuidarnos de un virus invisible, que parece estar y no estar, variar a capricho; pero no se percatan en salvarnos del cáncer que generan los agrotóxicos, pesticidas y alimentos transgénicos.

 Cuesta entender por qué no les interesó levantar la voz para parar las fumigaciones, a pesar de las cifras desorbitadas de muertes por cáncer y mal formaciones, que abundan a lo largo y ancho de nuestro continente y territorio. Difícil de creer por qué Fabián Tomasi murió en un cuerpo devastado por los agroquímicos y su muerte no fue suficiente para que se tomen medidas serias. Solo interesa el dinero.

¿QUÉ VIDAS LES INTERESARÁ CUIDAR?

En este cono sur continental, el Estado Argentino – Chileno (ambos usurpadores de territorios y fundados sobre el genocidio) son quiénes están a favor del fracking, la megaminería y la contaminación de agua, incluso con cianuro si fuese necesario, sin medir consecuencias humanas ni ambientales…

Son quienes continúan el genocidio a naciones pre-existentes; para quedarse con las tierras que luego negocian, para monocultivos, tala de arboles, y con los cuerpos que convierten en materia prima de explotación.

 Por aquí, lxs niñxs qom, wichi, pilaga, mapuche mueren de hambre y de bala.. esos cuidados ha brindado siempre el Estado Argentino.

Allende los Andes: ¿Cuantos muertxs trajo la represión de Piñera en el 2019? ¿Quién puede creerle a Piñera que cuida a su pueblo, cuando el pueblo pide su renuncia y él responde con represión? ¿Cuántos mapuche han muerto por su racismo?

 En Temuco, el machi Celestino Cordova, autoridad ancestral de la nación mapuche, sigue cautivo del Estado Chileno por ser mapuche. En una huelga de hambre que ya supera los 30 días; exige se respeten los derechos indígenas para los privados de libertad, y que ante el riesgo de contagio por covid, se cumpla el convenio 169 de la OIT para nuestrxs lamngen (hnxs).

En Collipulli, el 4 de junio pasado, asesinaron a Alberto Alejandro Treuquil Treuquil, werken  de la comunidad We Newen.

¿A cuántxs hermanxs hemos visto morir en defensa de la vida y el territorio? ¿A cuántxs verdaderxs protectores se han y se siguen criminalizando en nuestras comunidades?

Tras el asesinato a Camilo Catrillanca, en 2018 se pidió el cese a la militarización en el territorio. La respuesta también fue aumentar la represión.

 
QUIENES BUSCAN CUIDARNOS, BUSCAN “RECURSOS”…

Bill Gates, quien es el mayor financista de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  y apela a “salvarnos” con su promocionada futura vacuna, es quien invertirá en la extracción de litio en Antofagasta de la Sierra (Catamarca), donde el impacto, según denuncian las asambleas locales, ya es irreversible y pone en riesgo a la Comunidad Indígena Atacameños del Altiplano. Estas mismas inversiones se harán también  en Jujuy y Salta; ya que al negocio del Litio no lo para la pandemia.

No es novedad que el aumento exponencial en la fabricación de baterías de litio para productos electrónicos, desde celulares a automóviles, ha disparado la demanda de este mineral, el cual buscan extraer en abundancia en los salares del norte de Argentina.

Pregunto: ¿Con qué vacuna este señor buscará solucionar las muertes y contaminación que esto acarrea?

 Es sabido que por motivo de la cuarentena, las asambleas por el agua, antimineras y de consulta popular, han quedado imposibilitadas de manifestarse; ya que la orden es acatar el estado de sitio biológico, y no cuestionar el extractivismo; pero no olvidemos que mientras muchxs en Bs As se sintieron héroes por quedarse en su casa viendo Netflix, el extractivismo minero continuó en los territorios, y muchxs hnxs que no callaron fueron desaparecidos, sancionadxs y reprimidxs.

LAS PREGUNTAS SIGUEN Y SE AMONTONAN…

¿La misma policía que reprime a mis lamngen (hnxs originarixs), a lxs maestrxs, estudiantes, trabajadores y personal de la salud ante sus justos reclamos, es la misma que estaría ahora para cuidarnos?

¿Debemos hacer caso omiso y regalar respeto incuestionable a quienes nos hostigan, porque así se nos ordena en esta Argentina que impone sus normas con violencia?
¿Esperan que el encierro genere amnesia? Costará… porque la propia policía trabaja arduamente para hacernos saber quiénes son y para quiénes actúan.

Se ha visto acrecentado el hostigamiento y la violencia por desalojos a comunidades mapuche (Buenuleo –Winkul Lafken Mapu, entre otras), y comunidades nativas del norte (en Jujuy, salta, Chaco); cuando por decreto, decían, esto no podía efectuarse.

También vimos como la policía asesinaba a Luis Espinoza en Tucumán, para luego ponerlo en un bolsa y arrojarlo en el limite con Catamarca.

En Salta, a Juan Mercado, la policía le disparó y le hizo perder un ojo en la puerta de su casa. Su único delito fue estar en la puerta…

Días atrás, efectivos de la policía torturaron a hnxs Qom en el Chaco. Violaron a dos menores de edad, jóvenes a las que trasladaron a una comisaria, donde luego de golpearlas, las rociaron con alcohol tras amenaza de prenderlas fuego, al grito de: “indios infectados los vamos a acostumbrar a golpes”.

Somos conscientes de que el trato en esta cuarentena no es igualitario para los hijxs de jueces, ni para quienes viven en Countries; a esos no se les pone cerco policial, no se les ordena hacer sentadillas, ni los fusilan por ir a comprar el pan, por no tener la autorización bajada por celular.

Las fuerzas de seguridad actúan siempre en defensa de los poderosos en TODO el mundo; pero acá, en nuestros territorios, los muertos y las victimas de estado no serán solo estadísticas; por tanto merecen ser nombradxs.

NO SOLO ES RACISMO, AHORA TAMBIÉN ES TECNOCRACIA:

Hemos escuchado testimonios de lamngen (hnxs) a los que se les está cobrando multas y criminalizando a causa de que por vivir en el campo, no pueden bajarse el permiso de circulación de la aplicación que ordena el gobierno; por tanto, a quienes tienen que circular, y no cuentan con el permiso, se los imputa con multas irrisorias que pueden ir de 40.000 pesos a 340.000. Sumas inalcanzables para quienes viven allí del trabajo campesino rural:

 “Como vinimos del campo no teníamos permiso de circulación ni barbijo, es así que nos cobraron en total $9.000 entre los dos, pagamos con el dinero que teníamos que comprar la mercadería, hoy en día nos encontramos en un estado de vulnerabilidad, porque el dinero que teníamos lo tuvimos que gastar pagando a la policía y no pudimos regresar al campo. Mi madre de 62 años tuvo que venirse caminando 35 km desde Casabindo a Abra Pampa al ver que nosotros no regresábamos, hoy en día ella se encuentra en mal estado de salud por esa situación.”

 Esto relataba un integrante de la Comunidad originaria de Casabindo en el medio radial “Diario mañana de Abra Pampa”. (https://www.facebook.com/diarioabrapampa/videos/1973058459504334)

Luego de quitarles 9000 pesos por multa, les indicaron que tendrán audiencias para ejercer el derecho de defensa, pero sería por medio de “video-llamadas”, aunque previo a una notificación con antelación de dos días de aviso, por la aplicación “Whats app”.

Las personas de comunidades originarias de Jujuy, en Abra pampa como en otros territorios, muchas veces no cuentan siquiera con luz corriente. Esta implementación viola el derecho de defensa en juicio, y vulnera absolutamente todos los derechos indígenas enmarcados en el art. 169 de la OIT.

BIG DATA: NUESTROS DATOS VALEN MÁS QUE EL PETRÓLEO

Hoy día para poder circular, estamos normalizando que se nos obligue a tener un teléfono celular con acceso a internet, al cual le debemos brindar nuestros datos biométricos (datos personales referidos a las características físicas, fisiológicas o conductuales de una persona que posibiliten o aseguren su identificación única. Imágenes faciales o huellas dactilares).

Estamos normalizando que se nos obligue a bajar aplicaciones especificas a las cuales también debemos brindar permisos de acceso a nuestros datos, ubicación, etc.; porque de lo contrario, no podemos salir de nuestras casas, ni interactuar socialmente.

¿Por qué estamos obligados a ser esclavos del aparente progreso?¿Qué sucede con nuestros derechos fundamentales identitarios?

LA SANTÍSIMA TRINIDAD: DATOS, DINERO E HIPERVIGILANCIA.

Expertos señalan que los datos que circulan en internet, con las redes sociales, los correos electrónicos, uso de celulares inteligentes o los sistemas de geolocalización, ubicación, conforman a nivel tecnológico, una extensión de nuestro propio cerebro, de nuestros sentimientos, y en su conjunto una inteligencia colectiva digital.

En definitiva, estamos regalando información personal, declarando: quienes somos, dónde estamos, con quién/quiénes, dónde vamos, cómo nos sentimos, cuáles son nuestras preferencias, etc.

De igual modo, con la bancalización (cuentas en banco, uso de tarjetas de crédito-debito y dinero virtual), estamos declarando a los bancos y a los gobiernos datos de geolocalización e información sobre: qué compramos, qué pagamos, cuáles son nuestros gastos, gustos o preferencias, etc.

¿Por qué una empresa como Facebook, que (aparentemente) no vende nada, tiene un valor de 600 000 millones de dólares en bolsa? ¿Y Google, que vale más de 1 billón de dólares?

 La principal razón es que son minas digitales de datos. “Los datos son una materia prima que después se moldea”, asegura Josep Navarro, profesor colaborador de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC): “tienen un valor económico porque te pueden conducir a vender más. A hacer una publicidad mucho más focalizada, centrada y efectiva”.

“Las grandes tecnológicas destaparon el valor potencial del dato. Con ese germen, nosotros lo que vimos es que es el petróleo del siglo XXI”, añade Antonio Camacho, fundador y CEO de Hocelot, una empresa española de Big Data.

La información de los usuarios es una materia prima que muchas empresas transforman en productos. El problema con la mera recolección de datos es que son estáticos. El valor del dato está en generar un perfil dinámico; y con esto un necesario control constante.

¿Cuánto poder tendría aquél que pudiera tener acceso a estos datos y hacer predicciones o inducciones a conductas globales o personales, aplicadas al mundo político, financiero, bélico, etc?

Según IBM, cada día se generan 2,5 quintillones de bytes de información en el mundo, flujo que no deja de aumentar a medida que nuestra realidad se puebla de objetos inteligentes.; que obviamente NOS HACEN GENERAN MAS DATOS!!

Jamás en la historia la humanidad había registrado tanta información y con tanto potencial para ser usada en la construcción de un mundo mucho más predecible y dócil.

Hay muchísimos datos, demasiados datos, y para el 2030 se espera sumar muchos mas. Las empresas que apuntan a ampliar las posibilidades,  están trabajando en ser capaces de transportar toda la información que los humanos captan a través de sus sentidos. Información que usarán las máquinas, robots y sensores que los científicos buscan sean nuestro cerebro ampliado; pero para esto habrá que implementar otro tipo de tecnología.

Muchos usuarios desconocen cuánto valen nuestros datos. Internet estaría funcionando con una estructura de extracción rapaz: los usuarios generamos riqueza a cambio del uso de internet mientras Facebook, Google o Microsoft se reparten el botín. En definitiva, viven de nuestra sangre.

Y aquí es donde quisiera parar; ya que esto es solo el puntapié de lo que busco exponer en las próximas notas.

Lo que sigue es hablar de la quinta generación de telefonía celular, y el tipo de tecnología “de las cosas ”que se esta imponiendo en el planeta sin consulta previa; inyectándonos de radiación con mas de 20.000 satélites orbitando la Tierra y millones de antenas 5g que invade cada metro cuadrado del macromundo, debilitando nuestr sistema inmunológico.

 Todo esto, para satisfacer las necesidades extractivistas de estas empresas. Para generar aún mas datos y dinero, a cada paso, a cada movimiento.

Yendo de lo micro a lo macro, como zomo mapuche (mujer mapuche), apelo al cuidado de la mapu (todos los espacios visibles e invisibles).

Como ser humano, necesito advertir sobre el tecnicismo global; que no solo amenaza la esencia de nuestras identidades originarias; sino de toda la vida humana, vegetal, y animal… de todo el planeta.

El virus es el sistema depredador occidental!

No es una pandemia, son 5 Siglos de Extractivismo!!

Libertad a todxs los verdaderos protectores del planeta, a las autoridades campesinas, comunales y tribales!
Libertad al Machi Celestino Córdova

#No al 5g!!