JUSTICIA POR NINO LARGUERI- 28/08/15

Diario de una desaparición-Día 15

Los días se pasaban muy rápido. Recuerdo que fueron días de lluvia, de mucho frío, y mi preocupación era saber dónde podía encontrar a Nino. Mi esperanza de volver a verlo seguía intacta, aunque en mi interior algo me decía que tenía que buscarlo hasta encontrarlo. Hoy sé que quizás Nino ya para esa fecha había sido torturado, humillado y asesinado. Pero estoy muy segura de algo: ninguno de los cobardes que acabaron con la vida de mi hermano se la bancan tanto como Nino se la bancó. Cobardes, muy cobardes, ¡¡toda la maldita policía!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>