La persecución política a los anarquistas del escrache a Clarín

(Por Kuña Mbarete /APL) La persecución a los luchadores anarquistas continúa. Los tres  detenidos ya están en penales donde deberán esperar el juicio. Pablo Droz fue trasladado a Marcos Paz; el pasado viernes 3 de junio Christian René Orihuela Flores fue llevado al penal de Ezeiza. Y por último, Emir Dorval Acosta  qué se encontraba en la Alcaldía de Lugano también fue trasladado el sábado 4 para esperar el juicio en un penal. La investigación involucró, como bien señala el comunicado realizado por algunas individualidades anarquistas*, “las fuerzas de la policía federal, Policía de la Ciudad, la interpol, la Unidad de Investigación Antiterrorista, la AFI (ex Side), el Grupo Geo, el Servicio Penitenciario Federal y alrededor de 400 cámaras de vigilancia y control social. ¿Todo esto por una vereda manchada?”

Desde un inicio se evidenció que la persecución era política. La causa por “intimidación pública” no cabe ante una vereda manchada de un edificio vacío. Sin embargo, los poderosos pueden imponer verdades como la idea de “ataque”, lo cual fue señalado en su momento por el medio hegemónico. Ellos poseen el poder y lo están aplicando.

Como bien señala el ya citado comunicado, ellos son perseguidos, encarcelados por anarquistas; en este contexto el compañero/hermano, Christian Orihuela es llevado al penal de Ezeiza. “La Justicia” considera que son prueba suficiente los folletos, las consignas o los grupos de whatsapp para que dicho traslado sea “legítimo”. O cree que son válidos para la persecución y encarcelamiento los apoyos de estos compañeros a causas como la de Luciano Arruga o del taller clandestino de la calle Luis Viale. Es decir, no tienen nada concreto. Pero algo sí tienen; poder. Poder e impunidad para desdibularlo y armar una causa con la complicidad de medios, del sistema judicial y penal.

Sin nada que sostenga la detención de Christian y de los demás compañeros, Pablo y Emir, es que deberían liberarlo. Sin embargo, el pasado viernes deciden trasladarlo a la espera del Juicio bajo la carátula de Prisión preventiva,  en un evidente signo disciplinador a los luchadores sociales; de esos como Christian que desde hace años le pone el cuerpo, las ideas y el corazón para combatir las injusticias diarias.

Libertad a los presos anarquistas por el escrache a Clarín!

¡Libertad a Pablo Droz!

¡Libertad a Emir Dorval Acosta!

¡Libertad a Christian René Orihuela Flores!

*Algunxs individualidades anarquistas encarceladxs, 4 de abril de 2022. Territorio ocupado por el estado argentino: https://agenciaparalalibertad.org/presos-de-clarin-comunicado-de-algunxs-individualidades-anarquistas-encarceladxs

Dejar una respuesta