Los presos de Clarín y la persecución ideológica

(Por Gabriela Conder/abogada de Derechos Humanos) Las denuncias y encarcelamiento a jóvenes anarquistas, es un claro ejemplo de persecución ideológica, es objetar la conciencia, más que el hecho baladí de un simple escrache en contexto de movilización, el Estado a través de la policía y el poder judicial, persigue, espía, a los luchadores sociales, criminaliza la protesta social, como en la época de las dictaduras, esto no es nuevo, lo nuevo si es la consolidación de estos métodos, a través de un discurso hegemónico,  que cada vez tiene más preparadores, vía tv, prensa, redes sociales, el aceptar que se violencia todas las garantías individuales y se naturalice, el espionaje, la pinchadura de teléfonos, el husmear los correos, y provocar, con ostentación a luchadores sociales con guardia, evidente. 

Se pone como intimidación pública un simple escrache, mínimo como en este caso, modalidad detenida de cuando un acusado de lesa humanidad, se pasea mondo y lirondo por la vida.

Están aplicando la ley antiterrorista, pues el poder se cubre de antemano, en el contexto de país que se vive, una desigualdad ,que bate récord, con un 60% de niñez que no come, come salteado, con condiciones laborales basuras, ante este cuadro de situación la protesta se da, la situación económica desastrosa, empuja a eso, cómo nos trae un dejavou, de hechos ya vividos y junio de Maxi y Darío, asesinados por el estado en medio de una protesta por pan y trabajo, y el poder lo sabe que eso cierra con represión, meta palo y a la bolsa, que sigan ganando los mismos de siempre (los ricos)el caso de estos luchadores sociales, es un globo de ensayo, que pone en alerta, lo que ya está y vendrá, lucha y represión, en un clima social, calentado y provocado exprofeso, como fascistas de “nuevo”cuño y no tanto más viejo que la injusticia como son los discursos, de Bullrich, Milei, Espert,y  Canosa, y los seudoperiodistas, verdaderos operadores del poder, que están las 24 horas del día martillazo con su discurso facho, emulo, de los dictadores..

El escrache a Clarín

El escrache a Clarín fue la excusa perfecta para que un juez federal ordene pinchar teléfonos a personas vinculadas a la lucha por los DDHH, horas y horas de escuchas a Lourdes Hidalgo sobreviviente de la masacre de Luis Viale donde empresarios tenían a migrantes bolivianos en situación de esclavitud en la ciudad más rica de argentina, la Ciudad de Buenos Aires; horas de escuchas a personas que son Familiares y Amigos de Luciano Arruga desaparecido por la bonaerense en complicidad con el Dr. Patitó del Cuerpo Médico Forense quien aporta características que no se condicen con Luciano a los fines que no se dé con él,  escuchas horas y horas a personas con ideas que son anarquistas y a familiares de detenidxs desaparecidcs.

¿A qué se debe tanta persecución legalizada?  Se están persiguiendo y encarcelando a personas que tienen ideas y practicas anarquistas frente a la escalada y promoción de fascismo explicito televisado por los medios de comunicación masivo y en forma masiva.

Se encarcelan a personas por pertenecer a dos grupos de WhatsApp  uno de ellos es por la Solidaridad al pueblo Mapuche – recuérdese que uno de nuestros compañeros Santiago Maldonado fue víctima de desaparición forzada de persona por solidarizarse no solo firmando petitorios sino como lo hacen lxs anarquistas, poniendo el cuerpo, yendo al lugar, brindando su solidaridad. 

El otro grupo se llama Arreglos Juegos que está vinculado a las reparaciones que se llevan a cabo en la plaza de Luciano Arruga, donde hemos hecho muchísimas actividades, ollas populares, teatro para títeres,  festivales de canciones y poesía,  mientras lxs compañerxs herrerxs arreglaban los juegos de la plaza para que lxs niñxs los vuelvan a usar.

Ante tanta persecución dejo de funcionar la “Murga Negra” y las actividades que realizábamos en las plazas convocando al trato amoroso, solidario, compañero, creativo y de lucha.

Se persigue una forma de ser de autogestión, anticapitalista y solidaria donde no solo hay que declamar serlo sino que la lucha en el anarquismo es acción.

El hostigamiento sufrido ha desperdigado intriga,  esparcido temor y despertado la memoria de los años de dictadura con sus prácticas y encarcelamiento a nuestros compañeros que hoy sufren prisión.

Los encarcelados son: Emir Dorval Acosta, Christian René Orihuela Flores y Pablo Daniel Droz.

Recuérdese que Gabriel Apud junto con su defensa y el fiscal firmaron un juicio abreviado en la que reconoce el hecho que se caratuló como intimidación pública;  que se habían imputado también a Brenda Ibarra y a Martin Gallareta Albin quienes tuvieron que probar que estaban en otro lado y que se encuentran como prófugos, investigados y perseguidos a  Mario Ciro Fumaroni y Juan Carlos Suárez.

Entre las cosas que se secuestraron y que están dentro de la prueba para acusarlos se encuentran muchos libros anarquistas, publicaciones de la Comisión Provincial por la Memoria, stenciles que dicen “son 30 mil y los estamos buscando”  carteles por los años de impunidad que lleva el caso de Luciano Arruga,  la imagen de Radowisky, entre otras cosas.

El jueves, desde la defensa  de Emir presentamos el escrito que se acompaña pidiendo el sobreseimiento.

Dejar una respuesta