LA MATANZA

Murió una mujer en aborto clandestino

(Fernanda Giribone/APL) Una mujer de 41 años murió  a causa de un aborto clandestino en el partido de La Matanza. El hecho se produjo hace más de un mes pero recién ahora se conoce. La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto se pronunció al respecto pidiendo la probación inmediata de su proyecto para la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. La mujer falleció el 19 de mayo en la localidad bonaerense de González Catán y sería el segundo caso conocido por causa de un aborto clandestino desde que comenzó la pandemia. La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto emitió una declaración en la que aporta información sobre los trágicos hechos, al mismo tiempo que se pronunció por la probación inmediata de su proyecto para la legalización de la IVE.

En el comunicado de este domingo, la Campaña detalló que «el 19 de mayo de 2020, B. llegó al Hospital Materno Infantil Teresa Germani de Laferrere cursando un aborto, con fiebre y una hemorragia severa y ante la imposibilidad de detener el sangrado, le realizaron una histerectomía y posteriormente fue derivada al Hospital «Simplemente Evita» de González Catán, donde llegó en paro cardíaco y antes de las 22 horas había fallecido”.

Expresamente el comunicado se encarga de resaltar que la muerte se produjo como consecuencia de “un aborto inseguro por fuera del sistema de salud”. 

En el comunicado además de pedir la “aprobación inmediata» de su proyecto de legalización» la Campaña exige la “implementación efectiva del Protocolo de Interrupción Legal del Embarazo (ILE)”. En el escrito se explica el marco «sumamente adverso» que se vive en La Matanza: “La Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir lucha desde hace años para que se garantice la IVE» en un contexto en el que  «no se cuenta con medicación, ni reconocimiento institucional».

Cecilia, trabajadora de la salud e integrante de la regional oeste de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, en este sentido declaró a Télam que “en la provincia de Buenos Aires salió una circular que dice que hay que seguir garantizando ILE durante la pandemia, pero esto no vino acompañado de recursos humanos ni materiales”, y denuncia que el misoprostol no cubre la demanda.

Más precisamente, en tiempos de cuarentena, la Campaña remarcó que «la ILE es un servicio esencial en el marco de la pandemia», sin embargo el sistema de salud «expulsa a quienes necesitan acceder a una ILE y empuja a las personas a la clandestinidad, exponiendo sus cuerpos y sus vidas». Y en este sentido denuncian que la ruta «para acceder a una ILE está repleta de obstáculos, haciendo que sea el mismo sistema de salud generador de muertes evitables»

El comunicado de la Campaña concluye exigiendo un «real acceso a las políticas de salud que garanticen medicamentos y herramientas al primer nivel de atención en todo el territorio de la provincia de Buenos Aires» y, en este sentido, la “implementación efectiva del Protocolo de IVE» y la «aprobación inmediata de nuestro Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo”.

Sobre esta cuestión también se pronunció Cecilia, de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, al considerar que con la postergación del proyecto de aborto legal en el Congreso: “las mujeres están en la misma situación que siempre”, a pesar del protocolo IVE.