EQUIPO MISIONERO DE DDHH, JUSTICIA Y GÉNERO

Rechazaron el hábeas corpus presentado por Nora Cortiñas pidiendo la libertad de María Ovando

En una muestra más de la arbitrariedad judicial y del desconocimiento del Derecho, la jueza Marcela Leiva del juzgado Correccional y de Menores Nº 1 de Posadas, rechazó in límine el Hábeas Corpus presentado por la defensa de María Ovando y que lleva la firma de Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Línea fundadora. 𝑃𝑎𝑟𝑎 𝑙𝑎 𝑑𝑒𝑓𝑒𝑛𝑠𝑎 𝑑𝑒 𝑀𝑎𝑟𝑖́𝑎 𝑒𝑙 𝑟𝑒𝑐ℎ𝑎𝑧𝑜 𝑒𝑠 𝑛𝑢𝑙𝑜 𝑝𝑜𝑟𝑞𝑢𝑒 𝑛𝑖 𝑠𝑖𝑞𝑢𝑖𝑒𝑟𝑎 𝑓𝑢𝑒 𝑐𝑖𝑡𝑎𝑑𝑎, 𝑎𝑙𝑔𝑜 𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑥𝑖𝑔𝑒 𝑒𝑙 𝑝𝑟𝑜𝑐𝑒𝑑𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑑𝑒𝑙 𝐻𝑎́𝑏𝑒𝑎𝑠 𝐶𝑜𝑟𝑝𝑢𝑠. (Sigue en el link de más abajo).

La decisión se tomó violando el artículo 11 de la Ley N° 23.098 que obliga a la jueza a citar a la persona por la cual se interpone el recurso, en un plazo de 24 horas. El texto de la norma lo dice con mucha claridad “𝑐𝑢𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑠𝑒 𝑡𝑟𝑎𝑡𝑎𝑟𝑒 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑝𝑟𝑖𝑣𝑎𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑙𝑖𝑏𝑒𝑟𝑡𝑎𝑑 𝑑𝑒 𝑢𝑛𝑎 𝑝𝑒𝑟𝑠𝑜𝑛𝑎, 𝑓𝑜𝑟𝑚𝑢𝑙𝑎𝑑𝑎 𝑙𝑎 𝑑𝑒𝑛𝑢𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑒𝑙 𝑗𝑢𝑒𝑧 𝑜𝑟𝑑𝑒𝑛𝑎𝑟𝑎́ 𝑖𝑛𝑚𝑒𝑑𝑖𝑎𝑡𝑎𝑚𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑞𝑢𝑒 𝑙𝑎 𝑎𝑢𝑡𝑜𝑟𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑟𝑒𝑞𝑢𝑒𝑟𝑖𝑑𝑎, 𝑒𝑛 𝑠𝑢 𝑐𝑎𝑠𝑜, 𝑝𝑟𝑒��𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑎𝑛𝑡𝑒 𝑒́𝑙 𝑎𝑙 𝑑𝑒𝑡𝑒𝑛𝑖𝑑𝑜 𝑐𝑜𝑛 𝑢𝑛 𝑖𝑛𝑓𝑜𝑟𝑚𝑒 𝑐𝑖𝑟𝑐𝑢𝑛𝑠𝑡𝑎𝑛𝑐𝑖𝑎𝑑𝑜 𝑑𝑒𝑙 𝑚𝑜𝑡𝑖𝑣𝑜 𝑞𝑢𝑒 𝑓𝑢𝑛𝑑𝑎 𝑙𝑎 𝑚𝑒𝑑𝑖𝑑𝑎, 𝑙𝑎 𝑓𝑜𝑟𝑚𝑎 𝑦 𝑐𝑜𝑛𝑑𝑖𝑐𝑖𝑜𝑛𝑒𝑠 𝑒𝑛 𝑞𝑢𝑒 𝑠𝑒 𝑐𝑢𝑚𝑝𝑙𝑒 𝑠𝑖 ℎ𝑎 𝑜𝑏𝑟𝑎𝑑𝑜 𝑝𝑜𝑟 𝑜𝑟𝑑𝑒𝑛 𝑒𝑠𝑐𝑟𝑖𝑡𝑎 𝑑𝑒 𝑎𝑢𝑡𝑜𝑟𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑒𝑡𝑒𝑛𝑡𝑒, 𝑐𝑎𝑠𝑜 𝑒𝑛 𝑒𝑙 𝑐𝑢𝑎𝑙 𝑑𝑒𝑏𝑒𝑟𝑎́ 𝑎𝑐𝑜𝑚𝑝𝑎𝑛̃𝑎𝑟𝑙𝑎, 𝑦 𝑠𝑖 𝑒𝑙 𝑑𝑒𝑡𝑒𝑛𝑖𝑑𝑜 ℎ𝑢𝑏𝑖𝑒𝑠𝑒 𝑠𝑖𝑑𝑜 𝑝𝑢𝑒𝑠𝑡𝑜 𝑎 𝑑𝑖𝑠𝑝𝑜𝑠𝑖𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝑑𝑒 𝑜𝑡𝑟𝑎 𝑎��𝑡𝑜𝑟𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑎 𝑞𝑢𝑖𝑒𝑛, 𝑝𝑜𝑟 𝑞𝑢𝑒́ 𝑐𝑎𝑢𝑠𝑎, 𝑦 𝑒𝑛 𝑞𝑢𝑒́ 𝑜𝑝𝑜𝑟𝑡𝑢𝑛𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑠𝑒 𝑒𝑓𝑒𝑐𝑡𝑢𝑜́ 𝑙𝑎 𝑡𝑟𝑎𝑛𝑠𝑓𝑒𝑟𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎”.

Este mandato básico fue violentado por la jueza Leiva. En los fundamentos del rechazo también aparece un claro desconocimiento del Derecho. La defensa de María Ovando había planteado que no corresponde la privación de la libertad hasta tanto quede firme la condena, atento a que no hay ningún dato cierto que pueda demostrar que María pueda entorpecer el proceso judicial o que pueda fugarse. Llegó en libertad al debate oral y debería permanecer así hasta tanto la sentencia quede firme, tal como se solicitó en el pedido de excarcelación extraordinaria que se presentó ante del Tribunal Nº 1 de Eldorado, y que fue rechazada de manera también arbitraria.

Ya en ese pedido los abogados Eduardo Paredes y Roxana Rivas habían argumentado la ilegalidad de esta detención, que fue ordenada en la condena que ahora está recurrida ante el Superior Tribunal de Justicia, es decir no solo no está firme sino no está vigente. Esto torna ilegal la detención de María.

 “𝐿𝑎 𝑝𝑟𝑖𝑠𝑖𝑜́𝑛 𝑝𝑟𝑒𝑣𝑒𝑛𝑡𝑖𝑣𝑎 𝑒𝑠 𝑙𝑎 𝑢́𝑙𝑡𝑖𝑚𝑎 𝑟𝑎𝑧𝑜́𝑛, 𝑞𝑢𝑒 ℎ𝑎𝑏𝑖𝑒𝑛𝑑𝑜 𝑚𝑒𝑑𝑖𝑑𝑎𝑠 𝑚𝑒𝑛𝑜𝑠 𝑔𝑟𝑎𝑣𝑒𝑠 𝑒𝑠 𝑒́𝑠𝑡𝑎 𝑙𝑎 𝑞𝑢𝑒 𝑑𝑒𝑏𝑖́𝑎 𝑎𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑟𝑠𝑒 𝑦 𝑞𝑢𝑒 𝑠𝑖 𝑛𝑜 ℎ𝑎𝑦 𝑛𝑖𝑛𝑔𝑢́𝑛 𝑑𝑎𝑡𝑜 𝑐𝑜𝑛𝑐𝑟𝑒𝑡𝑜, 𝑒𝑠 𝑑𝑒𝑐𝑖𝑟 𝑢𝑛𝑎 𝑖𝑛𝑓𝑜𝑟𝑚𝑎𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝑐𝑜𝑛𝑐𝑟𝑒𝑡𝑎 𝑑𝑒 𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑙𝑙𝑎 𝑜 𝑙𝑎 𝑝𝑒𝑟𝑠𝑜𝑛𝑎 𝑠𝑒 𝑝𝑢𝑒𝑑𝑎 𝑝𝑟𝑜𝑓𝑢𝑔𝑎𝑟 𝑙𝑜𝑠 𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑛𝑎𝑙𝑒𝑠 𝑒𝑠𝑡𝑎́𝑛 𝑖𝑚𝑝𝑒𝑑𝑖𝑑𝑜𝑠 𝑝𝑜𝑟 𝑙𝑎 𝐶𝑜𝑛𝑣𝑒𝑛𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝐴𝑚𝑒𝑟𝑖𝑐𝑎𝑛𝑎 𝑑𝑒 𝐷𝑒𝑟𝑒𝑐ℎ𝑜𝑠 𝐻𝑢𝑚𝑎𝑛𝑜𝑠 𝑎 𝑜𝑟𝑑𝑒𝑛𝑎�� 𝑙𝑎 𝑑𝑒𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖𝑜́𝑛 (…) 𝑃𝑜𝑟 𝑙𝑜 𝑡𝑎𝑛𝑡𝑜, 𝑒𝑙 𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑛𝑎𝑙 𝑦 𝑚𝑢𝑐ℎ𝑜𝑠 𝑜𝑡𝑟𝑜𝑠 𝑒𝑠𝑡𝑎́𝑛 𝑝𝑟𝑒𝑣𝑎𝑟𝑖𝑐𝑎𝑛𝑑𝑜, 𝑣𝑖𝑜𝑙𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑢𝑛𝑎 𝑙𝑒𝑦 𝑑𝑖𝑟𝑒𝑐𝑡𝑎, 𝑢𝑛𝑎 𝑖𝑛𝑡𝑒𝑟𝑝𝑟𝑒𝑡𝑎𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝑑𝑖𝑟𝑒𝑐𝑡𝑎 𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑠 𝑙𝑎 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝐶𝑜𝑟𝑡𝑒 𝐼𝑛𝑡𝑒𝑟𝑎𝑚𝑒𝑟𝑖𝑐𝑎𝑛𝑎 𝑑𝑒 𝐷𝑒𝑟𝑒𝑐ℎ𝑜𝑠 𝐻𝑢𝑚𝑎𝑛𝑜𝑠”, sostuvo el pasado 6 de noviembre Paredes ante el rechazo de la excarcelación extraordinaria.

Con la presentación del Hábeas Corpus se solicitaba a la jueza Marcela Leiva que corrija la arbitrariedad e ilegalidad con la que se mantiene a María Ovando en prisión en virtud de una sentencia que está suspendida en este momento. Sin embargo, la jueza optó por el rechazo, confirmando el ensañamiento judicial contra María y la arbitrariedad con que se atacan sus derechos.

La decisión se tomó violando el artículo 11 de la Ley N° 23.098 que obliga a la jueza a citar a la persona por la cual se interpone el recurso, en un plazo de 24 horas. El texto de la norma lo dice con mucha claridad “𝑐𝑢𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑠𝑒 𝑡𝑟𝑎𝑡𝑎𝑟𝑒 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑝𝑟𝑖𝑣𝑎𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝑙𝑖𝑏𝑒𝑟𝑡𝑎𝑑 𝑑𝑒 𝑢𝑛𝑎 𝑝𝑒𝑟𝑠𝑜𝑛𝑎, 𝑓𝑜𝑟𝑚𝑢𝑙𝑎𝑑𝑎 𝑙𝑎 𝑑𝑒𝑛𝑢𝑛𝑐𝑖𝑎 𝑒𝑙 𝑗𝑢𝑒𝑧 𝑜𝑟𝑑𝑒𝑛𝑎𝑟𝑎́ 𝑖𝑛𝑚𝑒𝑑𝑖𝑎𝑡𝑎𝑚𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑞𝑢𝑒 𝑙𝑎 𝑎𝑢𝑡𝑜𝑟𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑟𝑒𝑞𝑢𝑒𝑟𝑖𝑑𝑎, 𝑒𝑛 𝑠𝑢 𝑐𝑎𝑠𝑜, 𝑝𝑟𝑒��𝑒𝑛𝑡𝑒 𝑎𝑛𝑡𝑒 𝑒́𝑙 𝑎𝑙 𝑑𝑒𝑡𝑒𝑛𝑖𝑑𝑜 𝑐𝑜𝑛 𝑢𝑛 𝑖𝑛𝑓𝑜𝑟𝑚𝑒 𝑐𝑖𝑟𝑐𝑢𝑛𝑠𝑡𝑎𝑛𝑐𝑖𝑎𝑑𝑜 𝑑𝑒𝑙 𝑚𝑜𝑡𝑖𝑣𝑜 𝑞𝑢𝑒 𝑓𝑢𝑛𝑑𝑎 𝑙𝑎 𝑚𝑒𝑑𝑖𝑑𝑎, 𝑙𝑎 𝑓𝑜𝑟𝑚𝑎 𝑦 𝑐𝑜𝑛𝑑𝑖𝑐𝑖𝑜𝑛𝑒𝑠 𝑒𝑛 𝑞𝑢𝑒 𝑠𝑒 𝑐𝑢𝑚𝑝𝑙𝑒 𝑠𝑖 ℎ𝑎 𝑜𝑏𝑟𝑎𝑑𝑜 𝑝𝑜𝑟 𝑜𝑟𝑑𝑒𝑛 𝑒𝑠𝑐𝑟𝑖𝑡𝑎 𝑑𝑒 𝑎𝑢𝑡𝑜𝑟𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑐𝑜𝑚𝑝𝑒𝑡𝑒𝑛𝑡𝑒, 𝑐𝑎𝑠𝑜 𝑒𝑛 𝑒𝑙 𝑐𝑢𝑎𝑙 𝑑𝑒𝑏𝑒𝑟𝑎́ 𝑎𝑐𝑜𝑚𝑝𝑎𝑛̃𝑎𝑟𝑙𝑎, 𝑦 𝑠𝑖 𝑒𝑙 𝑑𝑒𝑡𝑒𝑛𝑖𝑑𝑜 ℎ𝑢𝑏𝑖𝑒𝑠𝑒 𝑠𝑖𝑑𝑜 𝑝𝑢𝑒𝑠𝑡𝑜 𝑎 𝑑𝑖𝑠𝑝𝑜𝑠𝑖𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝑑𝑒 𝑜𝑡𝑟𝑎 𝑎��𝑡𝑜𝑟𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑎 𝑞𝑢𝑖𝑒𝑛, 𝑝𝑜𝑟 𝑞𝑢𝑒́ 𝑐𝑎𝑢𝑠𝑎, 𝑦 𝑒𝑛 𝑞𝑢𝑒́ 𝑜𝑝𝑜𝑟𝑡𝑢𝑛𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑠𝑒 𝑒𝑓𝑒𝑐𝑡𝑢𝑜́ 𝑙𝑎 𝑡𝑟𝑎𝑛𝑠𝑓𝑒𝑟𝑒𝑛𝑐𝑖𝑎”.

Este mandato básico fue violentado por la jueza Leiva. En los fundamentos del rechazo también aparece un claro desconocimiento del Derecho. La defensa de María Ovando había planteado que no corresponde la privación de la libertad hasta tanto quede firme la condena, atento a que no hay ningún dato cierto que pueda demostrar que María pueda entorpecer el proceso judicial o que pueda fugarse. Llegó en libertad al debate oral y debería permanecer así hasta tanto la sentencia quede firme, tal como se solicitó en el pedido de excarcelación extraordinaria que se presentó ante del Tribunal Nº 1 de Eldorado, y que fue rechazada de manera también arbitraria.

Ya en ese pedido los abogados Eduardo Paredes y Roxana Rivas habían argumentado la ilegalidad de esta detención, que fue ordenada en la condena que ahora está recurrida ante el Superior Tribunal de Justicia, es decir no solo no está firme sino no está vigente. Esto torna ilegal la detención de María.

 “𝐿𝑎 𝑝𝑟𝑖𝑠𝑖𝑜́𝑛 𝑝𝑟𝑒𝑣𝑒𝑛𝑡𝑖𝑣𝑎 𝑒𝑠 𝑙𝑎 𝑢́𝑙𝑡𝑖𝑚𝑎 𝑟𝑎𝑧𝑜́𝑛, 𝑞𝑢𝑒 ℎ𝑎𝑏𝑖𝑒𝑛𝑑𝑜 𝑚𝑒𝑑𝑖𝑑𝑎𝑠 𝑚𝑒𝑛𝑜𝑠 𝑔𝑟𝑎𝑣𝑒𝑠 𝑒𝑠 𝑒́𝑠𝑡𝑎 𝑙𝑎 𝑞𝑢𝑒 𝑑𝑒𝑏𝑖́𝑎 𝑎𝑝𝑙𝑖𝑐𝑎𝑟𝑠𝑒 𝑦 𝑞𝑢𝑒 𝑠𝑖 𝑛𝑜 ℎ𝑎𝑦 𝑛𝑖𝑛𝑔𝑢́𝑛 𝑑𝑎𝑡𝑜 𝑐𝑜𝑛𝑐𝑟𝑒𝑡𝑜, 𝑒𝑠 𝑑𝑒𝑐𝑖𝑟 𝑢𝑛𝑎 𝑖𝑛𝑓𝑜𝑟𝑚𝑎𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝑐𝑜𝑛𝑐𝑟𝑒𝑡𝑎 𝑑𝑒 𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑙𝑙𝑎 𝑜 𝑙𝑎 𝑝𝑒𝑟𝑠𝑜𝑛𝑎 𝑠𝑒 𝑝𝑢𝑒𝑑𝑎 𝑝𝑟𝑜𝑓𝑢𝑔𝑎𝑟 𝑙𝑜𝑠 𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑛𝑎𝑙𝑒𝑠 𝑒𝑠𝑡𝑎́𝑛 𝑖𝑚𝑝𝑒𝑑𝑖𝑑𝑜𝑠 𝑝𝑜𝑟 𝑙𝑎 𝐶𝑜𝑛𝑣𝑒𝑛𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝐴𝑚𝑒𝑟𝑖𝑐𝑎𝑛𝑎 𝑑𝑒 𝐷𝑒𝑟𝑒𝑐ℎ𝑜𝑠 𝐻𝑢𝑚𝑎𝑛𝑜𝑠 𝑎 𝑜𝑟𝑑𝑒𝑛𝑎�� 𝑙𝑎 𝑑𝑒𝑡𝑒𝑛𝑐𝑖𝑜́𝑛 (…) 𝑃𝑜𝑟 𝑙𝑜 𝑡𝑎𝑛𝑡𝑜, 𝑒𝑙 𝑡𝑟𝑖𝑏𝑢𝑛𝑎𝑙 𝑦 𝑚𝑢𝑐ℎ𝑜𝑠 𝑜𝑡𝑟𝑜𝑠 𝑒𝑠𝑡𝑎́𝑛 𝑝𝑟𝑒𝑣𝑎𝑟𝑖𝑐𝑎𝑛𝑑𝑜, 𝑣𝑖𝑜𝑙𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑢𝑛𝑎 𝑙𝑒𝑦 𝑑𝑖𝑟𝑒𝑐𝑡𝑎, 𝑢𝑛𝑎 𝑖𝑛𝑡𝑒𝑟𝑝𝑟𝑒𝑡𝑎𝑐𝑖𝑜́𝑛 𝑑𝑖𝑟𝑒𝑐𝑡𝑎 𝑞𝑢𝑒 𝑒𝑠 𝑙𝑎 𝑑𝑒 𝑙𝑎 𝐶𝑜𝑟𝑡𝑒 𝐼𝑛𝑡𝑒𝑟𝑎𝑚𝑒𝑟𝑖𝑐𝑎𝑛𝑎 𝑑𝑒 𝐷𝑒𝑟𝑒𝑐ℎ𝑜𝑠 𝐻𝑢𝑚𝑎𝑛𝑜𝑠”, sostuvo el pasado 6 de noviembre Paredes ante el rechazo de la excarcelación extraordinaria.

Con la presentación del Hábeas Corpus se solicitaba a la jueza Marcela Leiva que corrija la arbitrariedad e ilegalidad con la que se mantiene a María Ovando en prisión en virtud de una sentencia que está suspendida en este momento. Sin embargo, la jueza optó por el rechazo, confirmando el ensañamiento judicial contra María y la arbitrariedad con que se atacan sus derechos.

PLANTEO DE NULIDAD Y NUEVOS RECURSOS

La defensa de María Ovando, patrocinante en este recurso de Nora Cortiñas, planteará este lunes la nulidad de la resolución del Hábeas Corpus, destacando esta grave arbitrariedad de no haber citado a María y remarcando que los fundamentos del rechazo son inconstitucionales.

“𝐸𝑠 𝑢𝑛 𝑔𝑒𝑠𝑡𝑜 𝑑𝑒 𝑖𝑚𝑝𝑢𝑛𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑖𝑛𝑚𝑒𝑛𝑠𝑎, 𝑑𝑒 𝑎𝑟𝑏𝑖𝑡𝑟𝑎𝑟𝑖𝑒𝑑𝑎𝑑 𝑠𝑖𝑛 𝑙𝑖́𝑚𝑖𝑡𝑒𝑠. 𝐸𝑠𝑡𝑎́𝑛 𝑟𝑒𝑐ℎ𝑎𝑧𝑎́𝑛𝑑𝑜𝑙𝑒 𝑑𝑒 𝑒𝑠𝑡𝑎 𝑚𝑎𝑛𝑒𝑟𝑎 𝑢𝑛 𝐻𝑎́𝑏𝑒𝑎𝑠 𝐶𝑜𝑟𝑝𝑢𝑠 𝑎 𝑁𝑜𝑟𝑖𝑡𝑎, 𝑀𝑎𝑑𝑟𝑒 𝑑𝑒 𝑃𝑙𝑎𝑧𝑎 𝑑𝑒 𝑀𝑎𝑦𝑜 𝐿𝑖́𝑛𝑒𝑎 𝐹𝑢𝑛𝑑𝑎𝑑𝑜𝑟𝑎, 𝑞𝑢𝑒 𝑚𝑖𝑙𝑖𝑡𝑜́ 𝑚𝑖𝑙𝑒𝑠 𝑑𝑒 𝐻𝑎́𝑏𝑒𝑎𝑠 𝐶𝑜𝑟𝑝𝑢𝑠 𝑒𝑛 𝑟𝑒𝑐𝑙𝑎𝑚𝑜 𝑑𝑒 𝑙𝑥𝑠 𝑑𝑒𝑠𝑎𝑝𝑎𝑟𝑒𝑐𝑖𝑑𝑥𝑠, 𝑑𝑒 𝑝𝑟𝑒𝑠𝑜𝑠 𝑝𝑜𝑙𝑖́𝑡𝑖𝑐𝑜𝑠 𝑦 𝑑𝑒 𝑡𝑎𝑛𝑡𝑎𝑠 𝑜𝑡𝑟𝑎𝑠 𝑣𝑖𝑜𝑙𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑒𝑠 𝑎 𝑙𝑜𝑠 𝐷𝑒𝑟𝑒𝑐ℎ𝑜𝑠 𝐻𝑢𝑚𝑎𝑛𝑜𝑠. 𝑇𝑟𝑎𝑡𝑎𝑟𝑜𝑛 𝑠𝑢 𝐻𝑎́𝑏𝑒𝑎𝑠 𝐶𝑜𝑟𝑝𝑢𝑠 𝑣𝑖𝑜𝑙𝑒𝑛𝑡𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑡𝑜𝑑𝑎𝑠 𝑙𝑎𝑠 𝑛𝑜𝑟𝑚𝑎𝑠 𝑦 𝑔𝑎𝑟𝑎𝑛𝑡𝑖́𝑎𝑠 𝑞𝑢𝑒 𝑝𝑟𝑒𝑣𝑒́ 𝑒𝑠𝑡𝑒 𝑟𝑒𝑐𝑢𝑟𝑠𝑜 𝑓𝑢𝑛𝑑𝑎𝑚𝑒𝑛𝑡𝑎𝑙 𝑑𝑒 𝑛𝑢𝑒𝑠𝑡𝑟𝑜 𝑜𝑟𝑑𝑒𝑛𝑎𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑗𝑢𝑟𝑖́𝑑𝑖𝑐𝑜», advirtieron desde la defensa.

Se anticipó además que seguirán presentándose todos los recursos que sean necesarios hasta que María recupere la libertad y se pueda revocar la condena injusta e ilegal que vuelve a ubicar al Poder Judicial de Misiones entre los peores del país.

La defensa de María Ovando, patrocinante en este recurso de Nora Cortiñas, planteará este lunes la nulidad de la resolución del Hábeas Corpus, destacando esta grave arbitrariedad de no haber citado a María y remarcando que los fundamentos del rechazo son inconstitucionales.

“𝐸𝑠 𝑢𝑛 𝑔𝑒𝑠𝑡𝑜 𝑑𝑒 𝑖𝑚𝑝𝑢𝑛𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑖𝑛𝑚𝑒𝑛𝑠𝑎, 𝑑𝑒 𝑎𝑟𝑏𝑖𝑡𝑟𝑎𝑟𝑖𝑒𝑑𝑎𝑑 𝑠𝑖𝑛 𝑙𝑖́𝑚𝑖𝑡𝑒𝑠. 𝐸𝑠𝑡𝑎́𝑛 𝑟𝑒𝑐ℎ𝑎𝑧𝑎́𝑛𝑑𝑜𝑙𝑒 𝑑𝑒 𝑒𝑠𝑡𝑎 𝑚𝑎𝑛𝑒𝑟𝑎 𝑢𝑛 𝐻𝑎́𝑏𝑒𝑎𝑠 𝐶𝑜𝑟𝑝𝑢𝑠 𝑎 𝑁𝑜𝑟𝑖𝑡𝑎, 𝑀𝑎𝑑𝑟𝑒 𝑑𝑒 𝑃𝑙𝑎𝑧𝑎 𝑑𝑒 𝑀𝑎𝑦𝑜 𝐿𝑖́𝑛𝑒𝑎 𝐹𝑢𝑛𝑑𝑎𝑑𝑜𝑟𝑎, 𝑞𝑢𝑒 𝑚𝑖𝑙𝑖𝑡𝑜́ 𝑚𝑖𝑙𝑒𝑠 𝑑𝑒 𝐻𝑎́𝑏𝑒𝑎𝑠 𝐶𝑜𝑟𝑝𝑢𝑠 𝑒𝑛 𝑟𝑒𝑐𝑙𝑎𝑚𝑜 𝑑𝑒 𝑙𝑥𝑠 𝑑𝑒𝑠𝑎𝑝𝑎𝑟𝑒𝑐𝑖𝑑𝑥𝑠, 𝑑𝑒 𝑝𝑟𝑒𝑠𝑜𝑠 𝑝𝑜𝑙𝑖́𝑡𝑖𝑐𝑜𝑠 𝑦 𝑑𝑒 𝑡𝑎𝑛𝑡𝑎𝑠 𝑜𝑡𝑟𝑎𝑠 𝑣𝑖𝑜𝑙𝑎𝑐𝑖𝑜𝑛𝑒𝑠 𝑎 𝑙𝑜𝑠 𝐷𝑒𝑟𝑒𝑐ℎ𝑜𝑠 𝐻𝑢𝑚𝑎𝑛𝑜𝑠. 𝑇𝑟𝑎𝑡𝑎𝑟𝑜𝑛 𝑠𝑢 𝐻𝑎́𝑏𝑒𝑎𝑠 𝐶𝑜𝑟𝑝𝑢𝑠 𝑣𝑖𝑜𝑙𝑒𝑛𝑡𝑎𝑛𝑑𝑜 𝑡𝑜𝑑𝑎𝑠 𝑙𝑎𝑠 𝑛𝑜𝑟𝑚𝑎𝑠 𝑦 𝑔𝑎𝑟𝑎𝑛𝑡𝑖́𝑎𝑠 𝑞𝑢𝑒 𝑝𝑟𝑒𝑣𝑒́ 𝑒𝑠𝑡𝑒 𝑟𝑒𝑐𝑢𝑟𝑠𝑜 𝑓𝑢𝑛𝑑𝑎𝑚𝑒𝑛𝑡𝑎𝑙 𝑑𝑒 𝑛𝑢𝑒𝑠𝑡𝑟𝑜 𝑜𝑟𝑑𝑒𝑛𝑎𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑗𝑢𝑟𝑖́𝑑𝑖𝑐𝑜», advirtieron desde la defensa.

Se anticipó además que seguirán presentándose todos los recursos que sean necesarios hasta que María recupere la libertad y se pueda revocar la condena injusta e ilegal que vuelve a ubicar al Poder Judicial de Misiones entre los peores del país.