RED DE DERECHOS HUMANOS

Todo penal N° 1 de Corrientes en huelga de hambre.

(Por Hilda Presman/ APL) Nos avisan familiares de personas privadas de su libertad de la unidad penal N° 1, que la totalidad de la población penal de esa unidad se ha declarado en huelga de hambre, pacifica, reclamando celeridad en las decisiones judiciales en torno a la alta trasmisibilidad y vulnerabilidad que existe en las cárceles con la pandemia de coronavirus. Según recomendaciones de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas y de la propia Cámara de Casación penal Federal se recomienda analizar la prisión domiciliaria para detenidos de grupos de riesgo, evaluando de manera prioritaria la posibilidad de otorgar medidas alternativas como la libertad condicional, arresto domiciliario, o libertad anticipada para personas consideradas en el grupo de riesgo como personas mayores, personas con enfermedades crónicas, mujeres embarazadas o con niños a su cargo y para quienes estén prontas a cumplir condenas”, lo que pidió al resto de la Justicia.

Esta son medidas para enfrentar el hacinamiento de las unidades de privación de la libertad, incluida la reevaluación de los casos de prisión preventiva con el fin de identificar aquellos que pueden ser sustituidos por medidas alternativas a la privación de la libertad, dando prioridad a las poblaciones con mayor riesgo de salud frente a un eventual contagio del Covid-19”.

La unidad penal 1 tiene en este momento unas 670 personas alojadas, con una sobrepoblación cercana al 40% ya que su capacidad real es de 440 personas.

Los condenados piden que el Superior Tribunal de Justicia se haga presente o encuentre mecanismos para dar respuesta a los pedidos de prisión domiciliaria y libertad anticipada que están presentando en este momento muchas de las personas afectadas.

Los familiares se han ocupado de aclarar que la medida es pacifica y apunta a generar mejores condiciones de distanciamiento social y prevención ante la pandemia, tanto para los presos como para quienes prestan servicio en las unidades penales.

La preocupación se dispàró luego de saberse que un penitenciario de esa unidad penal dio positivo al test de coronavirus.