INFORME CORREPI 2019

Una persona es asesinada cada 19 horas por las fuerzas de Seguridad

La última actualización del Archivo de Casos que elabora Correpi dejó al Gobierno de Mauricio Macri con el nefasto record de 1833 asesinados  por las fuerzas de Seguridad del Estado en sus cuatro años de gestión. En el acto de Plaza de Mayo, este viernes, junto a los referentes de la entidad, María del Carmen Verdú e Ismael Jalil, se hallaban Nora Cortiñas, Sergio Maldonado, la diputada de la CABA por el FIT, Alejandrina Barry, Néstor Pitrola, del PO, Pablo Vasco del MST, otros referentes de izquierda, Poder Popular, CeProDH, organizaciones sociales y numerosos familiares de las víctimas quienes leyeron un documento. “Vivimos en carne propia la avanzada contra nuestros derechos, vivimos un verdadero estado de excepción. Desde el minuto uno Cambiemos legitimó el gatillo fácil. Bullrich y Macri se despidieron diciendo que no hay gatillo fácil, que hay gatillo difícil y dándoles un guiño a las fuerzas represivas: sigan matando, nosotros los seguimos bancando”. A la vez, los familiares cuestionaron  «la designación de Sergio Berni como ministro de Seguridad en la Provincia de Buenos Aires es un antecedente que nos preocupa». Al tiempo que llamaron a la movilización permanente con la consigna: “¡Las calles son nuestras!». Por su parte, Verdú destacó que «el gobierno de Macri es el más represivo desde el fin de la dictadura cívico militar eclesiástico, de las 7093 casos, el 26 por ciento murió en los últimos cuatro años». Además, desde Correpi se exigieron al nuevo gobierno medidas para terminar con la doctrina Chocobar, para frenar la militarización de los barrios y calles, las detenciones arbitrarias, las torturas y el gatillo fácil. Entre ellas, la derogación de la resolución que habilita el uso de arma reglamentaria de las fuerzas represivas en cualquier circunstancia, el cese inmediato del permanente y sistemático hostigamiento a las personas que se ven obligadas a vender productos en la vía pública, el cese de la militarización de los barrios populares, con el correlato de hostigamiento, detenciones arbitrarias y muertes por gatillo fácil».  A su vez, Nora Cortiñas cuestionó «la designación de Berni, Massa, Solá (por el nuevo Gobierno) me cayó mal, muy mal, son figuras que nos recuerdan lo peor que vivimos». Según el Informe, durante los gobiernos kirchneristas fueron 3675  los casos letales a manos del estado. ( Descargar el Archivo de Casos en el siguinte link: