19 de junio de 2022: Gabriel Eiriz hubiese cumplido 50 años

Este 19 Gabriel Eiriz hubiera cumplido 50 años si su vida no hubiese sido arrancada de las nuestras de manera injusta y violenta como lo fue su asesinato el 8 de octubre de 2013. Hoy nos falta el Gabriel padre, hijo, hermano, primo, cuñado, sobrino, amigo, vecino… el Gabriel lleno de ganas de celebrar, vivir y compartir. Hace 9 años que a Gabriel lo mataron en La Lonja, Pilar, por haberse plantado ante los negocios de Amelie Alicia Storani Domínguez y de Ezequiel Salsamendi -vecinos de la zona- y sus socios: el Destacamento de la policía de La Lonja a través del entonces Subcomisario Rodolfo Javier Sastre (hoy comisario de Escobar), y el Municipio de Pilar siendo intendente Humberto Zúccaro y Jefe de Gabinete, Federico Achával.

Gabriel fue amenazado por la oficial de la policía Mariela Fernanda Pérez Argüello, y 25 días más tarde las amenazas se cumplieron: lo mataron de un tiro en la cabeza en el jardín de su casa. Hace dos años Pérez Argüello fue juzgada y encontrada culpable por las amenazas coactivas realizadas, que debieran haber sido agravadas por el hecho de portar un arma y ser parte de las fuerzas represivas del Estado. Pero no, la Jueza Andrea Pagliani “no vio” semejante agravante, y la sentenció a dos años de prisión en suspenso. Es decir, hoy Pérez Argüello sigue disfrutando de su libertad.

En ese entonces los fiscales Raúl Casal, Germán Camafreita Steffich y Federico Mercader se comprometieron no solo a llevar a cabo el juicio por amenazas, sino a investigar el homicidio. Sin embargo, no hubo desde ese momento ninguna indagatoria a Pérez Argüello: ¿por qué lo amenazó? ¿Quién le pidió que lo haga? ¿Quién le dio el celular de Gabi? ¿Cómo sabía dónde vivía y dónde trabajaba (así lo decía en sus mensajes de texto)? ¿Qué estaba haciendo el día del homicidio? ¿Con quién/quiénes habló los días anteriores y ese mismo día?…

Tampoco se investigó a los otros dos sospechosos: Ezequiel Salsamendi y Amelie Alicia Storani Domínguez. No se los interrogó, no se averiguó nada de cómo vivían y viven, de dónde surgían sus ingresos en aquel tiempo ni en la actualidad. No se les interrogó con respecto a las amenazas y tampoco sobre el homicidio a pesar de que Gabriel en vida dejó dos denuncias en fiscalía declarando que temía por su vida y haciéndoles responsables si algo le pasaba a él o a su familia.

Nunca se interrogó a Rodolfo Javier Sastre, subcomisario de La Lonja en aquel momento. Sastre levantó el cuerpo de Gabriel, no resguardó el lugar del hecho, no avisó a la familia, secuestró el celular y la computadora y laptop de Gabriel. Hay testigos que dijeron que Sastre fue el nexo entre Salsamendi y Storani Domínguez para conseguir una nueva quinta donde desarrollar las fiestas clandestinas organizadas por Salsamendi.

Hace unos pocos meses, murieron producto de un incendio 4 internos en lo que funcionaba como un centro de rehabilitación -sin ningún tipo de habilitación- en la misma casa quinta que era alquilada por Salsamendi para las fiestas clandestinas que Gabriel denunciaba. La casa de la que siempre Storani Domínguez se presentó como dueña ante los y las vecinas. La causa por la muerte de esos 4 internos la lleva también Germán Camafreita Steffich. ¿Nunca se le ocurrió al fiscal cruzar las causas? ¿Quién es dueña de la quinta que funcionó tanto como sede de las fiestas clandestinas como del centro de rehabilitación clandestino? ¿Qué participación tienen el municipio de Pilar y el Destacamento de La Lonja en ambos negociados que se llevaron las vidas de Gabriel y los 4 internos?

Cuando el hecho sucedió, sacamos un comunicado exigiendo que las causas se cruzaran y que se hiciera una investigación a fondo. Pero nada de eso sucedió.

Hoy nos queda muy claro el rol de la fiscalía de Pilar y de a quiénes protege y garantiza impunidad: a la policía corrupta y asesina, al municipio corrupto que permite negociados responsables del asesinato de Gabriel y de tantas otras muertes en Pilar en granjas de rehabilitación, protege a intendentes, y a poderosos de la zona.

Hoy hacemos memoria por Gabriel, recordamos su vida y decimos bien fuerte que lo tenemos muy presente. Pero también, una vez más, denunciamos que el Estado es responsable: no solo de que Gabi hoy no esté con nosotres, sino también de que hoy, nueve años más tarde,  no sepamos quiénes son los responsables intelectuales y materiales de su crimen.

Los asesinos están sueltos y gozando de total impunidad.

#JusticiaxGabrielEiriz

#EsLaPolicía

#EsElMunicipiodePilar

#EsLaInjusticia

#ElEstadoEsResponsable

Somos la voz de Gabriel. No nos callaremos. Seguiremos denunciando y exigiendo juicio y castigo a los culpables.

Dejar una respuesta