Chubut: Fyrsa, sigue el conflicto

(Texto y fotos: Sonia E. Coca/APL) La empresa Fyrsa tiene dos plantas de procesamiento de pescado. Una de las plantas se encuentra en Rawson, capital de Chubut y la otra sede en Trelew (16 km de la capital provincial). Entre ambas hay alrededor de 300 empleados. Es decir 300 familias que hace más de dos meses no perciben el paupérrimo salario que les corresponde para sobrevivir.La población que compone estas plantas es en gran proporción perteneciente a la nación mapuche-tehuelche. Hasta hace algunos años atrás, también había una notoria proporción de trabajadores qechua. (Claro es, que los empresarios preferían a los bolivianos porque eran mejor explotados o más trabajadores como quiera uno suponer).

En la actualidad figuran como empleadores un funcionario del gobernador Mariano Arcioni (el médico pediatra Rodríguez, en Puerto Madryn) y Marcelo Figueroa Trujillo que además es director de producción de al menos cuatro empresas más, dos en la Argentina,una en Chile y una en África.

Muchos de los trabajadores/as de Rawson, han sido estudiantes de las escuelas de educación especial y de la escuela de adultos. Instituciones-fábricas reproductoras de pobreza, en las que nos hemos conocido personalmente. 

Durante el transcurso de estos meses, los trabajadores retomaron las medidas de fuerza exigiendo se abone lo adeudado. Iniciaron un acampe y ocupación de la fábrica en Rawson.

Fueron despedidos. Fueron anulados esos despidos. Los citaron a una, dos, a cincuenta reuniones. Allá estuvieron señalando los reclamos a los representantes sindicales que para variar no representan a sus representados/as.

El papel del sindicato que los nuclea (STIA) es clarísimo. Las negociaciones con el estado provincial y el empresariado mediante la creación del “Comité de Crisis”trajeron la promesa de la aparición de cajones de pescado que debieran haber ingresado hoy a las plantas de procesamiento.

-“Ayer estábamos felices” – expresaban las mujeres. Felices porque hoy retomarían sus puestos de trabajo. Mujeres, madres-abuelas-jefas de hogar. Jóvenes y adultos sin otra posibilidad de inserción laboral en esta miserable patria o matria que de grande sólo tiene humillación hacia los más débiles.

Por supuesto, el pescado nunca apareció. Como aquellos camiones (7 u 8) que ningún funcionario/a vio.

La desazón y la angustia que produjo esta nueva noticia generó el corte de la Ruta Nacional Nº 3 en este jueves 11 de agosto. Corte que continúa mientras se desarrolla esta crónica.

Se levantó el corte cerca de las 4 de la madrugada. Dicen que aparecieron unos camiones … lo que permitiría retornar a sus puestos de trabajo

Desde APL acompaño a mis hermanos y hermanas de etnia y de clase, es lo que corresponde. Y agregaré a modo de ilustración algunas imágenes de los dirigentes- delegados/as sindicales ya que me expresaron con énfasis no publicar fotos de ellos.

(Noticia en desarrollo)

Dejar una respuesta