CHACO- ARGENTINA

Fumigación e intoxicación masiva en Presidencia Roca

(Por Bárbara Taboada/APL)  Mas de mil personas fueron envenenadas e intoxicadas, por el uso desmedido de agrotóxicos en el Chaco. Las fumigaciones en estas zonas se realizan hace tiempo, a pesar de que las comunidades originarias de la localidad de Pampa del Indio, pertenecientes a la Nación Qom presentan una fuerte oposicíon al ser conscientes de los problemas que acarrean estas prácticas. Pero el Estado sigue adelante: fumiga, envenena y asesina en silencio.
Compartimos comunicado de la Agrupación Independiente Estudiantil/Docente “La Fuente Alba/Chaco”.

AGROTÓXICOS EN PRESIDENCIA ROCA, CHACO

Comunidad afectada tras Fumigaciones Masivas

Hace unos días, alrededor de mil personas tuvieron que asistir al hospital rural de la localidad de Presidencia Roca debido a que presentaban complicaciones en su estado de salud; al ser examinados, se constató que los habitantes de la comuna presentaban síntomas de intoxicación. Según el testimonio de los damnificados, se estaban realizando fumigaciones con avioneta a lo largo de la zona, lo cual llegó hasta las viviendas afectando la salud y los huertos de múltiples familias. 

Luego de las fumigaciones, cientos de personas tuvieron que acudir al hospital, entre ellos/as niñas/os, jóvenes y adultos, para ser examinados debido a múltiples complicaciones como ser gastroenteritis, irritaciones en la piel, malestares físicos, vómitos, diarrea, etc., síntomas claros de envenenamiento. Esto implicó un gran problema para el hospital de la zona debido a que no cuenta con los insumos, ni medicamentos necesarios para cubrir una demanda de tal magnitud, y siendo realistas, no cuenta con lo mínimo indispensable para brindar atención que alivie cualquier sintomatología de las/los locales. Lo que ocurre en el hospital de la localidad no es nuevo, puesto que esto en realidad sobreviene hace muchos años; te vas a una consulta y lo único que te recetan es Ibuprofeno. No obstante, ciertas personas, que cuentan con movilidad y solvencia económica, se trasladan directamente a los Sanatorios de las localidades de San Martín o Resistencia, pero ¿qué sucede con aquellos que no tienen esa opción?

Las fumigaciones en estas zonas se realizan hace bastante tiempo, más allá de que las comunidades originarias de la localidad de Pampa del Indio, pertenecientes a la Nación Qom, mantuvieron y mantienen una fuerte oposición, puesto que son conscientes de los problemas que acarrean estas prácticas. Justamente, este modelo de desarrollo agropecuario, impuesto por el capitalismo; los gobiernos neoliberales; y los llamados “progresistas”, son de carácter extractivistas, es decir, producen una fuerte pérdida de la biodiversidad, debido a que llevan a cabo deforestaciones del monte chaqueño, lo cual implica un profundo e irreversible impacto ambiental. También, debemos tener en cuenta que estas empresas monopólicas cuentan con una impunidad absoluta para explotar la tierra y en detrimento de los campesinos y las comunidades indígenas, quienes en su mayoría fueron expulsados y sus territorios arrasados. Las consecuencias son claras, y lo venimos viviendo: el progresivo empobrecimiento de los suelos, los riesgos sanitarios debido al uso masivo de agroquímicos, cambio climático, proliferación de enfermedades irremediables, como cáncer, malformaciones genéticas, afecciones respiratorias, entre otras. 

La contaminación del agua crea otro escenario que no podemos descartar a la ligera, puesto que en la localidad de Presidencia Roca los recipientes donde se realiza el proceso de potabilización están expuestos (es decir, están al aire libre), y los vientos pudieron haber llevado rápidamente los agroquímicos hasta estos recipientes que contienen el agua a tratar; por lo tanto, lo más probable es que, a estas alturas, el agua de nuestras canillas ya se encuentre igualmente contaminada. En este sentido, también se verían afectadas las aguas del Río Bermejo de las cuales se proveen a otras localidades cercanas.

Cabe destacar un caso particular, una docente de nivel primario que se desempeña en una escuela rural denunció públicamente los estragos que sufrió la huerta de su institución debido a la aplicación de agrotóxicos por vía aérea en plantaciones aledañas. Los efectos de estas fumigaciones provocaron daños irreparables en la huerta escolar, la cual representa los recursos utilizados para alimentar a las/os estudiantes, y en algunos casos, sus familias. Por consiguiente, instó a la población en general a través de las redes sociales a realizar las denuncias pertinentes para hacerse eco de este atropello. Debemos tener en claro que las denuncias realizadas por las vías legales resultan, generalmente, infructuosas producto de la connivencia resultante entre las negociaciones silenciosas del Estado con aquellas empresas que facturan con este tipo de acciones.

Irónicamente, el gobierno, a través del Ministerio de Educación exige a los docentes trabajar como eje transversal la Educación Ambiental en los diseños curriculares para llevar a cabo proyectos interdisciplinarios y/o comunitarios. Sin embargo, se desligan de las concesiones brindadas a las empresas -como MARFRA S.A.- que perjudican gravemente a nuestra salud. Es así que las/los ciudadanos y docentes, una vez más, nos tenemos que hacer cargo de los problemas ambientales y de cambio climático eximiendo la responsabilidad que les cabe a las grandes empresas y al mismísimo Estado Nacional y provincial.

            Sin duda, la ausencia deliberada del gobierno provincial y nacional en el control de las normativas vigentes es un claro signo de que son los principales responsables de este panorama; empezando por el gobernador Jorge Milton Capitanich que sostiene este modelo extractivista. Recordemos que fue él quien, en este año 2021, firmó el convenio con la empresa china Feng Tian Food para instalar megafactorías en el Impenetrable; así como también, la falta de regulaciones en contra de los desmontes que se vienen realizando hace años en toda la provincia. En definitiva, desde que este gobernante está en el poder se han agudizado profundamente las problemáticas en materia ambiental. Aunque todo esto no lo podría sostener sin el acompañamiento del gobierno nacional el cual ha impulsado dicho modelo; es más, en este momento se encuentran trabajando el proyecto Agroindustrial que busca, en términos generales, “promover el incremento de la inversión y el empleo, impulsar las producción y competitividad de los distintos sectores…”, sin embargo, la perspectiva ambiental brilla por su ausencia dejando de lado cuestiones como la agroecología, la agricultura familiar; la campesina; y la indígena-campesina.  Paradójicamente, a nivel nacional el presidente Alberto Fernández asiste a La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), que se llevó a cabo en Glasgow (Reino Unido) el presente año, justo cuando tenemos los agrotóxicos sobre la cabeza.

Hoy Presidencia Roca es víctima una vez más del silencio. Es por esto que nos debemos a la tarea de rechazar estas acciones que dañan ferozmente nuestros derechos, nuestros suelos, nuestra salud, y alzar la voz, comprometernos a luchar en contra de este enemigo genocida que constantemente nos empuja a una vida descartable y desechable. Porque los agrotóxicos matan, los agrotóxicos nos matan, nuestro deber histórico es luchar por una vida sana y digna.

LA FUENTEALBA, CHACO (Agrupación Independiente Estudiantil/Docente)

Dejar una respuesta