HUMAHUACA

Rocío Fernández murió por intoxicación y Sergio Berinstain por decisión de la Policía jujeña

(Por Fernanda Giribone/APL)La comunicadora y militante feminista, fue hallada muerta en su vivienda el pasado martes. En el mismo lugar encontraron a su pareja, Sergio Berinstain, quien se encontraba descompensado, pero aún con vida. Sin embargo, fue abandonado por la policía durante horas, las necesarias para no ser salvado. Aunque el joven fue internado, falleció un día después en el hospital Pablo Soria de la capital jujeña.

Según detallaron en un comunicado oficial desde el Ministerio Público de la Acusación de Jujuy, la autopsia, realizada este lunes a Fernández, indicó que la causa del deceso de la joven fue un «shock cardiogénico por anoxia tóxica por monóxido de carbono». El examen, que en un principio se había programado para el viernes pasado, se trasladó a este lunes, para que la madre de la víctima pudiera estar presente. La misma fue realizada por el médico forense Rodrigo Montes de Oca, pero contó también con la participación de un perito de parte de la familia de Rocío Fernández.

Sin embargo para Sergio Berinstain, la autopsia estableció una causa distinta de fallecimiento indicando «shock cardiogénico por hipotermia», razón por la cual se «extrajeron muestras histopatológicas y anatomopatológicas» del cuerpo para completar el informe forense.

En este punto se mantienen los reclamos colectivos que denuncian «negligencia» en el accionar policial y judicial.  Recordemos que Sergio se encontraba en el mismo domicilio que Rocío, aunque lo hallaron casi 6 horas después que a la joven comunicadora. Organismos humanitarios de Jujuy denuncian abandono persona por parte del Estado.

La policía consideró que había una sola persona en el interior (Rocío), y valló el lugar, a la espera de criminalística, sin constatar con un médico el estado de los ocupantes, y lo que es más penoso, sin escuchar a los amigos de la pareja que querían ingresar a la vivienda para buscar a Sergio, que se encontraba hasta el momento «desaparecido».

Así, horas después, Sergio Berinstain, que fue hallado con un grado agudo de hipotermia, con quemaduras por el frío, con las extremidades entumecidas y un estado de deshidratación grave, fue trasladado a un hospital de la zona.

La tardanza en buscarlo y atenderlo, la insuficiente asistencia médica y la falta de reacción en la derivación a la capital jujeña, contribuyeron sin dudas al trágico desenlace, y por este motivo se sigue denunciando que la policía le arrebató a Sergio, muy probablemente, una de sus últimas posibilidades de sobrevivir.

Organizaciones políticas y de derechos humanos, y diversos colectivos de mujeres feministas mantienen los reclamos por la «negligencia» en relación a las actuaciones de la fiscalía, la policía local y personal del hospital de Humahuaca. Sobre ese punto exigieron «una investigación a nivel nacional del proceder de la justicia y las fuerzas policiales» y abogaron por la «claridad en la investigación y el esclarecimiento de los hechos que se llevaron la vida de Rocío y Sergio».