Un viaje de lucha a Pergamino

(Por Sandra Gómez*) La ciudad de Pergamino está ubicada en el centro norte de la provincia de Buenos Aires. Con 1200 mil  habitantes, está enclavada en el corazón sojero de esa franja productiva. Y pese a ser una zona que genera mucha riqueza, existen en la ciudad barrios donde la pobreza planificada y todos los males que conlleva son parte de la realidad cotidiana. Desde el Colectivo Contra el Gatillo Fácil viajamos hasta allá para participar de una Jornada Contra-Cultural realizada en el barrio Jorge Newbery, una de las zonas más pobres de la ciudad, y donde el narcotráfico, el consumo problemático de drogas y la represión policial son moneda corriente.

Tras 8 horas de ruta en colectivo, llegamos a la ciudad cerca de las 14 hs de este sábado 30 de julio. Allí nos recibió un compañero de colectivo Antirrepresivo 7, nacido a partir de la Masacre de Pergamino -ocurrida en marzo de 2017 y donde fueron asesinados 7 jóvenes detenidos en la Comisaría 1ra local. Este colectivo, junto al colectivo Autogestivo Ey! y   resistiendo colectivo Nacional Contra la Represión Estatal , fueron los organizadores del evento. Tras un breve viaje en auto por la ciudad nos acercamos al barrio Jorge Newbery, en el extremo norte de la ciudad, donde ya estaba armada una merienda popular, ropero comunitario y un taller de arte para lxs niñxs, donde lxs pibxs del barrio se prendieron a pintar y armar figuras con colores y cartón. Estas actividades se hicieron en la sede del comedor Carlitos Quiroz, un pibe al que mató la policía por gatillo fácil hace casi 13 años, y al cual su hermana Karina homenajea con la tarea social como lucha. Además se montó un escenario en plena calle donde sonaron varia bandas musicales como los Malbec’s, un trío que tocó varios covers de rock nacional y temas propios como “milikito”, una canción antiyuta que está dedicada a Sergio Filiberto, “el Fili”, uno de los 7 jóvenes asesinados en la Masacre.

Hubo también un gazebo con profesionales que funcionaron como una posta de vacunación contra el COVID 19 y un espacio de acompañamiento a personas con adicciones y en situación de calle, en particular organizaciones como Red Puentes o Casa Pueblo, que difundieron su tarea de prevención de consumo problemático de drogas y estrategias de cuidado colectivas frente a este flagelo. En la actividad hablaron los compas del Colectivo 7, que explicaron su tarea como espacio de lucha por los Derechos Humanos y contra la represión Estatal y dejaron sus contactos para que quienes sufran el hostigamiento policial o algún otro hecho de carácter represivo los contacten.

También hicieron uso del micrófono Cristina Gramajo, madre de Sergio Filiberto -quien destacó la importancia de trabajar en conjunto entre varios espacios sociales-, la hermana de Carlitos Quiroz -que recordó la memoria de su hermano y agradeció por la actividad que se estaba realizando, y nuestra compañera Sandra Gómez, madre de Omar Cigarán, asesinado en un caso de gatillo fácil en La  Plata en febrero de 2013. Hubo un espacio para la interpretación de poesía antirrepresiva, y se cerró a todo baile popular con la banda de cumbia Numeral 3.

Fue un encuentro muy positivo, al que se aceraron muchos vecinos del barrio, y que distintos espacios, cada uno desde su lugar, pueden hacer conocer su trabajo e intentar concientizar sobre las distintas problemáticas que afectan a los barrios populares.

Luego nos trasladamos con los compañeros del Colectivo 7, a una radio local, la FM Criterio 88.1, donde los compas realizan un programa llamado “Mejor hablar de ciertas cosas” y en el que participamos contando nuestra experiencia de lucha en La Plata como Colectivo Contra el Gatillo Fácil y nuestra posición sobre varias temáticas antirrepresivas.

Terminamos la jornada con una cena en casa de uno de los compañeros del Colectivo 7, con quienes compartimos la participación en el espacio federal de coordinación antirrepresiva llamado Resistiendo, y donde charlamos sobre varios de los desafíos de la militancia antirrepresiva que venimos impulsando: compartimos un hermoso momento de intercambio de experiencias. Muy contentos por el afectuoso recibimiento que nos dieron los compañeros, y con muchas expectativas por realizar más actividades en conjunto, regresamos a la ciudad de La Plata, para continuar nuestra lucha cotidiana y sabiendo que cada día somos más los que nos organizamos para cambiar esta realidad de hambre, marginación y represión.

(*Sandra Gómez es referente del Colectivo Contra el Gatillo Fácil de la Plata y mamá de Omar Cigarán, asesinado en un caso de gatillo fácil en La  Plata en febrero de 2013. También integra Resistiendo, Colectivo Nacional contra la Represión Estatal)

Dejar una respuesta