(VIDEO) CANDELA GUTIÉRREZ EN DANZA

Agite del alma y la intención

(Por Oscar Castelnovo/APL) El derroche de sensualidad y talento de la bailarina y actriz Candela Gutiérrez cautivó a lxs participantes del Taller de Narrativa que brinda la Coope Esquina Libertad. Por caso, con el ritmo que va desde el meneo moroso de sus caderas  a los quiebres frenéticos de su cintura, crecen la euforia y los aplausos a la mujer que fusionó la danza árabe con el tango. A su vez, la cultura de la India revela que cuando alguien ejecuta una actividad con arte y belleza singulares, se dice a esa persona: “Tu eres eso”. ¿Por qué? Porque halló el modo en que su alma y su cuerpo vibren en sintonía exacta con el Universo: como Vincent Van Gogh en pintura, Diego Maradona jugando al fútbol o Ángela Davis en las luchas más diversas. Sin vacilaciones, al ver el despliegue de “Cande” en el escenario, puede afirmarse de ella: “Tu eres eso”. Algunos de lxs asistentes al Taller de Narrativa de la Coope escribieron qué les surgió al ver sus destrezas de  quién mantiene un amor con las tablas desde siempre y para siempre, que nos transmite emociones y misterios con su cuerpo y su cabello agitando el aire y la intención. (Más abajo, más sobre Candela, video del baile y comentarios).

COMENTARIOS

JAIME

Está todo a media luz en uno de esos cuartitos donde sucede la actividad artística en el Buenos Aires nocturno. Atrás de todo hay una ventana que nos recuerda que ese lugar no fue concebido para la contemplación del arte. Arriba de la ventana se lee “Alma Oriental” con letras doradas. Está adornada con telas suaves de tejidos finos, completamente exóticas y anacrónicas para ese ambiente de antro que se genera de golpe.

De pronto, suena el bandoneón y desde la oscuridad aparece, como el humo de un cigarrillo bajo el farol, ella: la bailarina.

Sus movimientos hacen temblar las baldosas de ese antro lleno de almas de moral distraída y yo escucho el rezongo de mi pasado, ese pasado torbellínico y lleno de fantasmas.

Cuando estoy a punto de sumergirme nuevamente en el pozo oscuro de mis penas, aparece la mano de ella, que se sumerge como un pez de luz en medio de la noche. De pronto, su cuerpo es tan enigmático y seductor como un paisaje lleno de dunas. Acento en las caderas, acento en la cabeza, el pelo vuela con violencia y cae con suavidad sobre un rostro. Noto que sus labios dibujan una sonrisa. Una sonrisa, un animal extinto en los rostros mestizos.

A través de la ventana se ven siluetas de personas caminando… totalmente a destiempo, desatinado. Luego los flashes de las cámaras y los vítores de algunas personas me vuelven a la realidad, al vaso de vino y los arrabales del alma.

Afortunadamente, la bailarina gira con sus brazos extendidos y el mundo vuelve a acoplarse a su respiración. Ella baila para ella, para iluminar su noche, pero aquí estamos nosotros, embebidos en la atmosfera íntima y misteriosa.

Termina la música y ella queda inmóvil. Todo queda inmóvil. Cierro los ojos y respiro. Todavía hay esperanza.

De improviso escucho entre el murmullo que la bailarina se llama Candela. ¡Claro! Estaba destinada a ser fuego e iluminar.

SOLEDAD

Expresarse a partir de la fusión de danzas tan opuestas como distantes territorialmente parece algo complejo sin embargo Candela  conjugo la oscuridad del tango y la complejidad de las danzas árabes en el acto innato de bailar desde el alma. Candela contó una historia con su cuerpo e hipnotizó la atención con el fuego de su nombre.

ROXANA

Ella elige bailar. Baila porque la hace feliz, baila porque la apasiona. Baila para sonreír y también baila por todos aquellos que no pueden hacerlo, para los tímidos que no se animan. Ella intenta transmitir su emoción a través del suave desliz de sus piernas sobre el escenario. Necesita demostrar su alegría con el movimiento de sus brazos, de todo su cuerpo. Del otro lado el público aplaude anunciando cómo le gusta, cómo lo disfruta. Ella sonríe aún más sabiendo que lo logró. Ella se sigue moviendo. Ella elige seguir bailando.

DANIELA

Me despertó una variedad de sentimientos relajación, drama, oscuridad, alegría, melancolía, festividad. Me gusto mucho la fusión entre el tango y la danza árabe, y cómo Candela manifestó las distintas emociones  con su baile.

MICHAEL

Bailar nos ayuda a conectar con uno mismo. Al bailar se despiertan emociones y fantasías a través del movimiento, lo que facilita la expresión de  sensaciones, emociones, sentimientos y estados de ánimo de forma natural , el árabe uno de muchos.

MILAGROS

Mientras Candela danzaba, me pasó que recordé las clases de tango en la escuela, cómo bailábamos con mis compañeros y nos gustaba aprender ese género, también viajé a aquel paseo por Buenos Aires y me cautivó una pareja bailando tango en plena calle. También rememoré las tardes de clase de árabe con mis amigas en  el barrio. Me encanta la fusión de bachata y árabe,   bachata más reggaetón o bachata más tango en si me gusta eso que está muy de moda ahora las fusiones de géneros musicales.

FAUSTO

“¿Tango y baile árabe? Eso es imposible, no tienen nada que ver, que mal debe quedar”,  dicen mis compañeros de clase. Eso hasta que les mostré el vídeo de Candela. Parecía que se le salían los ojos de sus órbitas de tan maravillados que estaban. Se nota en sus ojos como en su cuerpo el amor, la pasión y la dedicación a el baile y como logra sincronizar la música con su cuerpo es algo inigualable de ver.

&&&&RECUADRO&&&&

CANDELA GUTIÉRREZ (MORÓN 1985)

Además de  bailarina y actriz, Cande es docente y creó el Método FustangArab, que se fundamenta en la combinación de técnicas de tango con otras de Danza Movimiento Terapia, junto a técnicas del bellydance (danza oriental); con el fin de investigar e integrarlas innovando con la fusión, buscando puntos de encuentro tanto desde lo musical como  desde lo corporal. Es profesora de “Danzas Árabes con Especialización en la Cultura del Cercano Oriente Antiguo”, egresada del Estudio Sahar dirigido por Marina Barrionuevo. Realizó la “Formación en Danza Movimiento Terapia” en la escuela Danzacuerpo dirigido por la discípula de María Fux, Graciela Vella, “Formación en Tango danza”, Escuela Municipal “José Neglia” en CETBA (Universidad del Tango, sistema Dinzel). Luego efectuó la “Especialización en Tango-terapia” en la Fundación de Tango Argentino. Es Diplomada en Políticas Culturales egresada de la UBA y miembro de del Consejo International de Danza) de la Unesco. Actualmente, Candela es titular de la comisión de Cultura de la Coope Esquina Libertad.

Dejar una respuesta