Casilda, Santa Fe, y la represión policial  a ecologistas

(Por Células Ecologistas en Acción)En el Parque Sarmiento de Casilda, Provincia de Santa Fe, recientemente, la policía provincial participó de una violenta represión a manifestantes que reclamaban pacíficamente por el cese de la tala de árboles en dicho parque. Golpes, arrastramientos, amenazas, hostigamientos, detenciones. La represión se repitió varios días de la siguiente semana: esta; la que está transcurriendo.

Lxs manifestantes solo reclaman, con la racionalidad de su lado, que la obra proyectada por el Estado podría tranquilamente construirse en otro lado, de los muchos disponibles en Casilda; sin árboles y sin uso. Que en este contexto de calentamiento global, la presencia de arboles en el égido urbano es fundamental. Que según la OMS, para una nutricia y saludable respiración, se precisa un árbol por cada tres habitantes urbanos. Argumentan también, que el parque es el único espacio verde de la ciudad, y además de brindar servicios ecosistémicos pues por ahi circula un arroyo que lo convierte en humedal, el parque y su arbolado son cobijo de múltiples expresiones sociales, culturales y deportivas, asi como de diversa flora y fauna.

La POLICÍA, como era de esperar, no escuchó argumentos. Solo obedeció órdenes. Y las órdenes fueron claras: garantizar la tala de más de una veintena de árboles añejos a como de lugar.

Asi también las policias de nuestro país, entre otros tantos ejemplos ecocidas, garantizaron desmontes de millones de hectáreas. Custodia y ampara a quienes queman humedales. Desalojan comunidades originarias. Reprimen manifestaciones obreras. Le pegan a otres tantos pacíficos vecines ambientalistas, como es el caso de Andalgalá.

Si. Como se lee. La POLICÍA. La misma. La que supuestamente debe cuidarte.

Aunque en realidad no, porque parece estar para lo otro ¿Será que el resto es fantochada? Seguro que más eficiente es dar palo al pueblo. Porque el “delito” no para de crecer. Entre ellxs mismos incluso.

Esto es, ya, por muchos sabido. Sin embargo, la pregunta incómoda, persistente, es la de siempre:

¿hasta cuándo vamos a permitir esto?! Los árboles son vida. Aire, oxígeno, sombra. Colaboran con la absorción de las copiosas lluvias. Albergan fauna.

La policía dice estar para cuidarnos, y cuando no están involucrados en algún hecho mafioso o narco, nos están reprimiendo a ecologistas u obrerxs.

¿Hasta cuándo?!!

Así como la rodilla de un agente policial en Miniapolis, EEUU, mató por asfixia al afro-estadounidense George Floyd, hace dos años, tras ser presionada la nunca de él contra el pavimento, con fuerza y demasiado tiempo, desoyendo incluso las súplicas de la víctima para que se detuviera (siendo completamente inocente). Asi como eso. Es como la policía de Santa Fé, bajo el mando de Omar Perotti busca también asfixiarnos. Avalando la tala de árboles que nos dan aire respirable, o rompiendonos las costillas de algún activista en alguna comisaría. O coqueteando con las mega factorías de producción de carne de cerdo. O entregando los bajos submeridionales de Santa Fe a la SOJA y/o la GANADERÍA.

¡Basta! ¡Fuera la policía ecocida de Casilda!  Fuera todas las fuerzas represivas del estado!

Viva la lucha de le vecines en defensa de los árboles! En defensa de los territorios!

Basta de ASFIXIA POLICIAL.

No hay planeta B. Organizate y lucha. ¡Por la ofensiva ecosocial!

————————————–

Células Ecologistas en Acción

Dejar una respuesta