DESDE LAS DIANAS EN CSI NOS HACEMOS ECO DE LAS VOCES DE LAS PRESAS DE LA CÁRCEL DE MUJERES DEL BUEN PASTOR DE PARAGUAY.

“No somos enemigas, somos amigas”

Creemos firmemente que la igualdad con justicia para promover la diversidad, la tolerancia y el respeto entre nosotras para una coexistencia pacífica es primordial. Nosotras somos madres, desde nuestra prisión nos esforzamos a no romper el vínculo con nuestros hijos y nuestra familia. No nos habituamos a las riñas, peleas de supuestos clanes. Nosotras nos miramos en los rostros como mujeres y practicamos la empatía y la solidaridad en nuestras celdas, pabellones y pasillos por donde a diario nos cruzamos. Repudiamos y rechazamos la campaña sucia orquestada contra las mujeres privadas de libertad del Buen Pastor, que pretende instalar la división y supuestas disputas y riñas de clanes. La gran mayoría somos madres cabeza de hogar, madres solteras de origen humilde que a pesar de nuestra condición de privadas de libertad nuestro mayor anhelo y esfuerzo es seguir trabajando y ayudando a nuestros hijos aún desde prisión.

No aceptamos y repudiamos la instrumentalización y manipulación  de algunas compañeras que inducidas a ejecutar órdenes de no sabemos quién,  para atropellar pabellones despedazar a sus supuestas enemigas busca instalar las disputas y enfrentamientos entre mujeres que nos reconocemos como amigas y hermanas.  No somos enemigas, somos amigas, compañeras de infortunio. Nos une nuestra condición de mujeres privadas de libertad  que sufrimos la discriminación y la pobreza.

La forma de solucionar nuestras diferencias es mirando nuestras caras y  dialogando entre nosotras porque somos amigas y hermanas.

Cárcel de Mujeres Casa del Buen Pastor Asunción Paraguay

(Envío de Las Dianas en Convocatoria Segunda Independencia)